Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Altomontinos estarán presentes en el regional de tenis de mesa por quinto año consecutivo.

Por quinto año consecutivo, la Academia de Tenis de Mesa del Colegio Altomonte
aseguró su presencia en la final regional de los Juegos Deportivos Escolares,
organizados por el Instituto Nacional del Deporte (IND).
Florencia Gray, seis veces consecutivas ganadora de la etapa comunal de Villa
Alemana del torneo de tenis de mesa, aseguró su paso en Categoría Sub 18, al
terminar segunda en la fase provincial, disputada en el Gimnasio Municipal de
Quilpué. La deportista estará por quinta vez en esta instancia. A su vez, Javiera
Estay también representará al Colegio Altomonte en esta importante instancia, en
Categoría Sub 14. Ambas Altomontinas competirán el próximo 24 de septiembre
en el Polideportivo Renato Raggio de Playa Ancha.
Reconocimiento aparte también merece Ángela Herrera, quien obtuvo un meritorio
tercer lugar en esta competencia.
La Academia de Tenis de Mesa del Colegio Altomonte ha logrado constantes
éxitos a nivel provincial y regional, gracias al esfuerzo, entusiasmo y trabajo de
sus deportistas, quienes son guiados por el profesor Pablo Carrera.

Deporte inclusivo UPLA unió a estudiantes secundarios de la región con sus padres.

 

Actividad formó parte de la preparación que la universidad
brinda a jóvenes de tercero y cuarto medio, de distintos planteles,
para acceder a la educación superior.

Hacer partícipes a los apoderados de la última etapa escolar de sus hijos, así
como del camino que están vivenciando con miras a la educación superior, y
en definitiva estrechar vínculos entre padres e hijos, fueron los objetivos de
una actividad deportiva-recreativa organizada por la Universidad de Playa
Ancha (UPLA).
En la jornada que realizaron los programas de Preparación para el Acceso
Inclusivo y Deporte Inclusivo, los apoderados compartieron con sus hijos en
juegos y deporte adaptado como voleibol sentado. Esto, en la misma
institución donde asisten los estudiantes secundarios dos veces por semana
para trabajar sus competencias básicas en lenguaje y matemática, y
fortalecer habilidades y conocimientos necesarios para mejorar el
aprendizaje previo a la universidad.
Es en este mismo espacio en que se fomenta el autoconocimiento, la gestión
emocional, la motivación, el compromiso académico y la competencia
vocacional de los jóvenes.
Paola Yáñez, apoderada de cuarto año del Liceo Técnico de Valparaíso,
agradeció que consideren a los padres en estas actividades. “Es una
buenísima oportunidad. Yo no me he perdido ninguna actividad, ya
que les dan la oportunidad de que sueñen con un objetivo y lo
logren. Aquí las guían, las orientan y eso a veces como mamá uno no
sabe mucho. Las motivan mucho, es como que mi hija se hubiese
sacado un premio”.
Evelyn Ríos acompañó a su hija que cursa el último año en el Liceo Técnico
de Valparaíso, y se refirió positivamente de la iniciativa. “Encuentro muy
bonita esta actividad, porque hacen participar a los papás. Nunca
había participado en algo así. Es muy bonito, y espero que sigan así
incluyendo a la familia”.
El programa “Preparación para el Acceso Inclusivo a la UPLA” acoge este año
a 43 secundarios del Liceo Coeducacional La Igualdad, Liceo Barón, Liceo
Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué, Colegio Julio Montt de
Casablanca y Liceo Técnico de Valparaíso. El objetivo es brindar
oportunidades de ingreso para carreras pedagógicas y disciplinarias, a

estudiantes de tercero y cuarto medio, seleccionados por destacar
académicamente entre sus pares y por su alto interés social.

Universidad de Playa Ancha recibió a cuadrangular de fútbol inclusivo.

 

Actividad contó con la participación de estudiantes de
establecimientos de educación especial de San Antonio y
Valparaíso.

La carrera de Tecnología en Deportes y Recreación de la Universidad de
Playa Ancha (UPLA) acogió en el gimnasio de la institución al “Cuadrangular
de Fútbol Inclusivo”, protagonizado por alumnos del Instituto
Psicopedagógico de San Antonio y el colegio Nueva Siembra de Playa Ancha,
Valparaíso.
Con el entusiasta apoyo de los apoderados de los escolares, se efectuaron de
manera amistosa partidos mixtos entre alumnos con diferentes
discapacidades intelectuales.
Constanza Yañez del Colegio Nueva Siembra de Valparaíso compartió su
experiencia de participar en un encuentro deportivo en la universidad. “Sí
me parece bien, porque todos somos unidos como un equipo. Me
parece entretenido”.
En tanto, Danilo Jiménez del Instituto Psicopedagógico de San Antonio, dijo
que “los partidos son buenos. Me gusta entrenar y estoy bien motivado”.
Con el sonido de fondo de las vuvuzelas, la estudiante de cuarto año de
Tecnología en Deportes y Recreación, Andrea Guajardo, se refirió a lo que
significa para su formación profesional este tipo de actividades: “Para mí es
un desafío muy grande, porque no había tenido la experiencia de
trabajar con niños que presentaran alguna discapacidad. Para mi
formación es muy buena esta experiencia de poder enseñar lo que en
lo teórico me ha entregado la universidad”.
En tanto, Javiera Guerra, de tercer año de la carrera, evaluó positivamente el
encuentro. “Ha sido muy satisfactorio trabajar con estos estudiantes,
porque nos reciben con una energía muy positiva. Gracias a la
mención recreativa que tiene la carrera, nos han enseñado a cómo
hacer juegos con los cuales hay una gran conexión con los niños”.
El coordinador docente de Tecnología en Deportes y Recreación de la UPLA,
Nelson Rivera, destacó el trabajo académico inclusivo que, desde la
formación académica integral, se realiza con establecimientos de
educación especial de la región.

“Nosotros como carrera tenemos asignaturas relacionadas con la
inclusión y, a la vez, tenemos instituciones que reciben a estudiantes
en práctica. Esta iniciativa surgió del estudiante en práctica Jorge
Cid, que realiza su práctica en San Antonio, y que está muy motivado
por el deporte inclusivo. En el colegio Nueva Siembra tenemos
tecnólogos deportivos trabajando y otros desarrollando prepráctica.
En lo que podamos siempre apoyaremos estos encuentros”, sostuvo el
profesor Rivera.

Laboratorio de Investigación y Análisis del Entrenamiento Deportivo UPLA entró en funcionamiento con nuevo rostro y equipamiento de punta.

 

Fondo de Equipamiento Científico y Tecnológico de Conicyt permitirá contribuir a la
generación de conocimiento científico de primer nivel.

Ya se encuentra operativo en un nuevo espacio y con equipamiento único en el país, el
Laboratorio de Investigación y Análisis del Entrenamiento Deportivo de la Facultad de
Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad de Playa Ancha.
Mediante la adjudicación de 192 millones de pesos del Fondo de Equipamiento
Científico y Tecnológico de Conicyt, la Universidad de Playa Ancha, además de habilitar
un mejor espacio, adquirió un analizador portátil de intercambio de gases, que permitirá
valorar y cuantificar el consumo de oxígeno durante la práctica de ejercicio físico en
situaciones reales, así como una trotadora “Gold Estandar” con arnés de seguridad,
para niños o personas con dificultad de desplazamiento.
“Los laboratorios juegan un papel importante (en las universidades), porque les
dan el salto, principalmente cuantitativo y cualitativo, al desarrollo de la disciplina
y nos permite generar información válida por procesos científicos y tecnológicos.
Además, nos permite participar e insertarnos en redes nacionales e
internacionales dentro de este ámbito, y ser un referente a nivel nacional con este
equipamiento de última generación y única a nivel país”, sostuvo el decano de la
Facultad de Ciencias de la Actividad Física y Deportiva, Dr. César Oliva.
En tanto, el Dr. Enrique Arriaza, director del Laboratorio de Investigación y
Análisis del Entrenamiento Deportivo, y responsable del proyecto Fondequip,
destacó las nuevas posibilidades que se abren para esta institución de contribuir con
estudios de primera línea.
“La primera relevancia tiene que ver con las posibilidades que le da a gran
cantidad de académicos de investigar. Es muy importante que cuando se trabaja
en investigación se puedan generar redes de investigación y que el producto sea
validado científicamente. En segundo término, el prestigio que se le da a una
universidad por tener un equipo de primera línea”, explicó el Dr. Arriaza.
El laboratorio está en pleno desarrollo de investigaciones en las áreas del
entrenamiento perceptivo cognitivo, así como de la condición física y función cognitiva
de preescolares chilenos.

Makarena Arriagada, atleta paralímpica: “El deporte fue mi terapia”.

 

Profesional formada en la UPLA se prepara para viajar a
competencias en Lima y Dubai. Junto a artista tatuador de
Quilpué, Edgar Guajardo, compartieron experiencias de
rehabilitación desde la práctica deportiva.

Para la terapeuta ocupacional formada en la Universidad de Playa Ancha
(UPLA), Makarena Arriagada, en Chile deben intencionarse oportunidades
para personas con distintas discapacidades, orientadas a la práctica de
deportes, de esa manera no solo se contribuirá a su rehabilitación e inclusión
sino también aumentará el número de deportistas profesionales
paralímpicos, poco valorados en el país.
Dedicada de tiempo completo a entrenar pruebas de velocidad en 200 y 400
metros planos, y a experimentar con salto largo, la atleta paralímpica de 25
años compartió su experiencia con la práctica deportiva en el coloquio
“Deporte Inclusivo”, organizado por la UPLA para estudiantes de las áreas de
la salud y de la actividad física.
Una amputación congénita del tercio superior del antebrazo izquierdo, no fue
impedimento para que Makarena Arriagada practicara surf, snowboard y
fútbol. Pero fue con el atletismo, que conoció en la universidad, con el que
reenfocó su potencial.
Tras responder a la invitación del entrenador de la selección UPLA, Sergio
Galdames, reconoció sus habilidades y su fuerza en la pista, destacó en el
podio de competencias convencionales y luego se dedicó a la categoría
paralímpica.
“El deporte, correr fue mi terapia. Fue lo único que hizo olvidarme de
la discapacidad y darme cuenta de que sí soy igual al resto y que
puedo hacer más cosas quizás que el resto, o si yo me lo propongo lo
puedo lograr. En verdad, no lo cambio por nada, tiene mucho valor
para mí, porque me logra desconectar de todo. Como que me reseteo
y vuelvo con más energía”, afirmó la atleta.
Arriagada sostuvo que solo para competir solicitó la confección de una
prótesis, demorando dos meses en adaptarse a ella. “Y es que nunca sentí
que me ayudara una prótesis, como que estaba configurada para no usarla”.
Actualmente, la deportista se prepara para los Juegos Deportivos Nacionales
de Lima y el Mundial de Dubái, a realizarse en noviembre.
Superación personal
El artista tatuador de Quilpué y Técnico en construcción, Edgar Guajardo, en
2016 sufrió un accidente al realizar descenso en bicicleta. Cayó de cabeza y
se fracturó la vértebra torácica T8, perdiendo la movilidad de sus piernas.
“Nacer y saber que vas a estar en silla de ruedas, está más
asimilado. Pero si caminas y quedas inválido, te viene una depresión
tremenda. Y el deporte te ayuda bastante. Yo me caí en bicicleta,
haciendo descenso, a los 26 años, hoy tengo 28. Lo que más hacía
como actividad física, antes del accidente, era senderismo, subía y
bajaba cerros”, sostuvo Guajardo.
Reconoció que la ayuda de la familia y los amigos es fundamental para salir
adelante. Pero tan importante como lo anterior es la decisión de superarse
uno mismo, y él lo hizo a través del deporte.
A un año del accidente, Guajardo decidió ayudar en los entrenamientos del
club de rugby Huracán, que hasta hoy practica en la Universidad Viña del
Mar. Así también, juega en la selección regional de básquetbol adaptado del
club Weichafe, que en mapudungún significa guerrero.
Desde febrero incursiona en navegación a vela en el Puerto Deportivo
Valparaíso, y hace un mes practica natación en el Polideportivo del IND.
Las experiencias de Makarena Arriagada y Edgar Guajardo permiten
contribuir a la formación de profesionales en deporte inclusivo, con miras a
facilitar la relación con personas en situación de discapacidad, fomentando su
participación social e inclusión por medio del deporte, destacó el kinesiólogo
Freddy Zamora, responsable del programa Deporte Inclusivo de la Unidad de
Acceso, Inclusión y Permanencia Universitaria (UAIP) de la UPLA.