Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Representantes del mundo público y privado analizaron el futuro de la industria tras aprobarse
el primer piloto de hidrógeno verde en Chile.
El Centro de Formación Técnica de la Región de Valparaíso y la Corporación para el Desarrollo
Estratégico de la Provincia de San Antonio organizaron el Seminario “Hidrógeno Verde: Una
oportunidad para la Provincia de San Antonio”, donde se destacaron las ventajas para la zona en
relación con el sector exportación.
Para profundizar en este tema, Benjamín Maluenda, jefe de Unidad de Nuevos Energéticos del
Ministerio de Energía, expuso sobre la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde y Carbono
Neutralidad de Chile. Nicolás Westenenk, director de Medio Ambiente y Cambio Climático de
Generadoras de Chile, presentó las trayectorias para la Carbono Neutralidad en el Sector Energía.
Además, participó Patricia Palacios, gerente general de HIF, quien profundizó sobre el proyecto
HIF de Punta Arenas, el primer piloto de hidrógeno verde en Chile, aprobado por unanimidad el 11
de mayo por la Comisión de Evaluación Ambiental. Asimismo, la Seremi de Energía, María
Fernanda Pinochet fue parte del conversatorio final que reunió a los expertos.
Como contexto general, Benjamín Maluenda indicó que el hidrógeno verde debiera representar
casi el 20% de la energía que utilice el mundo al 2050. En lo particular, el potencial renovable de
Chile equivale a 70 veces el sistema actual, recordando que para el 2040 nuestro país retirará
todas las plantas de carbón.
“Este es un fenómeno global, donde actores muy serios y grandes, públicos y privados están
haciendo apuestas fuertes, esto significa que esta oleada del hidrógeno no es sólo algo localizado y
que pasará rápidamente, sino que es una ola que está llegando y que va a tocar varias aristas de lo
que hacemos en nuestro sector energético, hoy en día y en el futuro”, señaló Maluenda.
El profesional del Ministerio de Energía complementó que en el mundo ya existen más de 200
proyectos de hidrógeno verde en más de 30 países. “Será una bola de nieve, a medida que los
primeros casos de uso se comiencen a desarrollar el mercado tomará vuelo y empezará a crecer.
Año a año las proyecciones hacia el futuro están cambiando en orden de magnitud. Esto impone
desafíos y oportunidades para las empresas”.

 

Las ventajas en la región

En relación a la oportunidad para San Antonio, Patricia Palacios señaló que “la Región de
Valparaíso tiene muchos elementos y muchos factores que pueden aportar a esta incipiente
industria. A diferencia de Magallanes, la Región de Valparaíso tiene líneas de transporte de
energía eléctrica, por lo tanto, no necesariamente tenemos que tener la energía renovable en la

región como para poder generar una industria, podemos transportar la energía desde donde se
produce. También pensamos abastecernos de agua de mar, desalarla y utilizar esa agua, tenemos
el mar, tenemos el puerto, podemos ubicar ahí las plantas productoras de hidrógeno”.
En la misma línea, Nicolás Westenenk, agregó que “la provincia de San Antonio, con el puerto,
tiene un potencial gigantesco para ser un polo de exportación de hidrógeno, y dentro de la Región
de Valparaíso podemos generar gran parte de ese hidrógeno verde a través de la localización de
proyectos que tengan un mínimo impacto en biodiversidad y en las comunidades, que puedan
generar el empleo y las inversiones asociadas”.
Westenenk aportó que una de las oportunidades dice relación con el capital humano que será
necesario para desarrollar la producción. “Se puede fomentar todo un segmento de capacitación y
profesionales que estén disponibles para el llamado de esta nueva industria, lo que generará un
enorme impacto en términos de productor y exportación”.
Opinión similar mantiene Patricia Palacios, agregando que no hay tiempo que perder. “Si decimos
que queremos competir en cinco o diez años más, ya es tarde. Entre que una universidad o un
centro de formación técnica detecta una necesidad y crea el primer programa, y que se gradúa el
primer profesional, ya es tarde. Tenemos que correr para poder generar todo el capital humano
que requiere esta industria”.
Por su parte, la Seremi de Energía, María Fernanda Pinochet, destacó en relación a la Estrategia
Nacional de Hidrógeno Verde que “la gestión realizada por el ministro Jobet ha sido muy
innovadora y con una visión de futuro única. Estamos trabajando muy duro y estamos muy
contentos porque ya tenemos aprobada la primera planta en Magallanes”.