Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

La actividad contó con la participación de Jaime Bassa, María José
Oyarzún y Raúl Celis, constituyentes por el Distrito 7. Jornada se
puede revisar en YouTube.

La Dirección General de Vinculación con el Medio (DGVM) de la Universidad de
Playa Ancha (UPLA) organizó una mesa de conversación denominada “Nueva
Constitución, territorios y educación superior: Desafíos para el Chile que viene”,
enmarcada en la Primera Versión de la Universidad Abierta UPLA 2021.
Dicha instancia, desde agosto a la fecha ha convocado a más de mil 400 personas
para participar en los 38 cursos sobre distintas temáticas, lo que movilizó a más
de 50 académicos, de la casa de estudios y de otras universidades del país y
Latinoamérica.
En la ocasión, participó el vicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime
Bassa, y los representantes del Distrito 7 María José Oyarzún y Raúl Celis, y se
pusieron distintos temas sobre la mesa, como aquellos esenciales que estarán en
la escritura de la Nueva Constitución, cuál es el rol de las universidades y de qué
forma los y las constituyentes han trabajado con los territorios para considerar las
necesidades sociales en la Carta Magna.
Juan Álvarez, director de la DGVM de la UPLA, agradeció la presencia de los/as
participantes en el diálogo. “Este es un momento de inflexión para el sistema
universitario y para nuestro país, particularmente para la experiencia que nosotros
estamos desarrollando como universidad pública y estatal. La Universidad Abierta
UPLA es una iniciativa que recoge esa tradición de una universidad conectada,
construyendo saberes en conjunto con el territorio”.

REFLEXIONES SOBRE EL PROCESO

En la ocasión, Jaime Bassa expuso acerca de “uno de los cambios más
significativos que se espera, el que pasa por los derechos fundamentales de
carácter social. Recuperar nuestros bienes comunes como el agua, pero también
bienes inmateriales como la educación y la cultura, y ponerlos a disposición de los
pueblos y de quienes reclaman el ejercicio universal de esos derechos
fundamentales de carácter social. Vamos a tener ahí un desafío importante,
porque no basta con tener un catálogo de derechos fundamentales, si luego la
institucionalidad no está diseñada para la garantía efectiva de estos”.
Por su parte, María José Oyarzún indicó que “uno de los temas que vamos a
revisar en la Nueva Constitución tiene que ver con la forma de Estado, como un
Estado descentralizado. De qué forma vamos a lograrlo, otorgar poder efectivo, y
también desconcentrar todas nuestras instituciones”. Además, cree necesario
considerar la creación de un Estado social de derechos y de carácter paritario.
Raúl Celis señaló que “en cuanto a las expectativas de la ciudadanía, la
descentralización que será un punto central, además de mayor participación de
esta. En la parte dogmática relacionada con la participación y los derechos, creo
que la clave va a estar en la prestación sobre los derechos derivados de los
derechos sociales. Además, cómo nos hacemos cargo de conservar la naturaleza y
su biodiversidad”.