Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El Banco Central sorprendió al elevar en 125 puntos la tasa de interés a modo de frenar la inflación que ya llega a 5,3% ¿Subirá el costo de préstamos y dividendos?

El Banco Central volvió a dar una fuerte señal a la economía chilena. A modo de frenar la inflación -que ya acumula 5,3% en doce meses- el Instituto Emisor elevó en 125 puntos la tasa de interés, situándola en 2,75%.

“La medida obedece al mandato que tiene el Banco Central de mantener una inflación en torno al 3%, la que ha tenido fuerte presiones en el último tiempo”, explica Luis Felipe Slier, director de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián. A su juicio, la mayor liquidez por el retiro de dinero de los fondos de pensiones y la inyección directa de recursos por parte del Estado en medio de la pandemia, “ha elevado el consumo, presionando el valor de los productos”.

En simple, se ha disparado la demanda ante la oferta existente, lo que aumenta el costo de bienes y servicios.

“El Banco Central está tomando medidas precautorias y enviando señales potentes. El aumento sostenido de la inflación, de los precios, afecta directamente a la gente con menos recursos”, advierte. Si bien la meta del Banco Central es situar la inflación en torno al 3%, no se descarta que el costo de la vida supere el 6% anual en diciembre.

“Pagaremos dividendos más caros”

Según el académico, uno de los “efectos indeseables” de la inflación es que afecta a la Unidad de Fomento, la que seguiría alza, pagando dividendo más caros. “Lo más probable es que en los próximos meses veamos un aumento en el costo de la deuda. Será más caro endeudarse”, precisa Slier, considerando que el Banco Central busca frenar el consumo y el acceso a los créditos”. Todo con el propósito de volver a índices inflacionarios presupuestados.

Asimismo, será más caro pagar con tarjetas bancarias en el retail, subirán los avances en efectivo y las líneas de créditos, y también se incrementarán los créditos para empresas.