Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Alternativas como Karübag permiten convertir en material sustentable y darle una
nueva vida útil a residuos que se generan en los negocios gastronómicos.
15.000 comercios asociados a Edenred, creadores de Ticket Restaurant, podrán optar
a esta solución.
El cuidado de nuestro planeta es una problemática que hoy más que nunca tiene relevancia a
nivel mundial. La tragedia ocurrida en la Amazonía, sumado a la vorágine del cambio climático,
son daños ambientales que trascienden países y fronteras. Hoy tenemos una responsabilidad
como sociedad para preservar y mejorar el mundo en que vivimos.
Chile no se queda atrás en esta materia y, actualmente, existen pymes enfocadas en instaurar
el concepto de reciclaje y reutilización de los restos orgánicos, tratando de posicionar el
mensaje de que “los residuos no son basura”. Este concepto cobra vital relevancia, sobre todo
considerando que según datos de la FAO el 33% de la comida termina en la basura; esto se
suma a cifras entregadas por el estudio “Cuánto alimento desechan los chilenos” (Universidad
de Talca), que apuntan a que el 95% de nuestra población considera normal el botar comida.
En ese sentido, empresas e instituciones de los más diversos rubros toman conciencia sobre la
responsabilidad que debe existir frente a esta situación. Ejemplo de lo anterior recae en la
reciente alianza entre Edenred, expertos en la entrega de soluciones laborales vinculadas a la
alimentación, y Karübag, pequeña empresa que se dedica a retirar residuos orgánicos del
hogar para tratarlos a través del lombricultivo y transformarlo así en compost /humus. Hoy,
gracias a esta alianza, Karübag da un paso más en materia de solución medioambiental y podrá
implementar su servicio en 15.000 restaurantes y comercios asociados a Edenred.
De esta forma, los residuos orgánicos que se sean desechados por los comercios que forme
parte de esta alianza, tendrán una nueva vida útil al ser transformados abono 100% orgánico,
el que posteriormente es devuelto a los usuarios o donado a distintas ONG vinculada a la
reforestación.
“Nuestro programa de Responsabilidad Social Empresarial fomenta acciones para promover el
cuidado del medio ambiente y el desarrollo sostenible a nivel mundial, tomando como eje de
trabajo el crecimiento y eficiencia de los recursos naturales. Lo anterior, lo concretamos a
través de tres pilares fundamentales que manejamos como compañía y que son el núcleo de
nuestra política de RSE: Personas, Planeta y Progreso. La alianza previamente mencionada,
permitirá que todos los comercios vinculados a Edenred que contraten los servicios de
reciclaje de residuos orgánicos obtengan un porcentaje importante de descuento en los planes
que ofrece Karübag, el cual estará especialmente diseñado acorde a cada establecimiento y la
cantidad de residuos que genera” explica Cecilia Mayo, Directora de Marketing y Experiencia
de Edenred.
Y añade, “a través de esta unión buscamos aportar a su visibilidad y motivar a que más
personas se sumen a la campaña por el cuidado de nuestro planeta, como también el poder
transmitir que-bajo el contexto de la alimentación-, es posible generar desperdicios orgánicos
reciclables”.