Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El nuevo producto de Arrigoni Metalúrgica da cumplimiento a la normativa chilena obligatoria NCh203, que establece los requisitos del acero para el uso estructural en nuestro país, con exigencias específicas para enfrentar un sismo.

Respondiendo a la impronta de desarrollar y diseñar ingeniería para proyectos, siempre innovando en temas de acero estructural, Arrigoni Metalúrgica, lanzó su nueva línea de negocios de productos, presentando la Viga Inteligente AIN-203, perfiles para cargas dinámicas o sísmicas. Se trata de una propuesta eficiente y avanzada en perfiles estructurales de acero, especialmente formulados para optimizar el diseño, fabricación de perfiles y construcción de estructuras, dando cumplimiento a la normativa chilena obligatoria NCh203, que establece los requisitos del acero para el uso estructural.

Para el diseño de estructuras y edificaciones, los ingenieros calculistas se basan en el catálogo de perfiles del Instituto Chileno del Acero, ICHA, que tiene más de 40 años. En éste se definen los diferentes perfiles para las vigas, cuyas dimensiones varían según el estado de carga de la estructura a construir y su resistencia a los sismos. En este contexto, la compañía metalúrgica –con 64 años de experiencia- buscó optimizar los procesos productivos para perfiles estructurales, realizando innovaciones en el catálogo del ICHA con el fin trabajar con flejes –plancha de acero dimensionada- estandarizados para fabricar los perfiles soldados.

“El nuevo catálogo de perfiles optimizado AIN-203 Arrigoni es una alternativa al tradicional ICHA, siendo éste el primer cambio desde el punto de vista de la eficiencia productiva, explica Claudio Freire, gerente de producto de Arrigoni Metalúrgica. Así, esta innovación en el catálogo del ICHA permite la disminución de un 70% en la cantidad de flejes; y ahorros en el proceso de planificación y reducción en los plazos de entrega en un 80%, pasando de tres semanas a una.

El ejecutivo agrega que por estar en un país eminentemente sísmico como Chile, los criterios y normativas al respecto están por sobre la regla mundial y en este sentido el sistema de trazabilidad cumple un rol fundamental.

“La Norma NCh203 nos exige la trazabilidad biunívoca del acero estructural sometido a cargas de origen sísmico. Es por esto que la serie AIN-203 Arrigoni, cuenta con un innovador sistema que facilita la trazabilidad del acero estructural, un código de identificación único grabado por medio de una marca de golpe visible en cada uno de los perfiles, que permite vincular cada pieza con las coladas utilizadas para su elaboración y sus respectivos certificados de calidad”, agrega el experto.

También conforme a la Norma NCh203, las vigas son preparadas con Acero ASTM A36, contando con requerimientos de tenacidad y límites a la sobre resistencia. Además, gracias a un convenio con el Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales (IDIEM) de la Universidad de Chile, esta entidad certifica los materiales de cada uno de los perfiles y al ingresar el código en el sitio web www.ain203.cl es posible descargar la información técnica y documentación asociada