Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Participantes han construido sistemas como baños secos, acopios y
recuperación de aguas lluvias y grises.
Alaska Miranda es vicepresidenta del Comité de Adelanto “El Duraznillo”, ubicado
en el sector de La Vega, comuna de Olmué. Desde mayo pasado está
participando en las capacitaciones y talleres que se están realizando en esta
localidad, como parte del proyecto “Valorando el agua de mi tierra”, que ejecuta la
ONG Acción Intercultural, gracias al Fondo de Protección Ambiental (FPA) del
Ministerio de Medio Ambiente. Destaca que ha aprendido principalmente a cuidar
el recurso hídrico, tan escaso hoy en día a nivel regional, al punto que con su
familia construyeron un baño seco que muy pronto estará funcionando.
“Ha sido una experiencia muy buena, porque uno nunca termina de aprender,
sobre todo en estos tiempos que el tema del agua es algo tan escaso y
complicado. Yo he aprendido harto, de partida cómo instalar un baño seco, que ya
lo hice en mi casa, quedan solo detalles para terminarlo y en la última reunión del
comité, estuvimos conversando con los vecinos y enseñándoles cómo funciona
este sistema, para así cuidar la poco agua que tenemos acá, porque al vivir tan
lejos los camiones aljibes no llegan, aunque gracias a Dios aún contamos con
vertientes naturales”, expresó la dirigente vecinal.
Esta vecina de La Vega es una de las beneficiarias de esta iniciativa de la ONG
Acción Intercultural de Olmué. Todas las capacitaciones y talleres se han
desarrollado en la Escuela Los Bellotos de este sector, bajo una modalidad
teórico-práctica, que han incluido enseñar y crear sistemas como el baño seco,
acopio de aguas lluvias y riego eficiente para huertas familiares, como también se
ha iniciado la construcción del sistema de recuperación de aguas grises en el
hogar. Todos estas obras quedarán en funcionando en el establecimiento
educacional como un “Centro demostrativo”, para el futuro aprendizaje de los
estudiantes y vecinos en general.
Al respecto, la presidente de esta organización, Marcela Cajigal, afirmó que “el
grupo que desde el comienzo se sumó a participar de estos talleres ha
demostrado gran compromiso, disposición, apertura a los nuevos conocimientos y
buen humor en el hacer. Hemos compartido, profundizado y reflexionado
conjuntamente sobre la importancia del trabajo en comunitario, de recobrar los
valores ancestrales que nos educan en ese aspecto y sobre el respeto y
consideración que debemos tener por todos los seres de la naturaleza, respecto
del valor del agua, la realidad en este tema en Chile y en el mundo, además de
aprender sobre los procesos técnicos de uso eficiente del recurso hídrico”.
Cabe recordar que como parte del proyecto “Valorando el agua de mi tierra” de la
ONG Acción Intercultural, queda llevar a cabo solo una jornada que se realizará en
el mes de agosto, para posteriormente iniciar la segunda etapa de esta iniciativa,

cuando las personas que se capaciten –entre ellas dirigentes sociales del sector y
profesores de la Escuela Los Bellotos- enseñarán a sus vecinos y alumnos lo
aprendido, proceso que culminará en noviembre.