Menu
Porqué la innovación debe estar en el centro de la educación.

Porqu…

Colegio Los Reyes de Quilpuè,se impone en etapa regional de “Futbolito Ideal 2024” y avanza a la final nacional

Coleg…

Prev Next

    

                                                                                        

 

A+ A A-

 

En el marco de la semana del riñón:

• Según cifras al 31 de agosto de 2023, en Chile hay más de 25.000 personas que reciben

diálisis, por lo que cerca del 23% del presupuesto GES se destina a financiar el tratamiento de
quienes viven con enfermedad renal crónica (ERC) avanzada.
• En 2022 fallecieron más de 2.500 pacientes con ERC, principalmente por enfermedades
cardíacas. Para la Dra. Tamara Bórquez, vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Nefrología y
de la Fundación Pro Salud Renal, “es importante destacar que la ERC está íntimamente
relacionada con la enfermedad cardiovascular, ya que aumenta su morbimortalidad, asociada
a otros factores de riesgo cardiovasculares o no, esto incluso en etapas tempranas de la
enfermedad renal crónica”.

Actualmente, se estima que más de 850 millones de personas en el mundo son pacientes con
Enfermedad Renal Crónica (ERC) y hoy en día esta patología se sitúa como la octava causa de
muerte y, de no tratarse adecuadamente, en 2040 se podría transformar en la quinta 1 .
En nuestro país, la “XLIII Cuenta de Hemodiálisis Crónica en Chile”, de la Sociedad Chilena de
Nefrología (Sochinefro), reveló que al 31 de agosto de 2023 había 25.158 pacientes con
hemodiálisis en Chile en 271 centros en 113 ciudades.
Bajo este contexto, este jueves se conmemoró el Día Mundial del Riñón bajo el llamado a la
acción de “Salud renal para todos”. Esta campaña, organizada por la Sociedad Internacional de
Nefrología y la Federación Internacional de Fundaciones Renales, busca relevar la necesidad
urgente de actuar para prevenir y tratar las enfermedades asociadas a los riñones. En Chile, las
acciones son lideradas por Sociedad Chilena de Nefrología, para sensibilizar y crear conciencia
social sobre la importancia del cuidado de los riñones, a través de la promoción de hábitos de
vida saludables.
Según la Dra. Tamara Bórquez, vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Nefrología y de la
Fundación Pro Salud Renal en Chile, la Enfermedad Renal Crónica (ERC) es parte de las
patologías priorizadas en el Régimen de Garantías Explícitas en Salud (AUGE-GES) y considera
las tres alternativas terapéuticas: trasplante renal, hemodiálisis (HD) y diálisis peritoneal (DP).
Más del 20% del presupuesto GES se destina a financiar el tratamiento de personas con
enfermedad renal crónica avanzada.
La mayoría de los pacientes en hemodiálisis se encuentran en la Región Metropolitana (9.151),
Región de Valparaíso (2.505) y la Región del Bio-Bio (2.462). El 56,7% de éstos son hombres,
mientras que el 43,3% corresponde a mujeres. La mayoría tiene entre 61 y 70 años (17,3% de
los hombres y 12,5% de mujeres). En cuanto a la mortalidad, al 31 de agosto de 2023 alcanzó
los 2.664 pacientes, principalmente por enfermedades cardiacas (38%). El 64,2% de los
pacientes en diálisis corresponde a Enfermedad Renal Diabética (ERD), Nefroesclerosis y
Glomerulonefritis Crónica. De los pacientes incidentes un 48,1% correspondería a ERD.
Según la “Estrategia Nacional de Salud para los Objetivos Sanitarios al 2030”, “la prevalencia
de ERC etapas 3a a 5 aumentó de 2,5 a 3,2% en personas de 18 años y más, considerando las
Encuestas Nacionales de Salud (ENS) 2009-10 y 2016-17”. Asimismo, se estima que en las

personas de 40 años o más con ERC etapas 3a a 5, el 86,2% de esta población tiene
hipertensión arterial y el 31,2% diabetes mellitus.
La certeza que existe respecto de la población con las últimas enfermedades crónicas
mencionadas radica en la pesquisa temprana que se hace gracias a exámenes preventivos de
salud GES, a diferencia de la enfermedad renal crónica. El examen de creatinina en sangre no
se considera parte de estos exámenes preventivos, por lo tanto, no existe exactitud de la
población que tiene ERC en sus etapas tempranas.
La diabetes mellitus tipo 2 (DM2), la insuficiencia cardiaca y la enfermedad renal crónica (ERC)
son patologías que van en aumento y representan serios problemas de salud pública en Chile y
en el mundo. Se estima que la prevalencia de DM2 en el país es de 12,3% en mayores de 15
años; mientras que la prevalencia de ERC oscila entre un 6-7% en adultos; y la de la
insuficiencia cardiaca se ubica alrededor del 3% en el mismo grupo etario. Además, todas estas
enfermedades se asocian a un aumento en la morbimortalidad cardiovascular.
En consecuencia, para mejorar los resultados de salud de los pacientes y con el objetivo de
entregar recomendaciones basadas en la mejor evidencia actual disponible, la Fundación Pro
Salud Renal convocó a representantes de las sociedades chilenas de cardiología; medicina
familiar; diabetes y nefrología, para la elaboración de un documento de consenso sobre la
utilización de nuevas estrategias terapéuticas que han demostrado no solo reducir la glucemia,
sino que también prevenir y tratar las complicaciones cardio renales.
“Como especialistas de la salud nos alegra que la ciencia y tecnología nos ayuden cada día más
a enfrentar las patologías crónicas con más impacto en nuestra población. Por ello, hemos
trabajado de la mano de varias sociedades médicas, para entregar con evidencia científica de
calidad, la recomendación de utilización de estas nuevas herramientas en Chile”, explicó el
doctor Eduardo Lorca, presidente de la Fundación Pro Salud Renal y coordinador del consenso.
“Nuestra prioridad son las personas y su bienestar, por ello, realizamos este trabajo
metodológico que considera el balance entre beneficios y riesgos, valores y preferencias de los
pacientes, y costos asociados a las intervenciones”, afirmó la doctora Bórquez.
Asimismo, el Dr. Lorca aseguró que este documento fue entregado al Ministerio de Salud a
inicios de este año y que “las sociedades médicas participantes esperamos obtener una
respuesta respecto de la aplicación de nuestras recomendaciones en el futuro cercano en los
pacientes que lo necesitan”.