Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

La Municipalidad de Quilpué bautizó el Estadio Municipal Villa Olímpica bajo el nombre de Arturo Longton Guerrero, quien impulsó su construcción durante el inicio de su periodo como histórico alcalde de la comuna.

“Esta fue sin duda, la obra regalona de mi padre”, repitió en varias oportunidades el diputado RN Andrés Longton, lleno de emoción, durante la ceremonia en la que la Municipalidad de Quilpué entregó el nombre de Arturo Longton Guerrero -padre del parlamentario- al Estadio Municipal Villa Olímpica.

En el emotivo acto, estuvo presente la madre del diputado, la consejera regional Amelia Herrera; sus hermanos, Arturo y Amelia; autoridades y ciudadanos de la comuna que quisieron ser parte de este homenaje al fallecido ex alcalde, ex diputado y primer gobernador de la provincia de Marga Marga.

Durante su discurso, el parlamentario por el distrito 6 agradeció al alcalde Mauricio Viñambres por este gesto, señalando que “los ideales políticos no pueden nunca ser vistos como un obstáculo para expresar las emociones que uno puede llegar a sentir por quienes pusieron por delante el bienestar de la gente a través de obras como estas. Estos gestos deberían ser parte de la esencia de la vida y la política. Gracias Mauricio (Viñambres) por dejarnos a nuestra familia y a la gente que tanto quiso a mi padre, este eterno legado, plasmado en una obra que para él significó el inicio de una larga relación de amor y entrega por Quilpué y El Belloto”.

Respecto del importante lazo de su padre con el estadio que desde hoy lleva su nombre, el diputado Longton manifestó que “el inicio de mi padre como alcalde partió en el año 1983 con 34 años. Su pasión por el deporte lo trajo a este lugar, la Villa Olímpica, donde la ansiedad por llevar a cabo su sueño, lo impulsó a iniciar las obras de este estadio al poco tiempo de haber asumido. Quienes lo conocieron y estuvieron con él en esa etapa, me contaron lo obsesivo, calmado y meticuloso que era, viniendo casi a diario a revisar el avance de las obras. Esta era su joyita y tenía que quedar impecable”.

“Es un tremendo orgullo para mi familia lo que hoy está ocurriendo acá, donde vivimos tantos momentos de nuestras vidas”, añadió además el legislador.

Finalmente, Longton expresó que “todos lo que pasen por acá verán reflejada en este estadio la vida y obra de mi padre, dejando en nuestros corazones el recuerdo de una persona noble, sencilla y generosa, al que quiero profundamente y que marcó mi camino como hijo y como persona”.