Menu
Usach e INDAP firman convenio para fortalecer el trabajo de productoras y productores agrícolas.

Usach…

Villa Alemana implementa plan de mejoramiento comunal con inversión de más de 800 millones de pesos.

Villa…

Prev Next

    

                                                                                        

 

 

A+ A A-

 

¿Le ha ocurrido que al dormir a mitad del día despierta más cansado o con el “cuerpo
cortado”? En el Día Mundial del Sueño, quisimos averiguar cuál es la duración y horario
perfecto de una siesta para que sea beneficiosa para la salud.
Según explica el Jefe del Centro del Sueño de Clínica Las Condes, Dr. Jorge Jorquera, la
siesta “ayuda para la salud cerebral y el desempeño cognitivo permitiendo restaurar la
energía y mejorar la concentración,” explica el especialista.
Sin embargo, no es llegar y tomar una siesta. El doctor Jorquera explica que “idealmente
debe ser antes de las 16:00 hrs., ya que de lo contrario puede interferir con el sueño
nocturno. Mientras que la duración, lo aconsejable es que sea entre 20 a 30 minutos, pero
nunca más de media hora. El tiempo suficiente para conseguir un sueño ligero,
permitiendo aumentar el estado de alerta sin entrar en un sueño profundo.”
De hecho, la Fundación del Sueño de Estados Unidos e investigaciones realizadas por la
NASA y la Junta de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (NTBS, por sus siglas en
inglés) sugieren que una siesta de 26 minutos puede aumentar un 34% el rendimiento y
un 54% el estado de alerta.

Además, en los últimos años, múltiples estudios han revelado que incorporar períodos
cortos de descanso durante el día contribuye a una vida más larga y saludable. Sobre todo
en la actualidad, donde las estadísticas demuestran que en los últimos 50 años, se ha
perdido el 25% de las horas de sueño producto de malos hábitos, el uso de la luz artificial
en pantallas y el estrés.
“Por eso es importante también tener una buena higiene del sueño. Es decir, hábitos que
no alteren el adecuado descanso para nuestro organismo. Como por ejemplo, establecer
un horario regular nocturno para dormir, no fumar ni beber alcohol al menos 2 horas
antes de dormir, no cenar inmediatamente antes de ir a la cama, evitar las pantallas
cuando estás acostado, crear un ambiente adecuado de oscuridad, silencio y temperatura
y no automedicarse para tratar de dormir mejor,” explica la neuróloga del Centro del
Sueño, Dra. Evelyn Benavides.
De todas formas, ambos especialistas coinciden en que lo ideal es que tu organismo no
requiera de una siesta para estar mejor. Por lo que, si la necesidad de dormir a mitad del
día persiste, lo ideal es consultar un especialista en medicina del sueño ya que puede
deberse a una mala calidad de sueño nocturno u otro trastorno que esté impidiendo el
adecuado descanso.