Logo

 

Una correcta compartimentación es esencial para acotar los efectos del fuego en un área determinada.

Disminuir la velocidad del avance de un siniestro -por ejemplo- en un edificio, permitiendo una evacuación segura y el rápido accionar de bomberos, son unos de los principales atributos de la compartimentación pasiva al fuego que ofrece Volcán, empresa líder en Soluciones Constructivas.

La compartimentación de la edificación, tiene como finalidad confinar y acotar los efectos del fuego a un área determinada, permitiendo con ello una evacuación segura y facilitar el control del incendio por parte de bomberos y brigadas. “Esta se realiza mediante soluciones constructivas con distintas resistencias al fuego desde F15 hasta F180, permitiendo disminuir la velocidad de propagación del siniestro por el edificio, lo que finalmente repercute en una evacuación segura y en acotar la acción del fuego minimizando los daños provocados”, afirma Ricardo Fernández Gerente técnico y desarrollo sostenible de Volcán

Además a modo de mantener la condición de resistencia al fuego de los tabiques a través del paso de instalaciones como ductos de clima, cables, escalerillas eléctricas, tuberías ,etc. y evitar el paso de humo gases y fuego por las aberturas, se debe instalar sellos de pasada; “estas son soluciones constructivas que cuentan con resistencia al fuego para tabiques, muros y la losa, permitiendo sellar cualquier abertura y así mantener la Integridad del elemento traspasado y evitar filtraciones que de no taparse, permitiría que el fuego se propague con mayor facilidad”, explica el experto de Volcán.

Otro factor relevante ante este tipo de siniestros tiene que ver con la protección de la estructura misma de la edificación para que no se deforme y colapse antes que se haya realizado la evacuación. Para ello existen productos de mortero de yeso de densidad media, que revisten la estructura metálica de las instalaciones para que resistan del calor, que luego de varias horas puede terminar fundiendo la estructura. “Este tipo de materiales permiten que las estructuras tengan una gran resistencia al fuego, incluso de F180, que es el máximo de protección y que en palabras simples significa que la edificación puede resistir de forma segura durante 3 horas un fuego de alta intensidad”, agrega Fernández

Marga Marga Online © Todos los derechos reservados.