Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Senador Walker valora intervenci​ón del rio Aconcagua.

Como una medida muy esperada calificó el senador por la V Región Cordillera, Ignacio Walker, el anuncio de intervenir el rio Aconcagua para asegurar así el agua de riego para toda la V Región interior. La decisión se tomó luego del incumplimiento de los acuerdos tomados por los regantes en orden a respetar los usos de agua de toda la cuenca.

“Valoro la intervención del rio Aconcagua, medida que vengo pidiendo desde hace un año junto con que se declare escasez hídrica y emergencia agrícola. Ojalá que esto se lleve a afecto a la brevedad y de esta manera se pueda racionalizar el uso de agua de riego en todo el Aconcagua”, señaló el parlamentario.

Respecto a la decisión tomada por las autoridades, Walker entregó su apoyo al ministro Golborne en orden a tomar todas las medidas que sean necesarias para poder paliar la sequía, que algunos lugares de la región ya es dramática. “Aquí no hay gobierno ni oposición, todas las autoridades de la región debemos sumarnos en buscar todas las medidas que permitan paliar esta catástrofe de la naturaleza”.

Asimismo, el parlamentario explica que la intervención del rio es un proceso lento y que no se resuelve de la noche a la mañana. “Una vez declarada la intervención viene un proceso técnico que puede tomar alrededor de un mes en el cual se asegura la distribución de manera solidaria en las distintas secciones del rio Aconcagua”, agregó.

La intervención se desarrollará mediante la apertura y cierre de las diversas compuertas que hay en la segunda sección del río, provincia de San Felipe. Esta medida comenzará a regir a partir de este sábado 28 de enero de 2011 y tendrá vigencia por el resto de la temporada de riego que concluye a fines de marzo.

Senador Ignacio Walker sobre acuerdo DC-RN."Presidente Piñera.¿que más nesecita para impulsar el cambio biniminal?".

Presidente de la DemocraciaCristiana destacó que 70 a 80% de las fuerzas políticas y todo un país están afavor de una reforma política y aseguró que sus pares de la Concertaciónrespaldaron la propuesta.

Un día después de anunciar unacuerdo con Renovación Nacional en torno a una propuesta para modificar elsistema electoral junto a otras reformas políticas, el Presidente de la DemocraciaCristiana, Senador Ignacio Walker, formuló un llamado al gobierno y a la UDIpara que allanen el camino para este cambio. “Presidente Piñera, ud. desde hacemucho tiempo ha abogado por el cambio del sistema binominal. Ud. Es jefe deEstado, es jefe de gobierno, pero también es líder de la coalición y ud. Ledijo al país, la semana pasada, que si no había acuerdo de las coaliciones, nohabría reforma electoral. Pues bien, Presidente Piñera, ahí está el acuerdo.¿Qué más necesita?”, planteó Walker.

Por ello, dijo, “el país espera ynosotros esperamos que ud. Envíe un proyecto de aquí a marzo para realmenteallanar el camino a un cambio del sistema electoral, en beneficio de un sistemade representación proporcional moderado o corregido que permita dos cosas: unaadecuada representatividad sobre la base de la proporcionalidad, y una adecuadaestabilidad sobre la base de la gobernabilidad”. En este sentido, aseguró que“depende del Presidente tomar esta iniciativa y esperamos que escuche la vozdel 70 u 80% de las fuerzas políticas representadas en el Parlamento que, conuna sola excepción, la UDI, estamos por cambiar el sistema electoral”.

Asimismo, el Presidente de la DCinstó a la UDI a sumarse a este ánimo. “Quiero invitar a la UDI contranquilidad, con serenidad, con espíritu de reflexión, a dejar la calculadorade lado y ver realmente el interés del país y sumarse a esta propuesta para queno quede sola frente a una modificación que Chile está pidiendo”.

El Senador Walker descartó queeste acuerdo con Renovación Nacional implique cambios en el mapa político.“Renovación Nacional ha actuado como partido de gobierno. La DemocraciaCristiana como partido de oposición, de la Concertación de partidos por lademocracia. Que nadie saque conclusiones equivocadas, que nadie se llame aengaño. Esa es precisamente la ventaja de este acuerdo: que una fuerza políticade gobierno y una fuerza política de oposición hemos contribuido a romper elhielo, a tender puentes, a buscar un diálogo que nos permita botar las muletasdel sistema binominal para permitir una adecuada representación en elParlamento, de la ciudadanía en su diversidad. Aquí no hay ningún cambio ennuestra política de alianzas. Lo que aquí hay es un cambio de actitud. Y estoyconvencido que la gente valora este acto republicano que significa salir de lapelea chica, los codazos y zancadillas y hablarle al país de futuro y del tipode democracia que queremos construir”. Sobre las críticas de algunoslegisladores del PS, Walker fue claro en enfatizar que “yo me entiendo con losPresidentes de los partidos de la Concertación y ellos, como tambiénparlamentarios y dirigentes han respaldado esta iniciativa. De este lado,estamos muy claros”.

Requerido sobre un eventualportazo del gobierno a esta iniciativa tras las primeras declaraciones desde LaMoneda, Walker insistió en que “si el 70 u 80 % de las fuerzas políticas no essuficiente argumento, entonces digámoslo derechamente: el gobierno desecha estaposibilidad. Pero yo no quiero pensar que ese sea el camino. Yo le pido algobierno y al Presidente que escuchen la voluntad ciudadana”.

Finalmente, el timonel del PDCaseguró que este acuerdo es fruto de un trabajo serio, que incluso un grupo deparlamentarios del partido presentó a los ministros políticos en septiembrepasado. “Nos pidieron hasta noviembre y hoy estamos en enero y aún no tenemosuna respuesta del gobierno. Este no es un arranque de última hora, ha sido untrabajo cuidadoso, que se ha llevado por la vía de un diálogo institucional yserio. Ahora está en manos del Presidente enviar ese proyecto de aquí a marzo,asumiendo el liderazgo que el país le reclama como jefe de gobierno, como jefede Estado y también como líder de la coalición y la Democracia Cristianasiempre estará disponible para ese gran acuerdo”.

Luis Mayol "el niño símbolo de Los Transgénicos".

La figura de Luis Mayol en el ministerio de agricultura viene a confirmar un modelo que el actual gobierno del presidente Sebastián Piñera pretende consolidar. Luis Mayol es un personaje que desde la sociedad nacional de agricultura y de su rol en la empresa de insumos agrícolas Copeval ha sido coherente con el paradigma productivo que sustenta la actividad agroindustrial, donde el establecimiento de monocultivos, la sobre explotación de recursos naturales finitos, el uso intensivo de agrotóxicos y fertilizantes químicos, el acaparamiento del agua y la negación de las pequeñas economías y la agricultura familiar campesina son pilares fundamentales del negocio.

Frente a este modelo quienes no tienen las capacidades financieras para competir, están obligados a ceder y dejarse absorber por las promesas de prosperidad ancladas al endeudamiento. Cuando la agricultura es un medio más para ampliar mercados de consumo, su rol societario fundamental pierde sentido, porque como todo negocio, se justifica por la rentabilidad y no por su deber ser que es proveer de alimento seguro y saludable a cada ser humano, atendiendo a sus necesidades en pertinencia con las capacidades productivas de cada región para estos fines.

Cuando Mayol desconoce los cientos de Dossier, estudios, análisis y declaraciones de la comunidad científica que alertan sobre las inciertas consecuencias derivadas del consumo de alimentos transgénicos, cuando existe un cúmulo de evidencias que constatan la contaminación de la biodiversidad endémica y que ya ha tenido un impacto negativo en las importaciones de miel Chilena a Europa y en la pérdida progresiva del maíz nativo en México, (a pesar de las advertencias incluso del relator de la ONU en temas alimentarios Oliver de Schutter sobre la necesidad de erradicar del país azteca los cultivos de maíz transgénico), cuando el costo humanitario de la producción de VGM se endosa a las comunidades aledañas a los predios fumigados con agrotóxicos, perpetuando un lastre productivo que deriva en malformaciones congénitas, cáncer y abortos, cuando nueve países de la comunidad Europea establecen medidas restrictivas a los cultivos de maíz MON 810 de Monsanto y nuestros vecinos de Perú optan por la Moratoria a los VGM (a pesar de las presiones de la organización mundial del comercio), cuando a pesar de todos estos antecedentes el actual ministro prefiere oír solo el discurso que tiene en su cabeza, confirmamos que la capacidad de dialogar no es posible cuando los dogmas son más poderosos que las evidencias concretas.

Es cierto que Mayol es un buen funcionario, un personaje capaz de asumir los desafíos y deberes impuestos por las industrias semilleras a nuestro gobierno, porque la soberanía no es tema cuando las leyes de mercado privilegian las relaciones comerciales y el monopolio disfrazado jurídicamente bajo el resquicio de "propiedad intelectual". La multinacional Monsanto ha encontrado en el ministerio de agricultura Chileno un buen nicho para expandir sus falsas promesas obviando claramente su pasado delictivo, genocida y ecocida, el resto de la historia debe ser escrita por cada ciudadano de este país en la responsabilidad que le compete por asegurar un futuro mejor para las próximas generaciones.

Colectivo Ciudadano Tierra Nueva

Propuesta DC-RN:un nuevo regimen politico para Chile.

 

Un nuevo regimen politico para Chile.

 

A) Nuestra realidad y el desafío:

 

1.- A pesar de una transición valorada en el mundo entero, y de los avances sociales y económicos evidentes, es fácilmente constatable que existe una desafección y crítica ciudadana con el sistema, que puede continuar creciendo con una baja de la participación ciudadana y una conflictividad social que puede transformarse en crónica. Dado el nuevo sistema de voto voluntario, existe un riesgo de baja participación, si es que no hay modificaciones sustanciales que convoquen al electorado.

 

2.- La democracia siempre requiere de su perfeccionamiento y profundización. En la lógica de proceso, se necesita un cambio de nuestro régimen político. Ya ha transcurrido casi un cuarto de siglo del retorno del sistema democrático y la necesidad de una evaluación con un propósito definido es indispensable.

 

3.-La distancia respecto de la política tiene distintas causas. En este texto nos referiremos a las del sistema político y, dentro de estas, a las más centrales.

 

4.-El presidencialismo exacerbado se encuentra en proceso de agotamiento. El presidencialismo norteamericano que influyó en el nuestro, está dotado de contrapesos. En Chile no existen esos contrapesos. La centralidad de ese poder presidencial, cuando se debilita, repercute en todo el sistema. Por eso se requiere descentralizar y democratizar más el poder.

 

5.-El presidencialismo le otorga un fuerte rol al Ejecutivo, pero el Congreso carece de un rol que sea percibido como real e importante por la ciudadanía. A su vez, los partidos padecen del mismo problema; pueden nominar e inscribir candidatos, pero en el hecho y el derecho carecen de algún otro rol efectivo. Se requiere que la “sana y buena” política de Aristóteles tenga un rol. De tal modo que esta pueda responder a las inquietudes de la ciudadanía.

 

6.-Una de las características de la globalización y la postmodernidad, es el aumento de la diversidad y la fragmentación: las así llamadas “tribus”, las redes, las modas singularizadas, las comunidades y otras formas de asociación voluntaria, son parte de esta caracterización de la sociedad contemporánea.

 

Los partidos políticos constituyen cauces de opinión que, entre otras funciones, jerarquizan los problemas para que sean abordados, pero en el proceso fuerzan una homogeneización interna que, en el pasado, fue facilitada por una fuerte carga ideológica. Trabajar dentro de un partido resulta, en los tiempos que corren, un gravamen excesivo para una mentalidad difusa en todos los ámbitos, que busca gratificación instantánea en la vida personal y realización pronta de enfoques muchas veces estrechos. El deterioro de ciertos niveles de la educación general y la parcelación del conocimiento son factores que van en la misma dirección. También incide para mal la distorsión que provoca la llamada “política de las cosas” que ha sido ejercida por mucho tiempo y por gobiernos de distintos signos. Esta noción socava gradualmente la idea de pertenencia a un grupo social con el cual todo ciudadano está obligado.

 

Hay que asegurar la gobernabilidad del país y eso significa participación.

 

7.-El régimen político chileno, además de ser excesivamente presidencial, se muestra como muy cerrado y es percibido como favorable a las dirigencias políticas. Un sistema así visto, favorece que las falencias y debilidades se desarrollen aun cuando en las elecciones se produce un alto porcentaje de renovación periódica de los elegidos, al menos en la Cámara de Diputados.

Es necesario favorecer decididamente una política de calidad, que valore la ética de la responsabilidad, en que toda autoridad tenga un contrapoder contralor y en que se eliminen decididamente todas aquellas situaciones que distancian a la ciudadanía de la política y las instituciones.

 

8.-La historia es parte de la cultura de nuestros pueblos. Pero la vida de las sociedades actuales está mucho más marcada por el presente y el futuro. Los hechos de nuestra historia política reciente no han sido vividos por parte importante de nuestra sociedad.

La historia no es suficiente para sustentar un sistema. Ni siquiera la buena historia.

El sistema político debe ser capaz de responder al presente y los desafíos de futuro.

 

9.-El avance de Chile ha tenido como uno de sus fundamentos la fortaleza de sus instituciones, junto a una política reconocida como de calidad. Ha sido tradicional la valoración de nuestro sistema de partidos. Sin embargo, esta fortaleza, que al final de cuentas es el sustento de nuestra democracia, está en proceso de deterioro.

 

Abrirse a la realidad es una cualidad central del trabajo político a menos que, al modo totalitario, se pretenda forzarla, con efectos fácilmente predecibles. Por eso quienes suscribimos esta declaración afirmamos que es necesario un sistema electoral que, recogiendo la diversidad, sea capaz de responder a las necesidades de la gobernabilidad. De lo contrario, existe un claro riesgo de frustrar expectativas de mayor y mejor participación.

 

10. Los demócratas deben asumir su responsabilidad.

Los demócratas tienen el deber de conducir el proceso político. Nadie puede quedarse en una condición de espectador. Los chilenos sabemos que los procesos no son irreversibles.

El desafío es el fortalecimiento y perfeccionamiento de nuestra democracia, sistema indispensable para lograr el desarrollo del país y de nuestra sociedad. La participación y representación de la voluntad ciudadana y la estabilidad democrática, son parte de una tarea de primera responsabilidad.

La tarea es esencialmente patriótica.

 

B) La magnitud de la tarea. La Reforma Política en Chile.

 

Dejamos expreso testimonio que el actual sistema electoral en materia parlamentaria ha significado, para algunos, un aporte a la gobernabilidad y se ha comportado de una manera razonablemente proporcional mientras que, para otros, no ha permitido representar democráticamente la voluntad ciudadana.

 

Sin perjuicio de las diferentes valoraciones de quienes suscriben este documento, es evidente que subsisten graves problemas de inequidad social y económica y de expectativas insatisfechas que inducen actitudes colectivas en grupos que se consideran extraños al sistema. Por ello, quienes suscribimos este documento, estamos convencidos que es necesario abrir cauces de participación que cristalicen el sistema político en una forma comprometida con la necesidad de sustentar un gobierno, del signo que sea, que así nutrido dirija el Estado en una sintonía virtuosa del Parlamento con quienes ejerzan el Poder Ejecutivo.

 

Chile necesita de más y mejor democracia y eso se traduce en un nuevo régimen político de carácter semipresidencial. Diversos estudios de especialistas y comisiones especiales de la Cámara de Diputados han arribado a ese consenso.

Un régimen semipresidencial que separe la institución de la Presidencia (Jefe de Estado) de la de Jefe de Gobierno (Primer Ministro).

 

Ello implica un Presidente electo por voto universal, con atribuciones exclusivas en las relaciones internacionales, la defensa nacional, y la tuición de una administración pública moderna y profesional, con funciones de moderación y arbitraje político, con facultad de disolver el Congreso una vez en su mandato, y un Jefe de Gobierno propuesto por el Presidente de la República quien deberá contar con la aprobación mayoritaria del Congreso Nacional. Este Primer Ministro se constituirá en el Jefe de Gobierno.

 

El cambio de régimen político aquí propuesto, además de las reformas que establezcan lo anteriormente descrito, implica las siguientes reformas:

 

1.- Potenciar y Democratizar el Gobierno Regional y Municipal.

El desarrollo de Chile, la democratización del poder, la participación ciudadana y los cauces para la diversidad, requieren descentralizar.

Esto implica las siguientes medidas concretas:

a) Elección directa del Presidente del Gobierno Regional.

b) Elección directa de los consejeros regionales.

c) Fortalecer las facultades de los Gobiernos Regionales, e incrementar sus recursos.

d) La creación de los Gobiernos Metropolitanos, donde las ciudades ya han adquirido ese carácter.

d) Fortalecer el rol fiscalizador de los concejales en los Municipios.

e) Implementar una norma de responsabilidad fiscal.

Todo esto en el marco de un estado nacional y unitario.

 

2.- Cambio del actual sistema electoral.

El nuevo régimen político y la nueva realidad requieren de un nuevo sistema, que responda a la crisis de representación, que incluya la diversidad, posibilite la generación de acuerdos para sustentar Gobiernos mayoritarios, que evite la fragmentación excesiva y establezca la existencia de una Oposición con derechos y obligaciones.

Esto conduce a un sistema electoral proporcional corregido, que permita ampliar sustancialmente la representatividad. Alentaremos, junto a otras fuerzas políticas, el estudio de la fórmula que resulte más adecuada para dichos fines.

 

3.- Potenciar la calidad de la política.

Aquí las tareas son varias, entre otras: transparencia y rol de los partidos; financiamiento público de estos; prohibición de las reelecciones indefinidas en todos los cargos de elección popular; primarias simultáneas y vinculantes; y la obligación de que los partidos sean plenamente democráticos en su práctica interna.

 

Todo este cambio puede ser el resultado de un proceso y de un conjunto de reformas. Lo importante es no detenerse, sino que avanzar en la construcción de los consensos y las amplias mayorías que cada una de estas reformas requieren. Todo esto marcado por la exigencia de oportunidad y rapidez.

 

El país requiere de estos cambios, el Presidente de la República, el Parlamento y los partidos políticos deben asumir su responsabilidad. Ahora es el momento adecuado para ello, pues la demora sólo acentuará el diagnóstico y sus peligros.

Hemos dialogado y consensuado estos contenidos, lo hemos hecho teniendo en vista el Bien Común de Chile y su pueblo.

 

 

 

Carlos Larraín Ignacio Walker

Presidente de Presidente del

Renovación Nacional Partido Demócrata

Cristiano

Senadora Lily Pérez presentó Proyecto de Ley y de Reforma Constitucional que limita las reelecciones de representantes populares.

Hoy se dio cuenta a la Sala del Senado dos proyectos de iniciativa de la Senadora que limitan a dos períodos consecutivos la elección de Alcaldes, Concejales, Diputados y Senadores en una misma comuna, distrito o circunscripción.

Como una iniciativa que permitirá impulsar a los jóvenes, mujeres y ciudadanos a elegir y optar a cargos de elección popular, la Senadora por la Región Valparaíso Cordillera, Lily Pérez presentó hace una semana dos proyectos que limitan las reelecciones permanentes en los cargos de Concejales, Alcaldes, Diputados y Senadores en una misma comuna, distrito o circunscripción, respectivamente.

La Senadora Lily Pérez manifestó que estos proyectos se encuentran dentro de las Reformas Políticas, materias que han sido expresadas al Presidente de la República, el Ministro del Interior y al interior de la Coalición por el Cambio. “Creo que es muy necesario, dentro del contexto de las Reformas Políticas, hacer una reforma que limite las reelecciones permanentes en los representantes populares” agregó.

Para la representante de la Región Valparaíso Cordillera, es preciso “darle tiraje a la chimenea, hay que predicar con el ejemplo. Considero que dos períodos en cada cargo en forma consecutiva es más que suficiente y razonable”, con lo cual la Senadora espera “permitir e impulsar que más gente joven, mujeres y más ciudadanos puedan elegir y ser elegidos en cargos de representación popular, ya sea como Concejales, Alcaldes Diputados o Senadores”, señaló.

Sin embargo, la Senadora comentó que esta iniciativa no es nueva, ya que ella misma presentó una moción parlamentaria que limitaba la reelección permanente en su período como Diputada, el cual fue rechazado por dos votos en ese entonces. “Ahora en el Senado, para apurar esto, he presentado dos Proyectos de Ley que limiten a dos períodos: permitiendo sólo una reelección ya sea en una misma comuna o distrito y circunscripción”, añadió.