Menu
Usach e INDAP firman convenio para fortalecer el trabajo de productoras y productores agrícolas.

Usach…

Villa Alemana implementa plan de mejoramiento comunal con inversión de más de 800 millones de pesos.

Villa…

Prev Next

    

                                                                                        

 

 

A+ A A-

Cómo prevenir el cáncer de tiroides con una alimentación adecuada.

 

En este Día Internacional de la Tiroides, es vital recordar la importancia del yodo y de una dieta
equilibrada para la salud tiroidea y la prevención de trastornos asociados. Samuel Durán, director
del Magíster en Nutrición en Salud Pública de la Universidad San Sebastián, explica cómo mejorar
los hábitos alimenticios puede contribuir significativamente a reducir el riesgo de enfermedades
tiroideas y mejorar la salud pública en general.

El cáncer de tiroides (CT) es el cáncer más común del sistema endocrino, y su incidencia ha
aumentado significativamente en varias partes del mundo durante los últimos 30 años. En Chile,
se ha estimado la incidencia de cáncer de tiroides en 2 casos por cada 100.000 habitantes, y 5,3 en
el caso de las mujeres. En Estados Unidos, es el quinto tipo de cáncer más común en mujeres. De
hecho, las mujeres tienen tres veces más riesgo de desarrollar cáncer de tiroides que los
hombres, especialmente durante la edad reproductiva.
“La mayoría de los estudios indican que un mayor peso corporal y una mayor grasa corporal
incrementan el riesgo de cáncer de tiroides. Con respecto a los factores dietéticos, algunos
estudios han encontrado que el consumo de pescados y mariscos, alimentos ricos en yodo, puede
reducir el riesgo de cáncer de tiroides”, explica Samuel Durán, director del Magíster en Nutrición
en Salud Pública de la Universidad San Sebastián.
De acuerdo con diversos estudios, el consumo de otros tipos de vegetales parece tener un efecto
protector. Entre ellos se incluyen zanahoria, espinaca, pimentón, tomate, ajo, cebolla, lechuga,
pepino, calabaza y berenjena. Estos vegetales son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes
que contribuyen a la salud general y pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de
tiroides.
Además, el doctor en nutrición Samuel Durán indica que asegurar una dieta balanceada y rica en
yodo es fundamental para el funcionamiento adecuado de la tiroides. “El yodo es un elemento
esencial para el funcionamiento normal de la hormona tiroidea, ya que regula la producción de
tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Tanto una ingesta insuficiente como excesiva de yodo pueden
causar trastornos en la función tiroidea, lo que resalta la importancia de un consumo equilibrado”,
expresó el académico de la facultad de Ciencias para el Cuidado de la Salud.
Obesidad y cáncer de tiroides
Durán explica que en Chile contamos con varios factores dietéticos adversos para la prevención
del cáncer de tiroides. “La prevalencia de obesidad es alta, especialmente entre las mujeres, con
un 38,4% de ellas clasificadas como obesas o con obesidad mórbida. Además, el consumo de
pescado es bajo; menos del 10% de la población chilena alcanza la recomendación de comer
pescado al menos dos veces por semana. De manera similar, el consumo de vegetales es
insuficiente, con pocas personas alcanzando las tres porciones diarias recomendadas”, apunta.
Asimismo, enfatiza la importancia de mejorar estos hábitos alimentarios: "Es fundamental
incrementar el consumo de vegetales, y asegurar una ingesta adecuada de alimentos ricos en

yodo. Para las personas que siguen dietas vegetarianas o veganas, es crucial consumir sal yodada
para evitar deficiencias, ya que el yodo se encuentra en alimentos de origen animal, ya que
muchas veces se opta por sales artesanales que no contienen yodo".
En este Día Internacional de la Tiroides, el llamado del docente de la USS es a tomar conciencia de
la importancia de una nutrición adecuada para la salud tiroidea y trabajar juntos para reducir los
factores de riesgo asociados al cáncer de tiroides.

La dieta DASH y su Impacto en la salud cardiovascular y la presión arterial.

 

En el Día Internacional de la Hipertensión, que se celebra este 17 de mayo, docentes de
la Universidad San Sebastián entregan recomendaciones fundamentales para el control
de esta enfermedad, resaltando el papel crucial de la dieta DASH y el aumento de potasio
en la alimentación para promover la salud cardiovascular y el control de la presión arterial.

Según datos de la Encuesta Nacional de Salud, aproximadamente el 27,6% de la
población chilena, equivalente a cerca de 5 millones de personas, padece de hipertensión,
una condición que conlleva un aumento persistente de la presión arterial y un alto riesgo
de enfermedad cardiovascular y renal. Ante este panorama, la importancia de abordar
esta condición desde una perspectiva nutricional cobra relevancia.
"Hemos concentrado gran parte del esfuerzo en la disminución del sodio para prevenir
esta enfermedad. Sin embargo, nos estamos olvidando de la importancia que tiene el
potasio en nuestra dieta", expresó Jessica Fuentes, directora del Diplomado de Nutrición
Clínica del adulto de la Universidad San Sebastián.
Diversas investigaciones han revelado hallazgos significativos sobre el papel del potasio
en la salud cardiovascular y la presión arterial. El aumento del consumo de potasio se
asocia con una disminución tanto en la presión arterial sistólica como diastólica,
especialmente en personas con hipertensión arterial, según diversos estudios.
Consuelo Díaz, docente del Magíster en Nutrición y Salud Pública de la USS, destaca que
"los efectos beneficiosos en la salud pública del aumento de la ingesta de potasio serían
considerables, dado que el aumento de la presión arterial constituye el principal factor de
riesgo mundial de mortalidad, pues está implicado en el 13% de todas las muertes."
Es fundamental considerar que el beneficio del potasio no se extiende a personas con
enfermedad renal crónica, para quienes el aumento en la ingesta de potasio no está
indicado y podría resultar contraproducente. Sin embargo, un mayor consumo de potasio
está vinculado a una reducción en la incidencia de accidente cerebrovascular (ictus),
subrayando aún más la importancia de este mineral en la salud cardiovascular.
La Dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension) emerge como una estrategia
dietética efectiva para el control de la hipertensión arterial. Esta dieta, centrada en el
consumo de alimentos ricos en potasio y baja en sodio, prioriza alimentos como
legumbres, cereales integrales, frutos secos, frutas y verduras, mientras que limita el
consumo de alimentos ultraprocesados y altos en sodio, como embutidos y conservas.
"Es crucial tener en cuenta que la dieta occidental, caracterizada por su alto contenido en
sodio y bajo en potasio debido al consumo predominante de alimentos ultraprocesados,
puede contrarrestar los efectos beneficiosos del potasio en la presión arterial. Los
alimentos ricos en potasio, como frutas, verduras, legumbres y alimentos integrales, son
esenciales para mantener un equilibrio óptimo en la ingesta de este mineral", explica
Consuelo Díaz.
En opinión de la nutricionista Jessica Fuentes, "una estrategia para incentivar un mayor
consumo de este mineral podría ser incorporar en el etiquetado nutricional un sello verde

que alerte positivamente a la población sobre los alimentos ricos en potasio y sus
beneficios para la salud cardiovascular."
La inclusión del potasio en el etiquetado nutricional de alimentos podría ser una
herramienta efectiva para promover hábitos alimenticios más saludables y prevenir
enfermedades cardiovasculares.

¿Por qué es tan costoso el Elevidys?, tratamiento que requiere el menor Tomás Ross.

 

El pequeño padece Distrofia Muscular de Duchenne y su madre necesita reunir cerca de 3 mil 500 millones de pesos para obtener el medicamento. El académico de la Usach, Dr. Leonel Rojo, explica las razones del alto costo de este tratamiento.

 “Le costaba subir escaleras en la casa. Desde ahí todo fue muy rápido, lo vio el médico indicado, un traumatólogo infantil en Ancud (Matías Alarcón) y se dio cuenta enseguida lo que tenía, así que le pidió inmediatamente los exámenes para confirmar el diagnóstico”.

 Quien habla es Camila Gómez, madre de Tomás Ross Gómez, un niño de 5 años que hoy vive junto a su familia en la isla de Chiloé. En 2022 se percató que su hijo tenía problemas de movilidad que llamaron su atención. Por lo mismo, decidió llevarlo a un médico que rápidamente dio con una enfermedad que después se ratificaría con un examen genético realizado en Estados Unidos en marzo de 2023: una distrofia muscular de Duchenne, un nombre del que poco se sabe y se escucha.

 Según la página de la US. Food & Drug (conocida por las siglas FDA), esa dolencia corresponde a “una afección genética poco frecuente y grave que empeora a lo largo del tiempo y provoca debilidad y desgaste de los músculos del cuerpo. La enfermedad se presenta debido a un gen defectuoso que resulta en la ausencia de distrofina, una proteína que ayuda a mantener intactas las células musculares”.

 Como hace poco la FDA aprobó un medicamento en los Estados Unidos que permite el tratamiento de esta enfermedad, Camila decidió emprender una cruzada para poder conseguirlo, pese a que eso signifique reunir cerca de 3 mil 500 millones, el valor que hoy tiene el tratamiento llamado Elevidys.

 “Se trata de un virus sintético que se ha diseñado para incorporar el gen de la micro-distrofina que es una proteína que está disminuida en los pacientes con distrofia muscular de Duchenne, no en todos, sino que en algunos y en este caso, para este medicamento en particular, en edades tempranas, entre los cuatro y cinco años”, explica Leonel Rojo, doctor en Farmacología y académico de la Facultad de Química y Biología de la Usach.

 “Lo que hace el Elevidys es, a través de una estrategia viral, incorporar en el ADN un gen faltante. Hablamos de una proteína que no existe o que está en muy disminuida en los pacientes con distrofia muscular”, señala el doctor en Farmacología.

 Sobre su precio, tres mil quinientos millones de pesos, Rojo indica que fabricar este tipo de virus es una práctica que se hace masivamente, pero que no es barata . “Esto requiere de laboratorios GMP que es abreviación para Buenas Prácticas de Manufactura. En el fondo, se garantiza que el medicamento se puede inyectar en un ser humano sin riesgos de contaminación o de mala fabricación. Si se junta el costo de fabricar un virus con el valor asociado a un GMP, siempre el precio final será muy alto”, añade el académico.

 Rojo recalca que el costo de esta terapia es cara porque, además, “recién está en etapa de investigación”, por lo que no está disponible “para todo el mundo”. “El costo se calcula en base a pequeñas cantidades, dosis prácticamente individuales destinadas a pacientes que están siendo estudiados”.

 Y en lo que respecta al pequeño Tomás, el docente de la Usach explica que “vale la pena hacer el intento de aplicación del medicamento”, esto considerando que el paciente cumple varios requisitos (por ejemplo, la edad). Eso sí, recalca que en ningún caso esto provocará la cura para la enfermedad. “Además, no es una garantía de que la dolencia vaya a mejorar en sus síntomas”.

Experto en Salud: “En la práctica, los que van a pagar la deuda son los mismos afiliados”.

 

David Debrott, académico en Economía de la Salud y magíster en Salud Pública de la Universidad de Santiago, explicó cómo afectará la ley corta de Isapres a los afiliados del sistema de salud privada.

 La Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó por 122 votos a favor, 14 en contra y 10 abstenciones el informe de la comisión mixta sobre la ley corta de Isapres, por lo que la norma quedó en condiciones de ser remitida al Presidente Gabriel Boric para su promulgación y convertirse en Ley de la República.

Entre lo aprobado, destaca la indicación del Gobierno que establece que las aseguradoras puedan pagar la deuda a los afiliados, por lo cobrado en exceso al aplicar tablas de factores diferentes, en un plazo de 13 años y no 10 años como se proponía en un principio.

David Debrott, académico en Economía de la Salud y magíster en Salud Pública de la Universidad de Santiago, explicó en Diario Usach qué significa esta resolución para los afiliados del sistema de salud privada.

El experto indicó que “una cosa es el fallo y otra cosa es la ley. Si uno establece como parámetro de evaluación el fallo de la corte, creo que los afiliados pierden con esta ley, evidentemente, porque van a tener un menor monto de la deuda que se les va a devolver”.

Un punto interesante que dejó el acuerdo es la disposición que habilita a las isapres a adecuar los precios de sus planes base sin un mecanismo de contención dentro del Indicador de Costos de la Salud (ICSA, el "IPC" de la salud), en los próximos tres reajustes anuales: es decir, las alzas podrán ser mayores a las acostumbradas hasta el 2027, a fin de dar a las isapres una herramienta que les permita equilibrarse financieramente.

Sobre este punto también se refirió Debrott, quien indicó que “se autorizaron una serie de alzas de precio que van a ser finalmente las que van a permitir que las isapres paguen la deuda. En la práctica, los que van a pagar la deuda son los mismos afiliados”.

Dos mecanismos

El académico en Economía de la Salud y magíster en Salud Pública de la Universidad de Santiago planteó que lo aprobado en el Congreso permitirá reducir la deuda a las aseguradoras.

“Hay dos mecanismos clarísimos que hace que la deuda disminuya. La primera es que se les permite a las isapres ofrecerles a los afiliados, de manera voluntaria, que se les adelanta el pago. Y si es por adelantado, se puede aplicar un descuento sobre el monto de la deuda”.

Agregó que “entonces sobre ese fallo, dicen bueno como ustedes tienen 13 años para devolver, si es que devuelven por adelantado, pueden hacer un descuento y eso significa un descuento que puede llegar a un 30%”.

Respecto al cumplimiento de la sentencia, el Congreso aprobó la adecuación de los planes de la nueva tabla de factores, que debe ocurrir simultáneamente con el ajuste de los planes vigentes al 7%.

Pero David Debrott este ajuste de los planes permite reducir los costos a las aseguradoras. “Hay otro mecanismo que hace reducir la deuda, que es que ningún plan puede tener un precio por debajo del 7% de la cotización obligatoria. Cuando eso se discutió en la comisión de salud eso era solamente para los nuevos planes que se contrataran una vez que saliera la ley. Después el Gobierno cambió la interpretación y dijo que eso se iba a aplicar hacia atrás. Entonces se estableció que por una vez y en forma extraordinaria se van a adecuar los planes para que ninguna quede por debajo del 7%. Por lo tanto, esa parte de la deuda que había que devolver tampoco se hará”.

El experto señaló que “es absurdo la consideración de que es una victoria, se está cambiando el monto de la deuda (…) la interpretación que siempre he hecho, que lo plantee en el congreso, es que es una ley inconstitucional y es ilegal, para que eso se traduzca en una medida concreta, alguien tiene que llevarlo al tribunal constitucional y al parecer nadie lo quiere hacer”.

Sobre si el afiliado recibirá su dinero, si es que se cambió de isapre a fonasa, el experto aseguró que “sí, esa persona va a recibir la devolución que se haga”.

Puntos clave de la ley corta de isapres:

Se definió que el cálculo de las devoluciones no debe considerar los montos ya restituidos mediante el régimen de excedentes, mientras que el alza extraordinaria se materializará mediante una prima extraordinaria que considerará los costos operacionales, costos no operacionales y medidas de contención de costos.

El techo de la prima será un 10% de los contratos a julio de 2023.

En tanto, los mayores de 65 años tendrán un pago preferente (en 5 años), y los mayores de 80 años (en 2 años).

Entre las disposiciones están las sanciones a las isapres por retiro de utilidades mientras se ejecuta el plan de pago, reajuste de la prima de las Garantías Explícitas en Salud (GES), entre otras.

 

En Día Mundial del Lupus, pacientes y especialistas coinciden en el difícil camino al diagnóstico.

 

Nueve de cada 10 pacientes son mujeres.

La doctora Annelise Goecke, reumatóloga y presidenta de la Sociedad Médica de Santiago, explica que “un paciente puede demorar meses y otros, incluso años en tener un diagnóstico”.
Para Gonzalo Tobar, vocero de la Agrupación Lupus Chile “es una enfermedad de la cual se puede sobrevivir, hoy tenemos una realidad sumamente distinta a lo que era antes”.
Cada 10 de mayo se conmemora el Día Mundial del Lupus, enfermedad que se estima está presente en al menos cinco millones de personas en el mundo, la mayoría desarrolla la enfermedad entre los 15 y los 44 años, y quienes la tienen son en un 90% mujeres.

Una realidad compleja a nivel mundial y también en Chile. “Existe un catastro de confirmación diagnostica de esta patología, superior a los veinte mil pacientes”, afirma Gonzalo Tobar, vocero de la Fundación Lupus Chile, quien además es hermano de una paciente con la enfermedad.

El lupus es una enfermedad crónica y compleja que se clasifica como una patología autoinmune. Esto significa que el sistema inmunológico del cuerpo, que normalmente protege contra infecciones y enfermedades, ataca por error los tejidos sanos del cuerpo.

Respecto de la mayor prevalencia de la patología en las mujeres, la doctora Annelise Goecke, reumatóloga y presidenta de la Sociedad Médica Santiago, explica que en Chile, “de cada 10 pacientes, nueve son mujeres. La razón no es tan clara, pero se sabe que las hormonas juegan un rol, los estrógenos favorecen al desarrollo del lupus”.

En ese sentido, la especialista plantea que “la mayoría de los pacientes con lupus suelen tener un camino bastante largo para el diagnóstico y es difícil porque los síntomas son inespecíficos y variados. Los que pueden ser, por ejemplo, caída de pelo o ronchas en la piel”.

Gonzalo Tobar coincide con la especialista en que “cuesta mucho el diagnóstico porque no hay una prueba que de un positivo o negativo”. Agrega: es difícil para los pacientes tener síntomas y no conocer la causa real de aquello que está provocándolo. “Vas por la vida enfermo, pero cuando la gente te pregunta qué tienes, tú dices no sé”.

“Un paciente puede demorar meses y otros, incluso años en tener un diagnóstico”, complementa la Dra. Goecke.

Para la Fundación Lupus de América la patología puede ser difícil de diagnosticar porque sus signos y síntomas generalmente son similares a los de otras enfermedades. Además, también pueden ser poco claros, pueden aparecer y desaparecer, y pueden cambiar. Según sus datos, en promedio se tarda casi seis años en diagnosticar a las personas con lupus, desde el momento en que notan por primera vez los síntomas de la enfermedad.

Importancia del control médico

Actualmente, esta patología cuenta con coberturas de tratamiento para los pacientes, ya que se encuentra en el GES (garantías explicitas en salud) y está incluida en la Ley Ricarte Soto.

“Nuestro sistema mejoró muchísimo con los accesos garantizados, pero uno de los temas en que estamos al debe es en el acceso al médico, porque a veces el paciente tiene que esperar bastante tiempo para tener un control con el médico y si está con síntomas, obviamente, quiere hacer algo para controlarlo”, destaca la especialista.

Agrega que “los medicamentos no son los mismos para todos, yo puedo tener menos cuando la enfermedad está inactiva y más si está activa. Si tengo un lupus severo que me está produciendo inflamación del sistema nervioso central, de los riñones y/o de los pulmones el tratamiento es intenso porque estamos pensando en que podría coproducir la muerte o pérdida de funciones importantes”.

Respecto de las guías para el tratamiento, la facultativa expresa que también son un aspecto importante para el manejo del paciente. “En la reumatología y en el lupus hay cambios que son bastante rápidos en cuanto a la estrategia de manejo y de terapia. Entonces hay que tratar de mantener actualizadas las guías de tratamiento, porque a veces esto se queda atrás y, por lo tanto, no se adapta al conocimiento actual”.

En el día mundial de la patología, Gonzalo Tobar da un mensaje de esperanza para los pacientes, diagnosticados con lupus. “Es una enfermedad de la cual se puede sobrevivir, hoy tenemos una realidad sumamente distinta a lo que era antes, hay una sobrevida cercana a lo normal y las garantías están”, expresa el vocero de Lupus Chile.

La mirada positiva es reafirmada por la doctora Annelise Goecke: “si uno tiene lupus, hay que ser constante, hay que seguir con los controles y si es que se mantiene este control, se logra una vida normal y plena”.