Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Un acuerdo histórico alcanzaron las directivas de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM) y el Colegio de Profesores de Chile para trabajar mancomunadamente en los desafíos que presenta la educación pública en nuestro país.

Claudina Núñez, Alcaldesa de Pedro Aguirre Cerda y tesorera de la AChM manifestó que “este es un acuerdo histórico, porque estamos rompiendo las barreras que han tenido a los profesores y alcaldes en una disputa artificial. Sabemos que muchos alcaldes y concejales son profesores y este acuerdo nos permite trabajar para el futuro de nuestros niños y jóvenes”.

Por su parte, Jaime Gajardo, presidente del Magisterio valoró este acuerdo expresando que “los cambios que vienen deben ser participativos y este acuerdo nos permite avanzar, comuna a comuna, en una propuesta que nos permita un cambio hacia la desmunicipalización”. Gajardo subrayó que “este acuerdo nos tiene muy contento y esperanzados”.

El presidente de la Comisión de Educación de la AChM, alcalde de Lo Prado, Gonzalo Navarrete explicó los alcances del acuerdo señalando que “las municipalidades son un actor relevante de la educación pública en Chile, ya que hemos administrado la educación pública por más de 30 años y sin embargo, pocas veces se ha tomado en cuenta nuestra opinión y este acuerdo pretende contribuir a los procesos de cambios que necesita la educación pública y esperamos que el nuevo gobierno y parlamento lo entiendan así”.

El acuerdo considera lo siguiente:

1. El Sistema Educativo Chileno requiere reformas profundas; financiamiento, responsabilidad efectiva del Estado, carrera docente, claras definiciones de calidad, que le permita garantizar una educación pública gratuita, inclusiva, sin la amenaza permanente de quienes tienen como objetivo central el lucro.

2. Con este objeto, el Colegio de Profesores y la Asociación Chilena de Municipios asumen a partir de hoy el compromiso de trabajar conjuntamente una agenda de propuestas que contribuya a la discusión, ya comprometida por el nuevo gobierno. Esto se materializará en el mes de abril en un seminario que nos permita debatir, conjuntamente con otros actores sociales, los lineamientos de un nuevo sistema público de educación.

3. En esa línea demandamos al gobierno y al Congreso Nacional, la no aprobación de proyectos de ley que involucren materias sobre educación con impacto futuro y con influencia en la estructura educativa, postergando su discusión para el momento de análisis de la futura reforma educacional. Proyectos como el de indicaciones sustitutivas, mal llamado de “carrera docente” solo limitarán la posibilidad de avanzar en compromisos adquiridos por la presidenta electa, y su aprobación será una piedra de tope para avanzar en una verdadera Carrera Profesional Docente, convirtiéndose de hecho en una ley de amarre en las postrimerías del actual gobierno.

4. Se ha dispuesto en el presupuesto de la Nación para el año 2014, el Fondo de Apoyo a la Educación Pública Municipal, el cual permitirá un amplio uso en educación, por lo cual la AChM sugiere a sus asociados mantener los servicios educativos actualmente en funcionamiento. Este Fondo de Apoyo debe servir, como lo contempla su origen en la ley de presupuestos 2013, para ir resolviendo las necesidades y cancelando las deudas del sistema municipal, con el claro propósito de generar las mejores condiciones para la desmunicipalización.

5. Consideramos relevante que el nuevo gobierno modifique, dentro de sus medidas de los primeros 100 días, el actual mecanismo de financiamiento de la educación pública, permitiendo el financiamiento adecuado al gasto del servicio educativo, el cual tendrá una vigencia transitoria hasta la implementación de la reforma educacional. Este proceso debe fortalecer la educación pública en todos los aspectos, pero principalmente, en la recuperación de matrícula y la mejora de la calidad integral de la enseñanza.