Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Gobernador y seremi identifican problemas del TransValparaíso y acuerdan trabajo conjunto

Autoridades buscan poner fin a escasez de recorridos por las noches y en zonas aisladas, y a jornadas de trabajo de conductores de hasta 16 horas diarias.

Una reunión de coordinación entre el gobernador de Marga Marga, Gianni Rivera, y el secretario regional ministerial (seremi) de Transportes, Pablo Malig, se desarrolló este lunes en dependencias de la Gobernación, ocasión en la cual las autoridades analizaron las deficiencias que presenta el Plan de Transporte Metropolitano de Valparaíso (TMV) y cómo abordarlas.

En la cita, Rivera y Malig concordaron en la necesidad de iniciar un trabajo coordinado, de modo de ir en ayuda, especialmente, de los estudiantes, quienes masivamente y a diario se desplazan hacia Viña del Mar y Valparaíso desde comunas de la provincia de Marga Marga, como Quilpué, Villa Alemana y Limache.

“Esta fue una presentación sobre un primer diagnóstico de la situación del transporte público en el Gran Valparaíso, en el cual se ve una situación insatisfactoria de parte de la población, ya que por ejemplo hay un fuerte incumplimiento en los horarios nocturnos, con respecto a frecuencia y recorridos”, señaló Malig, quien indicó que el trabajo con el gobernador es para ver la forma en que los municipios y las uniones comunales puedan ayudar a detectar las zonas con más problemas y solucionarlos en el corto plazo.

A su vez, el gobernador Rivera expresó que “para nosotros es súper importante realizar este tipo de reuniones con los seremis, y en especial con el seremi de Transportes, ya que nos permite ir mejorando un servicio que sabemos no se está entregando como se prometió. Conocemos las demandas de la comunidad, y en particular de quienes se trasladan por motivos de estudios, y es por eso que desde ahora iniciamos un trabajo conjunto que esperamos dé frutos a la brevedad”.

En cuanto a las falencias detectadas, Malig señaló respecto de los conductores que existe un déficit de 3 mil 500. “Para poder cumplir con las frecuencias y el horario de trabajo, debería haber del orden de 2,7 conductores por bus y acá en la región hay dos mil buses, por lo que tendríamos que tener unos seis mil conductores y hay cerca de 3 mil”.

Respecto del funcionamiento por las noches, donde baja considerablemente el servicio después de las 21 horas, acotó el seremi que es porque “más del 50% de los buses que tiene un solo conductor y ellos trabajan del orden de 16 horas diarias en promedio, entonces si los servicios parten a las 6 de la mañana significa que alrededor de las 8 de la tarde el conductor lo único que quiere es irse para su casa”.

Malig también se refirió a la licitación, sobre lo cual manifestó que “debería haberse hecho, una licitación de este tipo demora al menos seis meses, porque hay que hacer estudios y luego las bases. En este momento, estamos con dos años de atraso”. Y acotó que, de acuerdo a sus estimaciones, la nueva licitación se tendría que realizar “a fines de 2015 o principios de 2016, de tal manera que el segundo semestre del 2016 podamos iniciar la puesta en marcha de un nuevo contrato de transportes, con todas las mejoras que podamos hacerle”.