Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Mercado laboral.

Conocer la forma correcta de comunicar los objetivos y metas de su área a los respectivos
equipos de trabajo, es una de las características que define a este tipo de profesionales.
Con la llegada de un nuevo año, muchas empresas comienzan el período de
contrataciones, con el objetivo de tener un esquema de planificación laboral definido y
grupos de colaboradores estables para iniciar la realización de tareas y metas en marzo,
luego de las vacaciones.
Bajo este escenario y según un análisis realizado por la empresa de reclutamiento de
media y alta gerencia Spring Professional, un 83% de las empresas opta por contratar
líderes en vez de jefes al momento de buscar profesionales para ocupar cargos vinculados
a las diversas áreas directivas. En cambio, sólo un 17,4% prefiere la segunda alternativa.
“Hay un concepto fundamental que marca notoriamente la diferencia entre un líder y un
jefe, y es que el primero funciona y gestiona sus tareas diarias en base a la motivación de
las personas con las cuales trabaja. Es decir, es un promotor del pensamiento creativo y
vela por que todo su equipo desarrolle ideas originales. En cambio, los jefes sólo se
dedican a dirigir y a imponer su autoridad a través del yo mando aquí, lo cual es muy
obsoleto y de poca efectividad”, señala Xavier Michel, director de Spring Professional.
El estudio realizado a más de 600 profesionales, reveló además algunas de las principales
características que definen a un buen líder. En este contexto, el 36,5% señala que debe
conocer la forma correcta de comunicar las metas y objetivos de su área. Por otro lado, un
28% considera que este tipo de profesionales deben ser cercanos y preocuparse por las
necesidades de su equipo humano.
“A través del análisis realizado, pudimos determinar que un 22,9% identifica a un buen
líder como una persona que corrige y comprende, y que, al momento de ocurrir fallas, no
busca culpables en su grupo de trabajo. Lo anterior se traduce en que los líderes no
inspiran miedo; en caso de errores, las causas de estos se trabajan en forma conjunta, al
igual que las soluciones. En ese sentido, el líder muestra y recorre el camino hacia un
mejor sistema de trabajo”, añade Michel.
Por último, otra de las características que hoy en día es muy valorada por las empresas al
momento de reclutar profesionales, guarda relación con la capacidad que estos tengan
investigar. “Un 12,5% de los encuestados expresa que un líder debe incentivar que su
círculo de colaboradores “vaya en búsqueda de un paso más”, es decir, que estén
constantemente observando y explorando con el propósito de generar propuestas
laborales diferentes e innovadoras”, finaliza el experto de Spring Professional.