Menu
Porqué la innovación debe estar en el centro de la educación.

Porqu…

Colegio Los Reyes de Quilpuè,se impone en etapa regional de “Futbolito Ideal 2024” y avanza a la final nacional

Coleg…

Prev Next

    

                                                                                        

 

A+ A A-

 

Con intervención musical, lectura de poemas, exposición de pinturas y más, se
realizaron tres encuentros “Infusionarte” para promover espacios
participativos que favorezcan la inclusión social en personas con discapacidad
psíquica.
Tres fueron los encuentros “Infusionarte” que se realizaron para mostrar las distintas
habilidades culinarias y artísticas de usuarios y usuarias de OCR Casa Club de Valparaíso,
esto en el marco del proyecto Social CreaLab 2023 de la Dirección General de Vinculación
con el Medio de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), “Infusionarte”, que reúne a
académicas y estudiantes de las carreras de Terapia Ocupacional, Enfermería y Nutrición y
Dietética para promover instancias de interacción comunitaria de personas con
discapacidad psíquica.
El primer encuentro tuvo lugar en la Casa Central de la Universidad, donde vecinos/as de los
alrededores, la comunidad universitaria y parte del equipo del proyecto junto a OCR Casa
Club pudieron disfrutar de una jornada de exposiciones artísticas, muestras musicales de
percusión con elementos reciclados, infusiones y masas dulces, todo creado por los usuarios
y usuarias de OCR Casa Club, con el fin de mostrar que también tienen las capacidades de
poder crear, interactuar, compartir, exponer, etc.
Alejandro Araya Villalón, músico y artista visual, quien trabaja en OCR Casa Club
impartiendo el Taller de Música Corporal y Arte Integral, sostuvo que “ese trabajo conjunto,
tanto de Casa Club como centros comunitarios de rehabilitación y la Universidad de Playa
Ancha, vinculándose con las organizaciones del territorio, me parece que es lo más
importante. Poder hacer ese diálogo. Siempre es tratar de seguir generando proyectos que
puedan activar esas redes. Siempre las personas que participan son directamente la
comunidad, entonces, de alguna manera, las instituciones tienen que responder a ese
llamado. Para eso está la vinculación”.
Los otros dos encuentros se realizaron en la Junta de Vecinos n°116 de Playa Ancha, lugar
donde constantemente hicieron los talleres culinarios pertenecientes a la primera etapa del
proyecto. En estas oportunidades, se realizaron actividades de baile entretenido, juegos de
equipo, karaoke, números musicales y exposiciones de dibujantes.
Sobre la inclusión

Sin duda, este proyecto invita a hacer una reflexión acerca de cómo vemos a aquellas
personas que presentan cualquier tipo de discapacidad, otorgándoles el valor que merecen
y promoviendo acciones para fomentar el desarrollo de sus habilidades en cualquier ámbito
o esfera de la sociedad.
Andrés Vega Manquemilla, tesista de Terapia Ocupacional UPLA, y miembro activo del
proyecto, explicó que “la salud mental en verdad no es discapacitante, el entorno es el que
discapacita del momento en que ellos no pueden participar, porque nosotros no les
permitimos. Hay espacios que están muy cerrados, mucha marginalización, estigmatización,
y proyectos así hacen que la gente se dé cuenta cuál es el poder de estas personas como
actores sociales dentro de las comunidades y todo lo que podamos aprender de ellos
también”.
La directora del proyecto “Infusionarte” y académica de Terapia Ocupacional, Carolina
Brown, concluyó que “la inclusión no es de parte de las personas que sufren o padecen. La
inclusión es de parte nuestra, de abrir espacios, de juntar a la gente, de tener iniciativas
donde compartamos en un espacio de respeto y el arte permite eso. El arte comunitario
permite esa instancia. Así que, nada, ha sido un balance positivo. El proyecto fluyó de un
comienzo hasta ahora, muy positivamente. Pero, ¿por qué?, porque siento que los usuarios
y usuarias permitieron esto”.