Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Cocina

Fin de año: anticipar compra de carne permite encontrar mejores precios.

 

Ya quedan pocos días para estar en familia entorno a una buena mesa y festejar junto a los que más queremos la llegada del 2020. A esto se suman instancias de reunión de gran importancia para las familias chilenas como, por ejemplo, la Navidad.

“Este escenario se traduce en que se ve aumentado el consumo de carnes, por lo que es recomendable que las personas hagan sus compras con anticipación, con el objetivo de adquirir los productos que desean de forma tranquila y a un menor precio. La carne se puede guardar en su envase original en el caso de carne al vacío o congelar, si es pollo o cerdo, hasta la fecha en que se vaya a utilizar”, explica Jorge Escobar, gerente general de carnicerías El Carnicero.

Es importante destacar que para quienes realizan eventos que incorporen un gran número de personas, una opción conveniente es comprar carne al por mayor, esto es, mínimo 5 kilos, pagando en efectivo, lo que permite a las personas ahorrar hasta $2.000 por kilo en algunos cortes.

El experto de El Carnicero explica que “una muy buena alternativa es la carne al vacío, ya que puede durar entre 3 a 4 meses, desde la fecha de envasado. Es importante mencionar que, dado que este producto implica que se le ha sacado el aire para detener su proceso de descomposición normal, es fundamental verificar que tenga solo líquido y no burbujas de aire en su interior, si las tuviera es porque perdió el vacío”. Por último, al momento de abrir el envase, la carne no debe tener ningún olor a descomposición o que sea extraño para el consumidor; si lo hubiese, hay que dejarla respirar unos 20-30 minutos antes de preparar y si el olor persiste, cambiarla.

Apuesta por la carne nacional

La recomendación de El Carnicero “maestro en carnes” es que las personas se preocupen de adquirir productos nacionales, ya que -en su mayoría- tienen menor contenido de grasa que la carne importada. A lo anterior se suma que, si compran en carnicerías, los expertos pueden cortar, picar, porcionar o moler los diversos cortes a gusto del consumidor.

Finalmente, en períodos como los eventos de fin de año, donde aumenta la ingesta de carnes, es importante promover el consumo de carnes magras. “Existen algunos cortes de vacuno que se caracterizan por ser magros y con menos nivel de grasas como el filete, lomo liso, lomo vetado, huachalomo, asado carnicero, tapabarriga, abastero y punta picana. En carnes blancas podemos nombrar la infaltable pavita y el pollo para el año nuevo, que contiene aminoácidos esenciales para nuestro organismo”, complementa Jorge Escobar.

Tosty Arepa Oster: El invento que modificó la forma de preparar las tradicionales arepas, ¡llega a Chile!.

 

Hacer el tradicional “pan de maíz” como lo hacían en casa es un anhelo para la mayoría de los venezolanos y colombianos que viven en nuestro país y que hoy recibirán con inmensa alegría la llegada de la original Tosty Arepa, y así todos puedan preparar esas deliciosas arepas caseras en solo siete minutos.

 La Tosty Arepa marcó un hito en la cocina, fue creada por Oster en 1989 y se ha convertido en parte de la tradición de las últimas generaciones de venezolanos y colombianos. No en vano ha reunido por décadas a sus familias a la hora del desayuno, almuerzo y cena. Y gracias a este invento también se convirtió en un snack perfecto para cualquier hora del día. Su lanzamiento fue toda una revolución, lo que antes se demoraran casi media hora en preparar ahora lo podían hacer en minutos. En los primeros tres meses a la venta, miles de familias adquirieron el aparato que les prometía cocinar las arepas en solo siete minutos y estandarizar el tamaño, grosor y circunferencia de la ancestral preparación. Incluso es más, el lanzamiento de la Tosty Arepa permitió rescatar al tradicional “pan de maíz” de su extinción, pues en esa época muchos habían dejado de cocinarlo por el escaso tiempo que tenían; la mayoría prefería el pan de sándwich privilegiando la rapidez. La arepa comenzaba a desaparecer de la mesa cotidiana y a quedarse relegada solo para las ocasiones especiales.

Este electrodoméstico tan querido por estas comunidades extranjeras se tuvo que quedar en casa por el simple hecho de que la corriente entre ambos países no es compatible, por eso su aterrizaje en Chile emociona a más de alguno que ve en la Tosty Arepa el vínculo con la Patria que tanto añoran. La Tosty Arepa es nostalgia pura para el hogar y la familia, por eso su llegada a nuestro país conmueve a todos quienes tuvieron que dejarla en su país.

Además de cambiar la forma tradicional de preparar esta receta ancestral, la Tosty Arepa fue el trampolín para que las arepas fueran conocidas en todo el mundo, pero mucho más relevante en un puente cotidiano hacia sus seres queridos y raíces culinarias.

La gran innovación

La Tosty Arepa fue creada por el brasileño Fernando Rizkalla, quien ocupó la presidencia de la multinacional Oster de Venezuela entre 1989 y 2006. El invento tuvo un período de prueba de un año para la confección de su diseño definitivo en los laboratorios de la marca y fue apoyado por los ejecutivos de Empresas Polar quienes se encargaron de testear el innovador producto.

El primer modelo, cuadrado y de color blanco, era una adaptación de las clásicas sandwicheras, pero con moldes internos circulares. Luego, vino el experimento de fabricarla en colores, hasta llegar al rediseño circular actual que en sí evoca la forma de la arepa.

Más allá de la comodidad y la practicidad en la preparación de las arepas con este ingenioso invento –en donde la forma de la masa está resuelta y solo es necesario ubicarla en su espacio circular para cocinarla– la ventaja definitiva es su tiempo de cocción. Cocina un 30% más rápido, mientras que los métodos tradicionales se demoran aproximadamente 24 minutos, la Tosty Arepa permite que estén listas en apenas siete minutos.

El modelo actual tiene un cierre de seguridad que mantiene cerrada la unidad mientras cocina, posee un recubrimiento antiadherente ideal para cocinar y limpiar fácilmente, su diseño compacto permite ahorrar espacio ya que se almacena de forma vertical y cocina hasta seis arepas al mismo tiempo. Es perfecta para cuando estás apurado, especialmente en las mañanas. Solamente preparas la mezcla, pones las porciones en cada cavidad, y en aproximadamente siete minutos tendrás seis arepas listas para comer. Si prefiere arepas más doradas y oscuras, puedes prolongar el tiempo de cocción durante unos minutos.

Es importante destacar que la Tosty Arepa es una opción para cocinar “a la plancha” y sirve para preparar otros alimentos como huevos, panqueques, sopaipillas, tortillas, hamburguesas, churrascas, lo que se te ocurra, el único límite es tu creatividad.

Unión de dos pioneros

Hay dos innovaciones que cambiaron de forma radical y definitiva la manera de preparar y consumir las arepas, especialmente en Venezuela: la harina precocida de maíz P.A.N., que se encuentra en el mercado venezolano desde 1960 y la Tosty Arepa, lanzada en 1989. El primero facilitó la compleja preparación artesanal que incluía el desgranado y la preparación de la masa en el pilón, mientras que el segundo estandarizó la forma y disminuyó el tiempo de su preparación a solo siete minutos.

Por esto, es natural que ambas marcas se unieran para hacer su aterrizaje en Chile y así brindar a los consumidores la combinación perfecta entre la Tosty Arepa Oster® y la harina P.A.N.® como parte del relanzamiento de la Tosty Arepa en Latinoamérica.

Consejos para la correcta manipulación de carnes sin arriesgar la salud.

 

Estamos a pasos de que llegue el verano y muchos se animan a salir de camping, hacer paseos por el día o almuerzos al aire libre alrededor de un rico asado. Comprar carne en lugares especializados, almacenarla lo más rápido posible en un refrigerador y mantener la cadena de frío en un cooler cuando se traslade a un lugar determinado, son algunas de las acciones fundamentales a realizar para evitar ser parte del porcentaje de afectados a causa de enfermedades transmitidas por la conservación inadecuada de alimentos.

Bajo este escenario, Jorge Escobar, gerente general de la red de carnicerías El Carnicero “maestro en carnes”, entrega diversos consejos para consumir carne con tranquilidad y no pasar malos ratos:

Evitar la contaminación cruzada: procurar que utensilios y superficies que tuvieron contacto con la carne cruda no sean utilizados para manipular otros tipos de alimentos, como, por ejemplo, las ensaladas. “Se recomienda manipular las ensaladas con otros utensilios y en otra superficie, caso contrario, se debe realizar una limpieza profunda con algún tipo de desinfectante. Además, es importante lavarse periódicamente las manos”, aconseja el experto de El Carnicero.

Resguardo de la cadena de frío: es importante guardar los productos en refrigeradores con temperaturas adecuadas, utilizando tapas que protejan y separadores interiores, sobre todo entre cortes de vacuno, cerdo, pollo o embutidos, para evitar la contaminación cruzada. Si va a congelar, esto debe ser lo más rápido posible. Al momento del consumo, descongelar lentamente para no alterar el sabor y textura de la carne, cambiando del congelador al refrigerador, para que sea en un proceso lento y seguro de descongelación y así evitar la descomposición. Si se descongela, no volver a congelar y consumir preferentemente durante la semana.

Mantener la carne en un ambiente frío: actualmente existen bolsas térmicas que mantienen los productos en buen estado y son fáciles de transportar. “De no ocuparlas se altera la calidad de la carne y existe un mayor riesgo de intoxicaciones, por lo que es ideal que la temperatura donde se almacena no supere los 5°C. Esto es fundamental para tener la certeza de que se ha mantenido la cadena de frío y que el alimento reúne todas las garantías de inocuidad y calidad”, señala Escobar.

La carne en el refrigerador o cooler se conserva de 1 a 2 días y fuera de este no más de 2 horas: no refrigerada se echa a perder rápidamente y es lugar de cultivo de bacterias patógenas. También es importante considerar que la carne congelada debe cocinarse dentro de las 12 horas desde su descongelamiento.

¿Cómo almacenar frutas y verduras sin tratamientos químicos?.

 

Las atmósferas controladas y modificadas -en bolsas unitarias y contenedores- preservan y extienden la calidad y vida útil de estos alimentos.

Las actuales tendencias de alimentación junto con la normativa mundial, incorporan cada vez más tratamientos naturales y promueven el uso de gases inocuos.

En octubre se dio a conocer el primer estudio de competitividad de la industria chilena de la fruta fresca “2030: Juntos, Nuestra Fruta Valdrá Más”, realizado por Matrix Consulting, el que destacó el importante crecimiento del consumo per cápita de alimentos que se estima para el año 2030. Para el consumo de frutas y verduras, el informe reveló que se espera aumente un 80%, lo que constituye una excelente oportunidad para Chile.

En este escenario, buscar alternativas innovadoras para preservar estos alimentos que necesitan ser movilizados, tanto dentro como fuera del país, es todo un desafío para la industria. Claudia Sánchez, subgerente de Negocios Vitivinícola y Alimentos de INDURA, cuenta que el método de atmósferas controladas y modificadas para frutas y verduras está en auge, especialmente, porque no considera aplicación de productos químicos, logrando preservar y extender la calidad y vida útil de los productos.

Con la aplicación de atmósferas controladas y modificadas se logra cambiar las condiciones ambientales de almacenamiento de estos alimentos, ya que “reduciendo la tasa de respiración y emisión de gases de maduración, se logra la conservación de frutas y hortalizas”, explica, detallando que “mediante la inyección de nitrógeno y/o anhídrido carbónico, se reduce la cantidad de oxígeno ambiental, bajando la tasa de respiración; así en combinación con bajas temperaturas, se logra mantener la frescura del alimento, aumentando su calidad y durabilidad”.

Sánchez destaca que la aplicación de esta innovación “se realiza a partir de gases atmosféricos, evitando la aplicación de productos químicos que están lejos de satisfacer las tendencias actuales de alimentación, que incorporan cada vez más productos orgánicos o tratamientos más naturales”. Además, “la normativa de los países apunta a esta exigencia asociada a gases inocuos tanto para las personas como para los alimentos”, puntualiza.

La ejecutiva afirma que la aplicación de este método puede ser realizada en bolsas unitarias o en contenedores, cuando los alimentos son trasladados. “Permite la conservación de frutas y hortalizas durante semanas o, incluso, meses, ya sea en transporte marítimo o terrestre y/o en cámaras de mantención”, cuenta, ejemplificando que, generalmente, “se aplica para la conservación de frutas como manzanas, kiwis, uvas, arándanos y ciruelas; y en el caso de hortalizas, para mix de hojas verdes”.

El consumo de carne de cerdo mejora la función cognitiva.

 

Pese a que los chilenos temen incrementar la ingesta de cerdo, agregarlo a una dieta balanceada puede traer beneficios, los que se potenciarían si su elaboración está sujeta a altos estándares.

El desarrollo de la función cognitiva del cerebro es una de las áreas más importantes a nivel funcional de nuestro cuerpo, ya que nos permite aprender, recordar, concentrarnos o entender diversos conceptos. Potenciar esta función es clave y en este camino, ciertos alimentos como la carne de cerdo ayudan en dicho estímulo.

Según un estudio australiano publicado en la revista científica Nutrients, una dieta equilibrada que incluya carne de cerdo -fresca y magra- ayuda a mejorar la función cognitiva. La investigación detalló que un consumo medio de carne de cerdo 2 a 3 veces por semana ayuda a obtener un mayor nivel de procesamiento y genera mayor manejo de las emociones.

Además, la carne de cerdo destaca por su alto valor proteico y su aporte en vitaminas y minerales. Figura como una de las carnes con mayor cantidad de proteínas. Cada 100 gramos de cerdo hay 22 gr., versus los 19,9 del pollo.

En este sentido, la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) ha optado por difundir los beneficios del consumo de carne, no solo porque los productores y exportadores españoles cuentan con los más altos estándares de elaboración, también porque cuentan con cuidado animal a través de su sello IAWS que lo garantiza. Con esto, se potencia un óptimo estímulo a función cognitiva cerebral.

Cabe destacar que la carne de cerdo permite generar una gama de productos derivados muy amplia. Dentro de estos pueden ser elaborados como lo son el chorizo español y el jamón serrano, así como cortes de cerdo como las chuletas. El jamón cocido, el jamón serrano y el lomo embuchado aportan proteínas, hierro, zinc, y vitaminas B1 y B3

De hecho, en esta época el consumo de charcutería tiende a incrementar en Chile por el cierre de año y las actividades que esto implica.