Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

En la Quinta Vergara.
La ciudad jardín recibió el Año Nuevo Lunar con un colorido espectáculo gratuito de música,
danza y acrobacia.
Por décimo año consecutivo el Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás (IC UST) dio
vida a la celebración de Año Nuevo Chino más grande del país. La festividad, también conocida
como Fiesta de la Primavera, tuvo como invitado estelar al grupo artístico de Shenzhen, quien
presentó un brillante espectáculo de música, danza y acrobacia.
El evento se desarrolló el viernes 10 de enero gracias al apoyo de la Municipalidad de Viña del
Mar y el patrocinio de la embajada de la República Popular China en Chile y el Festival
Internacional de Luces de China (Fesiluz), reuniendo a cerca de 13 mil personas en la Quinta
Vergara, quienes pudieron disfrutar de manera gratuita el show presentado por la agrupación
china compuesta por 30 artistas entre músicos, bailarines y acróbatas.
Durante la previa, los asistentes pudieron fotografiarse en una gigantografía que simulaba
estar en la Gran Muralla, el ícono turístico más importante de Beijing, capital del gigante
asiático. Además, hubo a disposición una cabina fotográfica, donde los asistentes pudieron
llevarse un recuerdo vistiendo trajes de diversas etnias tradicionales chinas, elementos que
acercaron la cultura china a toda la comunidad de la región.
Asimismo, se realizaron variados concursos que permitieron al público ganar diferentes
accesorios, entre ellos, poleras con la temática del Año de la Rata, entradas para asistir Fesiluz
y becas para estudiar chino mandarín en el IC UST, solo por nombrar algunos.
De esta manera, la gente pudo conocer diversos aspectos de la cultura china y disfrutar de la
puesta en escena, que incluyó la presentación de los grupos chilenos del Centro Cultural Chino
de Viña del Mar, quienes exhibieron variadas técnicas de kung fu y chi kung; la Agrupación
Nacional Ensamble de Seda y Bambú, quienes interpretaron de forma excepcional música
tradicional, folclórica y contemporánea china, además de las infaltables Danzas del León y
Dragón, a cargo de la Agrupación Arte Oriente de Olmué, toda una tradición de esta fiesta,
considerada la más importante del pueblo chino.
“Las actividades en el marco del Año Nuevo Lunar forman parte importante de las actividades
culturales del municipio de Viña del Mar en verano y han jugado un papel muy importante en
divulgar la cultura china y promover el entendimiento mutuo entre ambos pueblos”, señaló la
agregada cultural de la embajada de China en Chile, Yang Changing.
Entre los asistentes, destacó la presencia de la alcaldesa de la ciudad jardín, Virginia Reginato,
la subdirectora del Centro Regional de Institutos Confucio para América Latina (CRICAL), Sun
Mingyang el rector de la Universidad Santo Tomás Viña del Mar, Daniel Olivares y las
directoras del Instituto Confucio de las Universidad Santo Tomás, Wang Meng y Lilian
Espinoza.

Grupo Artístico Shenzhen
La agrupación, que por primera vez visitó Chile, está compuesta por 31 artistas entre músicos,
bailarines y acróbatas bajo la dirección del destacado bailarín y coreógrafo chino, Liu Xingfan.
Se incluyen artistas destacados de la Orquesta Nacional de Aiwa, del Conjunto Acróbata de
Yate y la Orquesta Fusión del Tiempo, todos oriundos de Shenzhen, su ciudad natal. El
espectáculo se basó principalmente en el teatro de ópera y danza tradicional, además de
música y exhibiciones acrobáticas que reflejaron las raíces costumbristas de la milenaria
cultura del gigante asiático.