Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Departamento de Salud de Quillota implementó plan para apoyar la salud mental de las personas en los barrios de la comuna.

 

“Vamos a salir a los territorios para conversar, para que las personas expresen lo que está ocurriendo, porque estamos preocupados de la salud mental de nuestra gente”, explicó el alcalde Luis Mella.

“CONVERSEMOS lo que está pasando” es el plan que implementó el Departamento de Salud Municipal de Quillota, para apoyar la salud mental de las personas que viven en diversos barrios y villas de la comuna.

La iniciativa forma parte del esfuerzo de la Municipalidad de Quillota, para apoyar el desarrollo humano de los habitantes de la ciudad, especialmente tras la crisis que desde hace prácticamente un mes se registra en el país y a la que la comuna no ha sido ajena.

El plan busca contribuir, mantener y reforzar la salud mental de adultos mayores, las niñas, niños y pre adolescentes y sus familias de los sectores urbanos de la ciudad.

El alcalde Mella explicó que "vamos a salir a los barrios, especialmente donde han existido mayores estímulos relacionados con las manifestaciones, para conversar lo que está ocurriendo para que se expresen las emociones, para que salga hacia afuera lo que la gente está sintiendo. Estamos preocupados de la salud mental de nuestra gente y estamos preocupados de conocer lo que las personas y especialmente los adultos mayores y los adolescentes están sintiendo frente a lo que está ocurriendo en nuestro país”.

Equipo multidisciplinario

El plan “CONVERSEMOS lo que está pasando” fue desarrollado por un grupo multidisciplinario de profesionales de Salud Quillota y será implementado por un equipo en terreno, que está conformado por dos sicólogos y dos kinesiólogos.

Ellos recorrerán los diversos sectores de la comuna, reuniéndose con las comunidades, para apoyar sicológicamente a las personas que lo necesiten, además de compartir y realizar ejercicios para relajar y disminuir la tensión entre los participantes de estas intervenciones en terreno.

El jefe comunal agregó que “este enfoque integral que va a practicar este grupo en las poblaciones nos parece muy importante. Acá el tema de fondo es preocuparnos del ser humano siempre, preocuparnos de la salud mental. Esperamos que a partir de esta experiencia se abran nuevos espacios en el futuro para que más profesionales jóvenes tengan la oportunidad de trabajar en eventos y programas como este".

Trabajo en terreno

El equipo de profesionales ya realizó una primera intervención, con una buena acogida de parte de la comunidad.

Víctor Alvarado Miric, director del Departamento de Salud Quillota, detalló que “nos dimos cuenta que mucha gente estaba con miedo, que para muchos preadolescentes y los adultos mayores se había roto su dinámica de funcionamiento normal durante el día, especialmente en el tema de las relaciones humanas, ya que viven la emoción del miedo y tienden a encerrarse. Con este plan queremos que la gente pueda exteriorizar sus emociones en grupo, buscar el bienestar subjetivo con actividades físicas, kinésicas, grupales y recreativas. Creemos que estamos apuntando a un tema importante de salud mental de la gente de Quillota, interviniendo de esta forma”.

Catalina Arriagada es sicóloga del plan “CONVERSEMOS lo que está pasando” y comentó que "estamos haciendo puerta a puerta en los territorios y difundiendo el programa, por lo que significa para las personas. Es un paso hacia el lado correcto, para enseñar a la gente como procesar de forma saludable sus sentires, con un equipo multidisciplinario. Salud mental no es sólo la emocionalidad, es parte de la salud integral del ser humano”.

Como parte de este plan, se habilitó el correo electróEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para recibir las consultas y las propuestas de la comunidad.

También se implementará una campaña de sensibilización a través de las redes sociales, con recomendaciones para Adultos/as Mayores, niñas/os y pre adolescentes y sus familias, y se cuenta con manuales elaborados por diversos organismos públicos y privados, que estarán en el sitio webwww.saludquillota.cl y que pueden ser utilizados por la comunidad quillotana.

Precauciones que debemos tener en nuestra jornada laboral para cuidarnos de la diabetes.

 

En el marco del Mes mundial de esta patología.
Las personas entre 45 y 65 años concentran el mayor porcentaje de diabetes, grupo que
pertenece a la fuerza de trabajo.
Una de las medidas más importantes para controlar esta patología, es llevar una
alimentación saludable.
En el marco de una nueva conmemoración del Mes Mundial de la Diabetes, durante noviembre, la
preocupación en Chile en torno a esta condición sigue en aumento. Esto, porque a la última
Encuesta de Salud en Chile (2016-2017), en los últimos 6 años la prevalencia de esta enfermedad
creció en un 3,1%, lo que significa que en nuestro país más de 1.800.000 personas padecen de
diabetes.
La diabetes es una enfermedad que se produce cuando se procesa mal el azúcar y, por lo tanto,
ésta se eleva a niveles sanguíneos. El causante de esta situación es una insuficiencia en la acción o
secreción de la hormona Insulina, cuya función es permitir que la glucosa o azúcar contenida en
los alimentos sea aprovechada como energía por el organismo.
“Si no es tratada a tiempo, la diabetes puede interferir negativamente la rutina diaria y aquejar las
exigencias de la jornada laboral. El mayor porcentaje de personas con diabetes se concentra entre
los 45 y 65 años. Este grupo etario pertenece a la fuerza trabajadora y puede ver afectada
severamente su productividad laboral, debido a las descompensaciones en las glicemias que
pueden provocar un daño en su salud, sumando al aumento de la sensación de cansancio y
somnolencia”, explica Bárbara Flores, jefa del Departamento de Nutrición de Edenred,
multinacional experta en la entrega de soluciones laborales.
Asimismo, la nutricionista asegura que lo anterior “se debe a que muchas veces las personas
durante la jornada laboral no se alimentan correctamente por una elección incorrecta e incluso se
saltan tiempos de comida como el almuerzo. Por lo mismo, un consejo fundamental es realizar
todas las comidas y colaciones en horarios similares, cuidando la selección de las preparaciones
por alternativas más saludables y no dejar pasar grandes espacios de tiempo sin comer, ya que así
mantenemos controlados los niveles de azúcar en la sangre”.
Alimentación saludable

Año a año el número de chilenos que sufren esta enfermedad crece, por lo que se han planteado
nuevos desafíos en la industria de la alimentación, contexto bajo el que los restaurantes han
incorporado en sus menús preparaciones equilibradas en relación con los carbohidratos y libres de
azúcar adherida.
Esta realidad concuerda con el “Estudio de Precios Ticket Restaurant 2019” elaborado por
Edenred, el cual reveló que 83% de los restaurantes en Chile ofrecen un menú saludable. Bajo
este contexto, la oferta se divide de la siguiente forma: 70% en alternativas vegetarianas, 53%
hipocalórico, 34% ensaladas y 26% vegano. “Las personas con diabetes deben llevar una dieta
equilibrada y asimismo un estricto control en la ingesta de sus alimentos e hidratos de carbono.
Esta sencilla medida les permite estar más activos y con mayor capacidad de rendir en el trabajo,
ya que se mantiene el cerebro en óptimas condiciones”, enfatiza Bárbara Flores.
Otros consejos para tener en cuenta y tener un buen control de la diabetes en el espacio de
trabajo son: llevar siempre nuestro equipo de control médico para chequear los índices de
glicemia, jamás olvidar los medicamentos y aprender a manejar los momentos de estrés con
pausas de descanso.

Finalmente, la experta en nutrición de Edenred añade que “los espacios laborales son lugares que
se deben aprovechar para generar intervenciones que sensibilicen la salud, a través de programas
de calidad de vida, donde exista educación tanto para un grupo de personas sanas o con diabetes,
ya que esto permite tomar conciencia en el autocuidado y además traspasar la información a
nuestro entorno”.

María Eugenia Zárate, la Eterna Dama de Azul.

 

Desde el año 1979, María Eugenia Zárate, santiaguina radicada en Valparaíso hace décadas,
mantiene intacto su amor por el prójimo, participando y liderando a las voluntarias Damas de
Azul de la Unidad de Emergencia Adulto del Hospital Carlos Van Buren.

La filántropa vecina del porteño cerró Delicias comenta “llegué al hospital porque tenía
muchas ganas de entrar a algún voluntariado para trabajar. Primero fui a las Damas de
Verde que estaban en la Conac (Corporación Nacional del Cáncer) de la calle El Litre,
con otra señora pero al final ella me llamó para decirme que iban a formar un nuevo
voluntariado en la Unidad de Emergencia Adulto, entonces nacieron las Damas de
Rosado y ahí entré yo”, esa experiencia ocurrió a sus 33 años de vida.

Sin embargo, la comprometida voluntaria confiesa que su interés por ayudar a sus pares lo
tuvo desde su temprana juventud, “siempre me gustó el trabajo de hospital y a los 16 años
entré al Hospital Deformes, a Esterilización porque después me iban a hacer el curso de
arsenalera, así se entraba antes, sin embargo, yo estaba pololeando y me iba a casar, lo
hice a los 18 años, entonces, por tal motivo, la enfermera que había en ese momento no
me permitió seguir porque me pensó que abandonaría el trabajo al poco tiempo pero
siempre me quedó la idea hasta que me llamó esta señora para integrar el nuevo
voluntariado”, expone.

Ese llamado ocurrió en el año 1979, hace 40 años, y desde esa fecha no ha parado en su
labor de ayuda a la comunidad, “de ahí no he parado, antes venía todos los días, ahora

vengo cinco días a la semana”, destaca María Eugenia, quien acaba de cumplir 74 años el 2
de noviembre.

Damas de Azul

La inquieta vecina comenzó su trabajo voluntario en la filial porteña de las Damas de Rosado
de Viña del Mar, sin embargo, junto a dieciséis socias y tras 18 años, deciden crear la
agrupación Damas de Azul en el año 1997 con el fin de priorizar la labor en el Hospital Carlos
Van Buren, en tal sentido, María Eugenia detalla que “nos desafiliamos porque las Damas
de Rosa pertenecían a Viña del Mar, nosotros éramos una filial, siempre trabajamos
harto pero necesitábamos priorizar Valparaíso porque siempre teníamos tantas
necesidades para los pacientes”.

Desde esa época, María Eugenia Zárate ha sido la líder natural de aquella organización, “yo
no pensaba ser la presidenta, yo hice toda la tramitación en la Municipalidad y ya tenía
mi propuesta para la directiva hecha pero las señoras me dijeron “tú tienes que ser la
presidenta porque aquí te conocen todos y tú ya sabes más, así que ahí me dejaron. Fui
la primera y todavía sigo siendo presidenta”, comenta la voluntaria.

Con respecto a la labor que desarrollan como agrupación, la voluntaria detalla que “consiste
primero en establecer contacto del paciente con el familiar, llevar los recados y a las
personas que no tienen y si la Unidad de Emergencia lo requiere, los apoyamos sobre
todo con pañales, colonia, calcetas, zapatos, papel higiénico, jabón, pasta de dientes y
ropa para los pacientes en situación de calle que les dan de alta, a veces, entregamos
dinero para pasajes, medicamentos, hemos comprado sillas de rueda, frazadas,
sábanas, una vez compré almohadas forradas especiales para poder limpiarlas”.

La inagotable voluntaria reconoce que toda esta labor ha marcado su vida en imborrables
episodios de su memoria, como el terremoto de 1985, el incendio de la discoteque “Divine”, el
accidente ferroviario de Queronque y los incontables accidentes que ocurrían con regularidad
en la bajada Santos Ossa.

Sin embargo, María Eugenia reconoce que el apoyo necesario para seguir de pie en su
cometido se lo ha brindado en gran parte su familia, “gracias a Dios mi familia me incentiva,
yo entré cuando uno de mis hijos estaba en el liceo y el otro en la educación básica,
después tuve una hija cuando ya estaba aquí a los cuarenta años, después me
acompañaba al hospital cuando tenía cinco años y soy casada hace 57 años”, subraya la
admirable mujer.

El 50% de los diabéticos no saben que padecen esta enfermedad.

 

La diabetes es una enfermedad crónica silenciosa y
subdiagnosticada que puede tener una causa genética o autoinmune que afecta cada día a
más personas en el mundo. Se estima que para el 2035, más de 590 millones de personas
padezcan esta patología, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Nuestro país no está ajeno a este problema: más del 12% de los chilenos sufre por esta
patología y varios factores podrían ser responsables de esta cifra.
“Aproximadamente el 50% de los diabéticos no saben que padecen la enfermedad y al
momento del diagnóstico, una alta proporción de los pacientes ya presentan
complicaciones neurológicas, vasculares, renales u oftalmológicas”, advierte el nutriólogo
y diabetólogo de Clínica RedSalud Vitacura, Carlos Grekin.
“La mejor forma de prevenir una diabetes es teniendo una conducta alimentaria sana y
personalizada, evitar el sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad. Con estas medidas se
puede prevenir este problema entre un 50% a un 60%, en individuos predispuestos a
padecer la enfermedad”, agrega el especialista.
Principales recomendaciones
Según el experto, la única forma correcta de saber si alguien tiene diabetes, es realizando
los exámenes indicados por su médico; sin embargo, existen algunos síntomas que
podrían llevarte a consultar un especialista:
 Frecuente necesidad de orinar
 Sed y/o apetito insaciable
 Pérdida rápida de peso
 Fatiga y debilidad
 Hormigueo y entumecimiento en manos y pies
“En pacientes con antecedentes de riesgo o sintomáticos, se debe solicitar glicemia en
ayunas, glicemia a las 2 horas tras beber una carga de 75g de glucosa o hemoglobina
glicosilada con una técnica especial y homologada”, explica Grekin.
Si todos los exámenes salen normales, se le sugiere al paciente con factores de riesgo,
incorporar hábitos saludables.

“Una adecuada conducta alimentaria con aportes en lo calórico y en bajas porciones,
reduce significativamente el riesgo de ser diabético y optimiza el control metabólico de la
enfermedad. Para ello es importante apoyarse en la evaluación de un especialista en
nutrición y diabetes”, agrega el nutriólogo y diabetólogo de Clínica RedSalud Vitacura.
La actividad física también juega un rol clave, tanto en la prevención como en el
tratamiento de la diabetes, ya que aumenta el gasto energético, además de mejorar la
utilización de la glucosa y la resistencia a la insulina.
Es por ello que Grekin recomienda aplicar la triada perfecta:
En la prevención de la diabetes: dieta más actividad física y medicamentos opcionales,
según la situación clínica de cada paciente.
En el tratamiento de la diabetes: dieta más ejercicio y medicamentos que se entreguen
desde el momento del diagnóstico.

Acerca de RedSalud:
RedSalud es la red de salud privada con mayor cobertura de Chile, cuyo propósito es brindar a sus
pacientes una salud de calidad accesible, disponible y con calidez humana.
Actualmente, cuenta con 39 Centros Médicos y Dentales a lo largo de todo Chile y 9
clínicas: RedSalud Santiago, RedSalud Vitacura y RedSalud Providencia, además de las clínicas
regionales RedSalud Iquique, Elqui, Valparaíso, Rancagua, Mayor Temuco y Magallanes.

Movilizaciones: Estudiantes UPLA entregan atención psicológica y de salud gratuita a la comunidad.

 

Comité de Emergencia se creó en el marco de la contingencia
actual para apoyar a quienes resultan heridos o con algún tipo de
efecto tras las manifestaciones. Funciona en la Facultad de Ciencias de
la Salud, en calle Independencia.

Entregar atención de salud y psicológica a las personas que resulten afectadas en
las marchas y protestas que se desarrollan en Valparaíso durante estos días, es el
objetivo del trabajo coordinado que un grupo de estudiantes de diversas carreras
y profesores de la Universidad de Playa Ancha (UPLA) realiza en el edificio ubicado
en Independencia 2002, donde funciona la Facultad de Ciencias de la Salud.
La labor, voluntaria y gratuita, nació de la comunidad estudiantil y cuenta con el
respaldo de la Federación de Estudiantes de esta casa de estudios, que encabeza
Francisca Padilla.

ENFERMERÍA Y PSICOLOGÍA

Al respecto, la dirigenta explicó que esta labor de apoyo se inició el lunes 20 de
octubre y cuenta con la colaboración directa de estudiantes de la Facultad de
Ciencias de la Salud (Enfermería) y de la Facultad de Ciencias Sociales
(Psicología).
Padilla sostuvo que en este espacio reciben y atienden a todas las personas que
llegan lesionadas o heridas producto de las manifestaciones, o que se sientan
violentadas en sus derechos como personas.
“Se atiende a personas que vengan heridas dentro del contexto de
manifestaciones que lleguen acá para poder atenderse. También tenemos
atención psicológica para los y las afectadas respecto a toda la
contingencia nacional que hemos vivido. En paralelo, se está armando
una red de los derechos humanos que tiene que ver con la atención de las
denuncias de las personas que llegan violentadas en la calle”, dijo la
dirigenta, quien agregó que a esta labor se han sumado estudiantes de otras
universidades locales.

CABILDOS ABIERTOS

Francisca Padilla agregó que, a través de los estudiantes, la Universidad de Playa
Ancha abrió sus puertas para que distintas organizaciones comunitarias cuenten
con un espacio de reflexión y organización, lo que se tradujo en cabildos abiertos
que funcionan en distintas jornadas.
“La Universidad de Playa Ancha se abrió para poder formar tejido social,
para que puedan venir organizaciones o juntas de vecinos, centros de
madres y cualquier organización tradicional o no tradicional para poder
organizarse en el espacio y también estamos haciendo cabildos abiertos
de la comunidad, para recibir quejas, demandas y denuncias de la
comunidad y poder ayudar como estudiantes en este proceso de estallido
social que estamos viviendo”.

ACCESO RESTRINGIDO

La dirigente destacó, además, como uno de los puntos fundamentales lo riguroso
y estricto que ha funcionado el sistema al interior de la Facultad de Ciencias de la
Salud, en coordinación con autoridades de la casa de estudios.
En este sentido, manifestó por ejemplo que operan con un sistema de control de
acceso restringido, de identificación detallada persona a persona y muy seguro. Lo
anterior, a fin de resguardar a las personas que llegan en busca de ayuda o que
participan en las distintas instancias que organiza este comité de emergencia
estudiantil.