Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El integrante de la Comisión de Salud, destacó que existen más de 100 enfermedades que
pueden producir una masculinización o feminización de los genitales externos y que en estos
casos se requiere que, una vez detectada la enfermedad, se pueda proceder al cambio de
nombre en el Registro Civil.
Una compleja situación vive una pequeña de La Ligua ya que al nacer el cuerpo médico la
identificó con sexo masculino, a los pocos días fue hospitalizada con serias complicaciones de
salud, donde los médicos le diagnosticaron una hiperplasia suprarrenal congénita, enfermedad
que produce una masculinización de los genitales externos.
Su madre, señaló que para ellos fue “una cosa muy impactente, porque a ella nosotros la ricibimos
como un niño. A los 19 días, cuando ella cayó hospitalizada grave, nos dijeron que era una niñita y
eso causó un gran impacto en nosotros como papás, no porque fuera niñita, sino que nosotros no
teníamos idea que existiera esta enfermedad”.
“No somos los primeros que tenemos un hijo con esta enfermedad, pero queremos decirles a los
padres que tienen hijos con esta enfermedad – que no son pocos- que no se avergüensen de estas
niñitas que nacen con sexo ambiguo, porque eso es lo que pasa”, destacó.
Tras el diagnóstico, sus padres intentaron cambiar el nombre pero se encontraron con la barrera
que tenían que esperar a que cumpliera 14 años para que ella decidiera cambiar su nombre. “La
endocrinóloga, que es la especialista que ve esta enfermedad, nos dijo que la hiperplasia queda
fuera de la ley de género”, señaló la progenitora.
Actualmente Trinidad está a la espera de la operación de reconstrucción de vagina en el hospital
Luis Calvo Mackenna de Santiago, mientra su madre expresó que “espero que todo esto sea por
ella y muchas niñitas más que están pasando por esto y los papás se quedan en la sombra para
que no sepan que su hijo nació con esta grave enfermedad”.
El médico y diputado, Daniel Verdessi, explicó que “la niña – actualmente de un año- tiene ovarios,
vagina y útero. Por la acción de una hiperplasia suprarrenal congénita se expresó una
masculinización in útero, la que debe ser corregida. Al nacer, el médico que la vio, tuvo esa
imporesipon de sexo masculino se le puso nombre de sexo maculino y sexo registral de hombre, lo
que no está contemplado en las causales de cambio de nombre, por lo que presentamos un
proyecto de ley para facilitar a estas personas, que tienen por razones de enfermedad un sexo
diferente al que aparece fenotípicamente, es decir, externamente, y sería la quinta causal de
cambio de nombre para estos casos”.
El integrante de la Comisión de Salud, destacó que “existen más de 100 enfermedades que pueden
producir una masculinización o feminización de los genitales externos. Existen testículos

feminizantes; la hiperplasia suprarrenal congénita, que produce un efecto inverso, por lo tanto es
una expresión fenotípica y no genotípica. En este caso, los genes son femeninos”.
El proyecto de ley, identificado como Ley Trinidad (boletín 12925-18), presentado por el diputado
de la Democracia Cristiana y apoyado de manera transversal, establece el cambio natural de
fenotipo como causal para cambio de nombre, el cual agrega al artículo primero de dicha ley
(17.344), el literal que estipula que “en aquellos casos en que el peticionario padezca de alguna
enfermedad que produzca un cambio de fenotipo, del cual se genere la feminización o
masculinización de la apariencia sin que corresponda al genotipo original, y cuya acreditación
médica determine la necesidad de cambio de nombre”