Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Implementaron estas alternativas en la sede de la Junta de Vecinos y en domicilios de residentes del sector, quienes también enseñarán lo aprendido a su comunidad.

 Maritza Ojeda Fernández vive en el sector de La Ramayana, en la Cuesta La Dormida, Olmué. Se trata de un sector rural que en el último tiempo se ha visto duramente afectado por la escasez hídrica presente en gran parte del país, recibiendo agua en camiones aljibes, al igual que sus vecinos. Pero gracias a la Junta de Vecinos y el apoyo técnico de la ONG Acción Intercultural, ahora ve una luz de esperanza, luego de haber participado en el Proyecto “Cosechando las aguas”, financiado por el Ministerio de Medio Ambiente a través del Fondo de Protección Ambiental 2020, iniciativa que consideró la construcción de un sistema recolector de aguas lluvias en la sede vecinal, entre otras acciones.

“Estábamos hace mucho tiempo buscando la manera de que el agua recibida través de la lluvia, por ejemplo, pudiéramos darle un buen uso. El sistema instalado permite utilizarla de mejor forma, a través del techo, donde hay unos canales, un estanque y cañerías que en total permiten guardar el agua acumulada por la lluvia. Es bastante sencillo, pero implica su técnica. Ahora estamos contentos con esto, porque antes veíamos como acá se estaba perdiendo la vegetación y también nos puede permitir tener agua para criar animales, como se hacía antiguamente”, expresó la beneficiada.

Otra vecina de esta localidad es María Isabel Contreras Lara, que también se hizo parte de esta iniciativa, aprendiendo cómo funcionan estas alternativas de acumulación de aguas, lo que ahora, como parte del proyecto, espera enseñar a su comunidad. “Fue algo muy bueno, me gustó harto, aprendí mucho, como por ejemplo acumular las aguas lluvias, lo estoy implementando en mi casa también, lo que ha sido muy bueno, por acá no hay agua, entonces es un beneficio para todos. Además, cuando pase el tema de la cuarentena, irá un grupo de vecinos a mi casa, para que les enseñe cómo funciona todo esto”, afirmó la residente del sector.

Como parte de esta iniciativa, el pasado 19 de marzo se llevó a cabo la actividad de supervisión de transferencia de conocimiento, donde se verificó y supervisó en terreno la entrega de conocimientos adquiridos por parte de los vecinos capacitados durante el desarrollo del proyecto, al resto de la comunidad.

Sobre este proceso, la presidenta de la ONG Acción Intercultural, Marcela Cajigal, comentó que “a pesar de haber tenido en esta última etapa dificultades para continuar con la calendarización de actividades diseñadas en un comienzo, debido a los cambios de fase de las comunas por causa de la crisis sanitaria, pudimos finalmente llevar a cabo esta actividad con el aforo correspondiente. El resultado del evento fue excelente, los participantes demostraron su aprendizaje enseñando a sus vecinos acerca de los beneficios, implementación, construcción, uso y mantención del sistema de acopio de aguas lluvia”.

Cabe mencionar que el desarrollo del Proyecto “Cosechando las aguas” llegó a su fin el pasado viernes 26 de marzo, con la ceremonia de cierre, que se realizó de forma virtual, cerrando así un proceso donde la construcción e implementación de sistemas de acopio de aguas lluvias aún sigue llevándose a cabo, porque ahora los 14 vecinos que aprendieron estas técnicas enseñarán lo aprendido a la comunidad, beneficiando así a un sector muy golpeado por la sequía.