Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El diputado Socialista Marcelo Schilling llamó a actuar "con responsabilidad" y "acatar" el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que, el lunes 27 de Enero, se pronunció sobre la delimitación marítima entre Chile y Perú.

Schilling manifestó que "este dictamen no es muy distinto a otros, donde se han recogido elementos de nuestra defensa y otros han sido rechazados. Aquí, claramente hay una disminución del territorio marítimo en el límite norte, pero creo que hay algo fundamental y que consiste en que quienes asumimos cargos públicos tenemos la responsabilidad de explicar algo fundamental. Chile tiene un prestigio bien ganado y parte importante de su desarrollo político, social y económico dependen de su respeto al derecho internacional”, subrayó.

Sobre este mismo punto, el parlamentario socialista añadió que “si bien el fallo es adverso para Chile. No obstante, debemos ejercer nuestros derechos, porque otra cosa que hace este fallo es confirmar parte importante de nuestra demanda, tanto en el límite terrestre como marítimo y ello debe ser respetado por ambas naciones".

“En consecuencia", "aquí tanto Perú como Chile, tienen la obligación de acatar este fallo y eso lo vamos analizar con calma. Es por ello que creo que no podemos tomar una decisión apresurada ni caer en declaraciones como que Chile se va a retirar del pacto de Bogota. Insisto, en que no se puede desconocer que la determinación es adversa a Chile, pero también reitero que las implicancias hay que analizarlas con calma”.

Al respecto, el legislador recordó que “no hay que olvidar que la Corte Internacional de Justicia es un organismo auxiliar de Naciones Unidas y, entre otras cosas, el Consejo de Seguridad de la ONU tiene mucho que ver con esta instancia. Parece que a algunos se les olvida que Chile es actualmente miembro de este Consejo y, por lo tanto, no podemos vivir al margen del derecho internacional cuando hay un fallo adverso”.

Finalmente, Schilling puntualizó, que “sin duda este dictamen debe significar un replanteamiento de nuestra política exterior con nuestros vecinos, pero esta debe ir orientada a avanzar en conjunto hacia un desarrollo de la región”.