Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

En septiembre comenzó proyecto dirigido por académico de la
Universidad de Playa Ancha (UPLA) y financiado por el Servicio
Nacional del Patrimonio Cultural.

El mes pasado se dio inicio al proyecto “Emplazamiento de la Universidad de Chile
en Playa Ancha: estudio historiográfico y de memoria local para ser puesto en
valor”, el cual es financiado por la Convocatoria 2020 del Fondo del Patrimonio
Cultural, administrado por el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural.
El proyecto es dirigido por el arquitecto Marco Muñoz, académico de la Universidad
de Playa Ancha (UPLA), con experiencia en registro y valoración de patrimonio
cultural, y quien realizó una primera intervención de participación ciudadana en el
lugar en 2015.
Respecto a la principal motivación por liderar el proyecto, Muñoz señala que “el
impacto que ha tenido en el territorio el trabajo investigativo que se viene
desarrollando desde 2015 y la necesidad de seguir favoreciendo la
construcción de conocimiento compartido respecto del barrio de Playa
Ancha, constituyen la principal motivación. Gracias a un proceso de
Investigación Acción Participativa, un grupo importante de habitantes,
reunidos en distintas organizaciones sociales, se encuentran
empoderados en su rol de promotores educativos, asumiendo con mucha
propiedad la responsabilidad de fortalecer y difundir los valores
patrimoniales de Playa Ancha”.
El proyecto contempla tres etapas: una etapa de investigación documental,
centrado principalmente en fuentes locales y de época, explorando el período
previo, el devenir y la situación actual del emplazamiento de la Sede Valparaíso de
la Universidad de Chile en el antiguo Parque de Playa Ancha; un estudio de las
narrativas, indagando en la memoria local, y una nueva versión de los Talleres
Participativos desarrollados desde el 2015.
El coinvestigador Gonzalo Abarca, arquitecto historiador con experiencia en
valoración de arquitectura moderna y académico de la Facultad de Arquitectura de
la Universidad de Valparaíso, indicó sobre los aportes que puede significar un
proyecto de esta naturaleza que “el cambio del destino se ha ido perdiendo
en la memoria, de la misma manera en que Playa Ancha pasó de ser un
destino final en el recorrido urbano hasta ser, hoy día, un sector de paso
hacia las zonas de expansión habitacionales ubicadas más arriba”.
Abarca agrega que “hay elementos perdidos como el zoológico; otros que
han perdido nitidez, como el parque; algunos han sido reemplazados,
como el hospital naval, por otro lado, hay elementos que surgieron, como
el estadio, otros fueron reubicados, como la escuela naval o fueron
transformados como la trama y la idea es evaluar cuales de ellos
persisten en la memoria del playanchino”.
Consultado el representante de la U. de Chile en la Red Arte, Cultura y Patrimonio
del Consorcio de Universidades del Estado de Chile, Fernando Gaspar, acerca del
significado que tiene para la Universidad de Chile la realización de este proyecto,
señaló que “tiene varias dimensiones muy significativas que destacar,
principalmente en el periodo de transformaciones que experimenta el país. Por un
lado, recuperar la memoria de una visión de sociedad donde las universidades
ocupaban un lugar privilegiado en la construcción de país a nivel nacional y con un
fuerte componente descentralizador”.
Por otro lado, señaló “me parece sumamente relevante llamar la atención sobre el
proyecto de emplazamiento en el Barrio de Playa Ancha, por su componente de
innovación social que significó y una mirada de ciudad, inclusiva, diversa y con
perspectiva de futuro”.
El proyecto de investigación, que tendrá una duración de un año, además de
Muñoz y Abarca, cuenta con un equipo interdisciplinario integrado por el
historiador Esteban Álvarez, la socióloga Karimme Morales, la periodista Mariela
González, la encargada de diseño y producción Claudia Aguilera, y el encargado de
registro y redes sociales César Pincheira.