Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Hogar de Cristo realizará colecta en todo Chile.

 

La fundación creada por el padre Hurtado hace un llamado para que compatriotas a lo largo del país se hagan parte y se sumen a la colecta anual donando a través de las alcancías o siendo voluntario.

En el marco de las actividades del Mes de la Solidaridad y bajo el lema “Hazte parte y ayúdanos a cambiar una historia”, este próximo 9 de agosto, el Hogar de Cristo realizará su segunda Colecta Nacional, que tiene por objetivo ayudar a las más de 25.000 personas que diariamente acoge a través de sus programas sociales y que viven en situación de pobreza y exclusión social.

Pablo Walker, capellán general del Hogar de Cristo señaló: “Hacerse parte es una oportunidad para que saldemos la deuda que como sociedad tenemos con casi dos millones y medio de personas que viven en situación de pobreza. Nuestra invitación es a construir un país donde el bien común y la solidaridad sean premisas centrales, porque superar la pobreza es un acto de justicia y una responsabilidad de todos”.

La Colecta Nacional del Hogar de Cristo contará con más de 4.000 voluntarios a lo largo de todo Chile, quienes desde muy temprano estarán en las calles apoyando la cruzada y recolectando el aporte en dinero de miles de chilenos de corazón generoso.

“En esta gran cruzada todos cuentan y todo cuenta, el llamado del Padre Alberto Hurtado estará representado en cada voluntario con alcancía, quienes recibirán la ayuda para poder acoger a los más vulnerables; jóvenes expulsados del sistema escolar, personas con discapacidad mental, adultos mayores en completo abandono, familias sumergidas en la pobreza por el consumo problemático de alcohol y otras drogas, a los más pobres entre los pobres, que con la ayuda y apoyo de los chilenos solidarios pueden rearmar sus vidas y encontrar nuevas oportunidades” agregó Pablo Walker.

Según Casen 2011, existen en Chile cerca casi 2 millones y medio de personas que viven en situación de pobreza. El Hogar de Cristo y sus fundaciones busca acoger con amor y dignidad a quienes se encuentran entre el 20% más pobre del país, a través de 524 programas sociales de Arica a Magallanes

Diputado Squella valora aprobación del Ministerio del Deporte.

 

El nuevo organismo estatal estará a cargo de las materias referidas a la Política Nacional del Deporte, y estará presente en todas las regiones del país a través de las Secretarías Regionales Ministeriales.

El diputado UDI por la Región de Valparaíso, Arturo Squella, destacó el contundente respaldo de la Cámara de Diputados a las modificaciones del Senado al proyecto que crea el Ministerio del Deporte, iniciativa que de esta manera culminó su tramitación en el Congreso y fue enviada al Ejecutivo para su promulgación como ley.

El parlamentario gremialista destacó el nuevo marco legal que crea un órgano encargado de elaborar y evaluar la Política Nacional del Deporte, celebrando que ya era hora que en Chile existiese un ente de Estado que velara por el desarrollo de la actividad física y deportiva de la población.

Respecto a esta aprobación, el diputado Squella sostuvo que: “Valoramos el apoyo transversal que ha tenido la creación de Ministerio del Deporte. Trabajamos incasablemente en toda su larga tramitación, para sacar adelante algo que ha sido esperado por mucho tiempo, que pondere el Deporte como corresponda, y entregue mayores herramientas y facilidades tanto a deportistas de alto rendimiento, como cualquier ciudadano chileno que quiere practicar actividad física”

Squella agregó que: “Esta es una gran noticia que nos confirma el compromiso de este Gobierno con el deporte, y con su desafío de hacer de Chile, un país de deportistas. Valoro también el hecho que esta discusión no haya sido empañada por colores políticos ni pequeñeces, velando antes que todo por deportistas, ciudadanos y la familia chilena”.

En ese sentido, el parlamentario UDI finalizó sosteniendo que: “Debemos sacarle el máximo de provecho a esta oportunidad, entendiendo que el deporte nos enseña valores, esfuerzo, trabajo en equipo, respeto, además de ser el mejor camino para combatir la droga y la delincuencia".

Parlamentarios Socialistas anuncian voto en contra de Ley Hinzpeter.

Los diputados argumentaron que el proyecto del gobierno no aporta nada nuevo a la legislación vigente y que sólo pretende "criminalizar" al movimiento social.

La Bancada de Diputados Socialistas, anunció su voto contra del proyecto de ley sobre Fortalecimiento del Orden Público, conocido como "Ley Hinzpeter", que comenzó a verse este miércoles en la sala de la Cámara de Diputados y que será votado el próximo martes 6 de Agosto.

En este marco, explicaron “hemos recogido el mandato ciudadano que nos han manifestado a través de miles de firmas que están en contra de esta norma, pues ven en esta ley una forma de criminalizar al movimiento social”.

“Nosotros queremos que se penalice a quienes cometen delitos, pero también queremos asegurar el derecho a manifestarse que tienen los ciudadanos y creemos que esta ley va en contra de este último punto. El proyecto conocido como Ley Hinzpeter-Chadwick, a nuestro juicio, va por un mal camino, porque no aporta nada que no este resuelto en la legislación vigente. Lo que se necesita es mayor eficacia policial y no más represión, por eso vamos a rechazar este proyecto”, dijo Díaz.

Esta opinión fue compartida por el diputado PS Marcelo Schilling, quien afirmó que "para nosotros los socialistas los problemas sociales no se resuelven con métodos policiales”.

“El gobierno no ha podido satisfacer las demandas y aspiraciones sociales y ha optado por el camino de evitar y criminalizar las manifestaciones, poniendo el énfasis en los encapuchados, que por lo demás, no está claro su origen. Por ello, queremos ser tajantes en cuanto a que los socialistas no debemos dar muestras de nada, sobre todo, porque cuando la transición estuvo amenazada por la violencia política, dimos un paso al frente y defendimos el Estado Derecho. Y este es el problema de la derecha, ya que les incomoda tener que garantizar derechos democráticos”, concluyó Schilling.

“La Concertación le ha dado la espalda a los ciudadanos honestos”.

Como un reflejo del amparo de la Concertación al desorden, calificó el diputado UDI por la Región de Valparaíso, Arturo Squella, el rechazo por parte de la Cámara de Diputados, a gran parte de las indicaciones del proyecto que resguarda el orden público.

Dentro de los artículos rechazados a la iniciativa, que fue estudiada por la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia –instancia que integra el parlamentario UDI -, está la que buscaba sancionar a aquellos cometen delitos en forma encapuchada, así como el aumento de a quienes hacen barricadas e impiden el paso de los vehículos de emergencia con motivo de los desórdenes.

Respecto a esto, y señalando que la oposición pareciera “vive en otro mundo”, el diputado UDI por Marga Marga, Arturo Squella, afirmó: “Una vez más la Concertación le ha dado la espalda a los ciudadanos honestos, a los ciudadanos que queremos vivir en un país tranquilo, en donde se respete el orden público y el derecho de todos los ciudadanos”.

Squella agregó que: “Con esta votación la Concertación deja de manifiesto que está amparando el desorden y que no quiere avanzar en un país donde se respeten las instituciones”.

El parlamentario UDI afirmó además que ante esta negativa por parte de la oposición, Chile no estará al nivel de países desarrollados en la materia, como Francia, Italia, Suiza, entre otros.

La Asociación de Funcionarios del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, ANFUCULTURA, declara lo siguiente.

 

Frente al proyecto de ley presentado por el Ejecutivo que crea el Ministerio de Cultura, a la comunidad de Chile, la Asociación de Funcionarios del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, ANFUCULTURA, declara lo siguiente:

1. A diez años de la creación del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, creemos que la institucionalidad cultural en Chile requiere avanzar hacia la creación de un Ministerio de Cultura; que en estricto rigor debería llamarse Ministerio de las Culturas, incorporando y reconociendo bajo esa denominación la profunda y extensa diversidad que existe a lo largo y ancho de nuestro país.

2. Este proyecto resulta insuficiente, y no satisface las necesidades, aspiraciones y definiciones más elementales que Chile requiere, en su camino por el siglo XXI, en materia cultural. Esto lo sustentamos en las siguientes consideraciones:

a) No contó con participación activa y masiva de los actores y protagonistas del quehacer cultural. En particular, el acceso de los trabajadores del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes al proyecto señalado se redujo a un nivel meramente informativo, privando al proyecto de un elemento esencial y vital, fundado en el compromiso individual y conocimiento colectivo que hemos ido aquilatando a partir de nuestra propia experiencia de trabajo, la que sustenta la construcción e implementación de las políticas públicas en cultura.

b) Tampoco recoge ni incorpora un conjunto de conceptos que a nivel internacional existen actualmente en materia cultural. En efecto, no se consagran una serie de declaraciones que en las últimas décadas han provocado la necesidad de los Estados, muchos de éstos cercanos a nuestro país, de otorgar un nuevo marco para la elaboración y desarrollo de políticas públicas fundadas en la perspectiva de derechos culturales para las personas, colectivos, comunidades y países, conceptos tales como: creación, multiculturalidad, memoria, comunidades, derechos culturales, género, pueblos originarios, entre otros.

c) Asimismo, no se contempla la efectiva participación ciudadana en la estructura del Ministerio de Cultura que propone el proyecto, en tanto la composición y atribuciones del órgano encargado de aprobar las políticas culturales en Chile no incluye entre sus miembros, por ejemplo, a representantes de pueblos originarios ni de las regiones del país.

d) Por otra parte, se trata de un proyecto centralista, en tanto no crea las condiciones ni las estructuras necesarias que aseguren un desarrollo cultural efectivo de las distintas comunas y provincias del país.

e) En cuanto a los trabajadores, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes el proyecto no asegura ni derechos ni condiciones laborales que permitan sustentar políticas de Estado a largo plazo; muy por el contrario, consagra una visión reduccionista y empobrecedora del empleo público, la que es inconsistente con las tareas y desafíos que un Ministerio de Cultura debe ofrecer al país.

3. Por la propia naturaleza de este proyecto, no sólo resulta necesario sino que indispensable, el iniciar un proceso de diálogo nacional, profundo y extenso, que pueda alimentar con bases sólidas la creación de un Ministerio de las Culturas. Para ello solicitamos a la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, encabezada por su Presidente el Honorable Sr. Victor Torres Jeldes, propiciar este diálogo, audiencia o consulta pública en las 15 regiones del país, a fin de debatir con la comunidad, las múltiples indicaciones que el proyecto deberá recibir. Para colaborar, organizar y concretar esta solicitud, ponemos a disposición de la Comisión, la estructura nacional con la que cuenta nuestra organización.

Es por todo lo señalado que CONVOCAMOS a toda la comunidad nacional, de Arica a Magallanes, a iniciar un debate ciudadano sobre estas materias; en especial, a las comunidades y redes de creadores, cultores, gestores y trabajadores de la cultura. Estamos convencidos que sólo de esta forma Chile tendrá el Ministerio de las Culturas que requiere.

¡Viva Chile! ¡Vivan sus Culturas!