Menu
Usach e INDAP firman convenio para fortalecer el trabajo de productoras y productores agrícolas.

Usach…

Villa Alemana implementa plan de mejoramiento comunal con inversión de más de 800 millones de pesos.

Villa…

Prev Next

    

                                                                                        

 

 

A+ A A-

 

Más de 30 actividades certificadas dirigidas a la comunidad universitaria y abiertas,
también, a todo aquel que desee participar, ofrecerá esta casa de estudios en el marco
de las actividades para primeros años en la “Escuela del Buen Vivir contra la
Catástrofe”.

Una bienvenida solidaria, diferente, enfocada en el “Buen Vivir”, sin dejar de lado lo
recreativo, será la que tendrán los estudiantes de primer año que ingresaron este 2024 a la
Universidad de Playa Ancha.
Lo anterior porque a esta semana, que se realizará entre 22 y el 26 de abril, está invitada toda
la comunidad, desde estudiantes, funcionarios, académicos, vecinos de la universidad y todo
aquel que desee participar en las más de 30 actividades certificadas.
La concreción de esta iniciativa, se enmarca en un proyecto MINVU “Escuela para el Buen
Vivir contra la Catástrofe” que se adjudicó la UPLA y que está siendo liderado por Boris
González López, Director General de Desarrollo Estudiantil de esta casa de estudios, quien
destacó el sentido de formación que tendrá esta bienvenida pensada en proporcionar
herramientas para enfrentar desastres, teniendo como referente el megaincendio que afectó a
las comunas de Villa Alemana, Quilpué y Viña del Mar, principalmente, en febrero:
“Esta es la experiencia concreta, la ciudadanía convocada en la universidad para un
proceso sistemático de formación sobre la idea de la emergencia, del cuidado
colectivo, de una ética de lo común, de buen vivir y pensando en la catástrofe que
ocurrió en febrero, pero que ha ocurrido en el pasado en otros territorios, nos parece
importante y significativo abrir estos espacios formativos frente a cambios
estructurales y de responsabilidad de los estados, que probablemente no llegue”.
Esta escuela ofrecerá créditos a los estudiantes y certificación para todos los asistentes,
cumpliendo un principio elemental y básico, sostiene Boris González, que una universidad
pública necesariamente tiene que acompañar procesos formativos:
“Una cosa es reconstruir la casa material con el voluntariado, que es muy importante,
muy significativo, lo sabemos. Pero también debemos pensar, necesariamente, cómo
se reconstituye la casa interior, la casa emocional, la casa del diálogo social, del tejido
social, la casa de los territorios y ahí el vínculo con instituciones que aprenden y
enseñan es fundamental”.
La Escuela para el Buen Vivir contra la Catástrofe ha sido pensada -continuó- como una
forma novedosa de generar un proceso formativo dentro de una semana que también está
marcada por recreación , la cultura y la solidaridad:
“Hemos pensado en algo novedoso, que las demás universidades no necesariamente
están pensando y que es acompañar el proceso de reconstrucción, de reconstitución
material con un proceso formativo que apunte a una ética de lo común donde las
personas y la relación entre ellas sea lo fundamental, tenemos que cambiar este mundo.

Quienes deseen participar pueden conocer los cursos, fechas y lugar de realización en el sitio
web de la universidad, además de inscribirse en www.upla.cl y en RRSS.
Esta faceta de investigación del proyecto MINVU, que además está integrado por Marlene
Alfaro Bittner (Ayudante de Investigación), Catalina López Navarro (Investigadora Principal),
Romina Pérez Muñoz (ayudante de Investigación) y Francisca Soto Navarro (Diseñadora)
ofrecerá, una vez finalizada, un informe que se materializará a través de un libro o manual
para que distintas instituciones u organizaciones territoriales puedan usarlo en emergencias,
como una primera guía teórica, metodológica y práctica que le va a permitir al territorio
enfrentar catástrofes de distinta naturaleza.