Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Diputado Daniel Verdessi (DC) por presentación de alcalde Mella de exitoso programa de
reinserción.
“Oportunidades para la vida” ha sido reconocido por UNESCO y CEPAL
Muy contento se manifestó el alcalde de Quillota, Luis Mella, quien fue invitado por el diputado Daniel Verdessi a exponer sobre la exitosa experiencia que el municipio
desarrolla en conjunto con Gendarmería de Chile en el Centro de Detención Preventiva de esa
comuna, que supera el 90% de reinserción.
“Oportunidades para la vida” es el programa que ha sido reconocido por la UNESCO y la CEPAL, el
cual el alcalde Mella expuso ante los integrantes de la Comisión, obteniendo buena recepción por
parte de los parlamentarios.
“Estoy muy contento porque creo que hubo una muy buena recepción de los diputados de la
Comisión a nuestro proyecto “Oportunidades para la vida”, agradecido del contacto del diputado
Verdessi y con todas las ganas de poder visitar al ministro de Justicia, y junto al diputado Longton,
llevar esta propuesta al ministerio para que se pueda transformar en política pública y que
podamos, mediante un piloto con varias municipalidades de Chile, hacer una intervención y ver si
se logran los mismos resultados, porque obtener un 90% de no reincidencia si multiplicamos por lo
que salen de la cárcel podría marcar dramáticamente una reducción de la delincuencia, que es lo
que todos queremos”, señaló el alcalde demócratacirstiano.
En tanto, el diputado Daniel Verdessi calificó como sólida la presentación realizada por su
camarada de la Democracia Cristiana, el alcalde Luis Mella, en la Comisión de Seguridad Ciudadana
sobre el programa “Oportunidades para la vida” “que muestra buenos resultados y que es una
oportunidad para reducir la delincuencia en Chile. Con el diputado Longton vamos a tener con un
ministro de Justicia, para que esta propuesta sea escuchada ya que cuenta con el respaldo de
instituciones internacionales como la UNESCO y la CEPAL. Creemos que es la vía para una
verdadera reinserción de los delincuentes en una sociedad que los reciba en forma íntegra y no
como ocurre ahora que son abandonados a su suerte.