Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

“Estamos a tiempo de mejorar la calidad de la producción”, señaló el parlamentario
Como grave, calificó el diputado de la Democracia Cristiana Daniel Verdessi la declaración de
zona saturada de material particulado PM 10 las cinco comunas de la provincia de Quillota y
tres de la provincia de San Felipe, pero a la vez destacó que viene a develar un secreto a voces
dada la actividad industrial que hay en la zona como termoeléctricas y minería.
“Esto significa que la norma primaria de calidad del aire para este tipo de material fue
superada en el promedio entre el 2015 y el 2017, lo que viene a develar u secreto a voces. Se
deberá tomar conciencia del daño que estamos haciendo al planeta y a nosotros mismos, no
tan solo con la actividad industrial, sino también con actividades con quemas no autorizadas y
el uso de leña húmeda, por ejemplo”, señaló el parlamentario falangista.
El médico, integrante de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, destacó que
“estamos a tiempo de mejorar la calidad de la producción en la provincia de Quillota y es
menester del Estado velar por el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación y no
que primen los interese económicos por sobre la vidas de las personas”.
“No queremos más zonas de sacrificios, la Corte Suprema acogió los recursos de protección de
vecinas y vecinos de Quintero y Puchuncaví y dictó una serie de medidas que se deben tomar.
El intendente Jorge Martínez ya ha comenzado a desconocer estas resoluciones al señalar por
la prensa que evacuar a 10 mil niños podría llegar a ser más peligroso que mantenerlos en una
zona protegida. ¿Protegida de qué? No se han hecho limpiezas industriales a fondo en los
establecimientos educacionales, las niñas y los niños respiran el mismo aire tanto dentro como
fuera de las salas de clases”, destacó, agregando que “es el momento de sincerarse en materia
ambienta, respetar la Constitución y trabajar con energías limpias y renovables”.