Menu

 

 

 

 

A+ A A-



Un protocolo de acuerdo para financiar el rediseño del proyecto “Construcción Puente Los Naranjos” firmaron ayer los alcaldes de Quilpué y Villa Alemana, Mauricio Viñambres y José Sabat, lo que se traducirá en un convenio de colaboración mutua para desarrollar el estudio en partes iguales.

En el documento, ambas municipalidades convienen en el realizar y apoyar las gestiones para obtener los recursos financieros para materializar el proyecto, que busca mejorar la conectividad del barrio norponiente de ambas comunas, que en los últimos años ha registrado un gran crecimiento poblacional, e incorporar en sus presupuestos del 2011 los medios requeridos para concretar las iniciativas específicas que se generen a partir del acuerdo marco.

La construcción del puente Los Naranjos es un proyecto que lleva una década de tramitación. “Lamentablemente los presupuestos de uno y otro municipio no habían hecho factible concretar el estudio de ingeniería, que iniciaron los profesionales del área de la Municipalidad de Quilpué el 2000. Es una iniciativa solicitada por los vecinos de ambas ciudades y por eso decidimos iniciar acciones concretas para materializar el proyecto y actualizar el estudio de ingeniería para cumplir con las condiciones técnicas que se piden en el caso de los puentes en la Ley de Urbanismo y Construcciones”, precisó el alcalde de Quilpué, Mauricio Viñambres.

PLAZOS

El presupuesto para el estudio de reingeniería bordea los $22 millones, monto que será financiado en partes iguales por las municipalidades de Quilpué y Villa Alemana. “Es un gesto concreto de la asociatividad que hemos impulsado entre los cuatro municipios que forman la actual provincia de Marga Marga”, afirmó el alcalde José Sabat.

Por su parte, el alcalde de Quilpué, dijo que “esta es la primera señal que estamos dando como municipios para que la provincia de Marga Marga comience a caminar como esperamos que sea, en pro del desarrollo de sus comunas”.

Viñambres explicó que el objetivo del trabajo conjunto es que el diseño de ingeniería se concrete el 2011 a fin de ejecutar el proyecto el 2012, “esto significa la disposición del gobierno regional para aprobar la iniciativa”, añadió.

El coordinador municipal de Villa Alemana, arquitecto Jorge Jorquera, aclaró que el proyecto del puente Los Naranjos “cruza de norte a sur en dirección perpendicular al estero que cruza hacia Quilpué. Está en el límite de ambas comunas y cumple la función de unir la población del costado norte del estero, donde no hay ningún puente tanto para el sector de Gómez Carreño en el barrio norte de la Ciudad del Sol, como para población Los Albatros, Don Francisco de Villa Alemana, para llegar a calle Berlín. Actualmente los vecinos deben cruzar por una pasarela que están sobre el lecho del estero. Así que el puente beneficiará unas 10 mil personas entre ambas ciudades”.