Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Expertos de Lubricantes Shell recomiendan realizar una buena revisión del vehículo antes
de comenzar el trayecto y así evitar desperfectos durante el camino.
Se aproxima una extensa semana de días feriados por la celebración del 18 de septiembre
y debido a dicho escenario, las autoridades esperan que este año más de 900 mil
vehículos salgan de Santiago para disfrutar fuera de la ciudad, cifra importante que obliga
a tomar los resguardos necesarios para tener un viaje seguro.
Es por ello que los expertos de Lubricantes Shell indican que antes de emprender un largo
trayecto en vehículo es necesario chequear todos sus fluidos: aceite de motor, líquido de
frenos, refrigerante, entre otros. Justo Verdejo, subgerente de Ventas Industriales de
Lubricantes Shell en Enex, recomienda que “al momento de hacer el cambio de aceite de
motor se debe utilizar un lubricante que cumpla con las recomendaciones del fabricante y
que se encuentran en el manual del automóvil. Es importante respetar la viscosidad y
especificaciones recomendadas, aun cuando el mecánico sugiera cambiarlas”.
Entre las precauciones a considerar se encuentran:
 Lubricantes: existe una relación directa entre el desempeño y rendimiento de un
auto de acuerdo al tipo de lubricante que está usando. “Hay que tener en cuenta
que al elegir un aceite de motor no adecuado puede generar -en el largo plazo- un
aumento del consumo de combustible y además un desgaste prematuro del
motor”, indica el experto de Shell.
 Pastillas y líquido de frenos: las pastillas, dependiendo del desgaste, podrían
reemplazarse desde los 20.000 km; por lo tanto se recomienda revisarlas cada
10.000 km.
 Batería: la gran mayoría de estas tiene una vida útil de un año y medio a dos.
Como recomendación, se debe revisar que las conexiones estén limpias y
debidamente aseguradas.
 Refrigeración: en caso de bajo nivel de refrigerante, se debe adicionar un producto
que cumpla con los requerimientos del fabricante y si no dispone de éste, hay que
utilizar agua destilada. Jamás agregar agua de la llave, pues causa daños al motor.
 Amortiguadores: se recomienda revisarlos cada 10.000 km en servicios técnicos de
la marca. En estas inspecciones se verificará su funcionamiento sumado a que sus
extremos estén debidamente anclados y que sus componentes no presenten
daños.
 Luces: se recomienda encenderlas en su totalidad y verificar que estén en buenas
condiciones.
 Combustible: es importante ser precavido y mantener el estanque lleno.