Menu

 

 

 

 

A+ A A-

FONASA extiende bono a totalidad de problemas de salud AUGE.



Asegurados podrán consultar a través de internet el estado de su garantía de oportunidad y, si no ha recibido atención dentro del plazo correspondiente, escoger un segundo prestador público o privado.

A partir de enero, pacientes que presenten cualquiera de los 69 problemas de salud cubiertos por el AUGE y que no hayan recibido atención dentro del plazo garantizado, podrán solicitar a FONASA su derivación a un segundo prestador. La iniciativa, que apunta a la reducción de las listas de espera, irá de la mano con la puesta en marcha del portal “AUGE en línea”, que facilitará a los asegurados el verificar si su garantía no ha sido cumplida y de ser así, ingresar el reclamo correspondiente.

Así lo anunciaron esta semana las autoridades de salud, quienes destacaron que el presupuesto del sector para el 2011 será un 12,5% mayor al del año que termina. Sólo para cubrir el aumento de cobertura del AUGE se destinarán más de 40 mil millones de pesos adicionales, mientras que para la implementación del Bono AUGE se considera un monto de 6 mil millones de pesos.

Mikel Uriarte, Director Nacional de FONASA, explicó que tienen derecho al Bono AUGE los afiliados y/o beneficiarios del seguro público de salud que, de acuerdo a la información provista por consultorios y/u hospitales, registren una garantía de oportunidad retrasada. “La persona afectada debe formular el reclamo respectivo a FONASA, que le ofrecerá un segundo prestador, público o privado. El nuevo prestador dispondrá de diez días para otorgar la atención y/o tratamiento que estaba pendiente”, añadió.

Programa piloto

La puesta en marcha de este bono se inició a fines de octubre con un piloto enfocado exclusivamente en dar respuesta a pacientes con cataratas, problema de salud cubierto por el AUGE que arrastraba la mayor lista de espera. En la Región de Valparaíso, al menos treinta personas han accedido a solución por esta vía. “Llevaba más de seis meses esperando que me llamaran del hospital cuando escuché la noticia. Ese mismo día fui a FONASA y a los pocos días me operaron en ISV. En la clínica no hicieron ningún tipo de discriminación, la atención fue muy buena y pude volver a hacer cosas que me estaba costando trabajo, como tejer o pintar”, relata Juana Maza Arancibia, de Nueva Aurora, Viña del Mar.

Una importante mejora en su calidad de vida experimenta también Rosa Pulgar Vergara, de Cº Los Placeres, Valparaíso. En su caso había transcurrido dos años desde que le fuera diagnosticado cataratas en ambos ojos. “Me recomendaron que fuera a FONASA a poner el reclamo porque se había pasado el plazo. Allí me dijeron que mi señora en diez días estaría operada y no lo creí. A los pocos días telefonearon de Clínica Oftalmoláser y la operaron”, relata su marido. “La atención fue estupenda. Desde que me operé el ojo izquierdo veo bastante mejor, ahora he vuelto a leer, y en unos meses más espero poder operarme el ojo derecho”, agrega ella.

Por ley, las personas que no eran atendidas dentro del plazo que el AUGE establece para cada problema de salud, disponían de quince días hábiles para reclamar a su asegurador y así lograr que le fuera asignado un segundo prestador. En cambio, a través del Bono AUGE, FONASA permitirá a sus asegurados escoger al segundo prestador de su preferencia, dentro de una lista de establecimientos disponibles.

Mayor información en la red de sucursales FONASA del país, fono 600 360 3000 o www.fonasa.cl

Bloqueadores solares o fotoprotectores,la forma correcta de utilizarlos.



Producto de la disminución de la capa de ozono los rayos solares (UVB / UVA) son más dañinos que antes, por lo que debemos protegernos si queremos evitar el envejecimiento prematuro de la piel o un posible cáncer.

Protegerse del sol o mejor dicho de los rayos solares, se denomina "fotoprotección" que es la protección o barrera que tenemos ante estos rayos solares (UVB / UVA). Existiendo 3 formas de protección:

1.- Fotoprotección física: Son todos aquellos elementos que actúan como barreras entre el sol y la persona. Es el caso de la ropa, los sombreros y las gafas que impiden que las radiaciones lleguen al individuo.

La capa de ozono también funciona como un fotoprotector físico, ya que impide el paso de parte de las radiaciones ultravioleta B (UVB), responsables de las quemaduras solares y los cánceres cutáneos.

2.- Fotoprotección biológica: Son las defensas que genera la propia persona frente al sol, como por ejemplo el bronceado, que se produce al activarse la producción de melanina (pigmento natural que da color a la piel) por la acción del sol, y que en cierta medida protege la piel frente a las quemaduras solares y el cáncer.

3.- Fotoprotección química: Consiste en la utilización de productos denominados bloqueadores solares o fotoprotectores, que aplicados sobre la piel la protegen de los efectos perjudiciales de las radiaciones ultravioleta.

Los bloqueadores solares o fotoprotectores

Se denominan así a los productos (crema, gel, leche…), que se aplican sobre la piel con el fin de protegerla de los efectos perjudiciales de las radiaciones ultravioleta A (UVA) o ultravioleta B (UVB). Esto es posible porque en su composición llevan unas sustancias denominadas filtros, capaces de frenar la acción de uno u otro tipo de radiación.

Las radiaciones UVA, actúan oxidando la melanina (pigmento que da color a la piel) ya existente en la piel, provocando lo que se denomina "bronceado directo", que tiene la característica de desaparecer muy rápidamente.

Las radiaciones UVB, actúan sobre las células productoras de melanina (melanocitos), activando su producción y oxidándola, provocando el denominado "bronceado indirecto o duradero".

El grado de protección frente a las radiaciones UVB viene determinado por el índice FPS (factor de protección solar) o también llamado IPS (índice de protección solar). Indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al eritema (enrojecimiento).

En función del FPS los bloqueadores o fotoprotectores se clasifican en:

Tipo de bloqueador (fotoprotector) frente a radiaciones UVB FPS

Bajo 2, 4, 6

Medio 8, 10, 12

Alto 15, 20, 25

Muy alto 30, 40, 50

Ultra + 50

 

El grado de protección frente a las radiaciones UVA viene determinado por el índice PPD (capacidad de producir pigmentación duradera), y en función de su valor se clasifican en:

Tipo de fotoprotector frente a radiaciones UVA PPD

Bajo 2

Medio 4

Alto 8

Muy alto 14

*Cuanto más clara es la piel de la persona, mayor es el factor de protección que necesita.

 

¿Cómo utilizar correctamente los bloqueadores solares (fotoprotectores)?

Para que los bloqueadores solares (fotoprotectores) sean efectivos, debes seguir las siguientes pautas:

 

1.- Utiliza protectores solares adecuados a tus características físicas (fototipo), y que contengan filtros frente a los rayos UVA y UVB.

2.- Usa la cantidad suficiente, cubriendo toda la superficie corporal. No olvides zonas como las orejas o el cuero cabelludo en el caso de los niños pequeños y calvicie.

3.- Aplica los productos siempre con la piel seca. Si la piel está mojada, las gotas funcionan como una lupa y aumentan el riesgo de que se produzcan quemaduras.

4.- Realiza la primera aplicación al menos 30 minutos antes de exponerte al sol.

5.- Durante la exposición solar debes volver a aplicarte bloqueador (fotoprotector) después de cada baño prolongado (más de 20 minutos) o cada dos horas. Además, es conveniente usar bloqueadores resistentes al agua.

No tomar desayuno es factor de más riesgo cardíaco.




La nutricionista y académica de la Universidad Andrés Bello, Evelyn Muñoz, confirmó que no consumir desayuno puede tener repercusiones en el estado nutricional a corto y largo plazo y es factor más de riesgo de sufrir un problema cardíaco.

Muñoz dijo que un análisis efectuado por la University of Tasmania en Australia, detectó los efectos negativos en la salud cardiovascular el saltarse la primera comida del día.

El estudio reveló que personas que reconocieron que en la niñez y la edad adulta no desayunaban, tenían más factores de riesgo de enfermedad cardiaca que aquellas que sí lo hacían a ambas edades.

"Efectivamente, esta comida debiera cubrir el 25% de nuestras necesidades nutricionales, por lo que no ingerirlas puede tener repercusiones en nuestro estado nutricional a corto y largo plazo, expresó Muñoz, quien es académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello.

Según publica la American Journal of Clinical Nutrition, los científicos observaron que las personas que nunca desayunaban tenían un perímetro de cintura cinco centímetros más grande que si lo hacían.

Ante este dato, Evelyn Muñoz explicó que la grasa acumulada a nivel abdominal se correlaciona directamente con la grasa depositada en los órganos vitales como el corazón.

El perímetro de cintura, además, fue determinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un riesgo cardiovascular, ya que se puede estar en presencia de niveles más elevados de insulina, colesterol total y colesterol LDL o malo.

La importancia del desayuno está enfocada en diversos aspectos de la salud. Las personas que no desayunan suelen tener peores hábitos alimentarios y son más sedentarias que las personas que sí desayunan, mientras que otras investigaciones asocian la falta de desayuno con el aumento de peso.

El desayuno acaba con el ayuno que realizamos durante la noche, tiempo en el que el organismo mantiene el funcionamiento cerebral disminuido del sueño con la glucosa almacenada en el hígado. Si no consumimos un desayuno adecuado o simplemente no desayunamos veremos alteradas nuestras funciones cognoscitivas y humor durante la mañana, comentó la nutricionista.

En niños y adultos a corto plazo se produce una disminución en la capacidad de atención y memoria, falta de concentración y vitalidad, alteración del ánimo, incluso puede producir fatiga y desmayos, agregó.

Expertos logran calcular edad de una persona utilizando sólo una gota de sangre.



Expertos del Centro Médico de la Universidad de Erasmus MC en Holanda, descubrieron que es posible calcular la edad de una persona a partir de una gota de sangre.

 El método sería útil para aplicarse en la medicina forense, para calcular la edad de criminales o de personas desaparecidas.

 Según la revista Current Biology , para calcular la edad los científicos se aprovecharon del mecanismo de acción de un tipo de células del sistema inmune, los linfocitos T, que reconocen la presencia de microorganismos invasores y células extrañas.

 Esta capacidad depende de receptores especializados, los que identifican un tipo concreto de molécula procedente de virus, bacterias o incluso células anómalas como las cancerígenas.

 Según publicó la revista Muy Interesante , la producción de esos receptores genera unos desechos llamados TRECs, cuyo número disminuye en forma contante con el paso del tiempo.

 Gracias a este método, los investigadores consiguieron calcular la edad de 195 personas, con un margen de error máximo de nueve años.

Cultivo de transgénicos en Chile.







En espera para su promulgación en el Congreso se encuentra la Ley de Obtentores Vegetales que busca cuidar los derechos intelectuales sobre la autoría de los vegetales genéticamente modificados (VGM). En paralelo, se está tramitando el proyecto de Ley de Bioseguridad de Vegetales Genéticamente Modificados, que junto con la reestructuración a la Ley de Medio Ambiente (20.417), asegurarán la liberación de los transgénicos en el mercado interno de nuestro país. La nueva legislación es resistida por grupos ambientalistas y agricultores orgánicos que denuncian los riesgos que implicarían estos cultivos para la salud humana. Más allá de la polémica acerca de su real peligro, se augura que la aprobación de ambas leyes, en beneficio de las empresas productoras, significará un aumento en la concentración de la propiedad de las semillas. Más de lo que ya está.

Noticias relacionadas

La doble cara del salmón “Frankenstein”

Alertan del peligro de los transgénicos

Alertan sobre proyectos que buscan introducir y privatizar el libre cultivo de transgénicos

Consejo de la Transparencia establece de conocimiento público ubicación y propiedad de cultivos transgénicos

Legislación sobre especies vegetales: Silencios que dan que pensar

Actualmente resulta casi imposible conseguir el verdadero tomate de Limache que antaño saborearon nuestros padres, o degustar el sabor de la papa autóctona cuyos últimos vestigios sobreviven aún en Chiloé. Según la Dra. Claudia Stange, del Laboratorio de Biología Molecular Vegetal de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, las variedades originales de muchas frutas y verduras simplemente desaparecieron. En este sentido, señala que “la biodiversidad y las semillas originales ya no existen. Por lo tanto, más que la supresión de las tecnologías de modificación genética, lo que urge es la regulación y control de la experimentación y producción de estos productos”.

Antecedentes de transgenia existen desde tiempos inmemoriales. Se trata de la variación de la condición molecular de la semilla debido a la cruza o introducción de un elemento genético que cambia su composición original. Bruce Kennedy Kassels, licenciado en Química, doctor de la Universidad de Buenos Aires y profesor titular del Departamento de Química de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, señala que “existen muchos casos en la naturaleza donde en un ser vivo aparecen características totalmente extrañas a su composición molecular, y no se sabe cómo es que llegó ese material genético ahí.” Por lo tanto, según el académico, “no se ha descubierto nada nuevo”.

Hoy son las transnacionales, como Monsanto, las que utilizan técnicas de ingeniería genética para introducir segmentos de ADN de un ser vivo –virus, bacterias, vegetal- en el material hereditario de otro. Todo esto para que resista mejor a ciertas enfermedades, plagas o que nutricionalmente sea más completa.

Posibles riesgos

Gran parte del debate está centrado en los probables peligros de los organismos modificados genéticamente (OMG). Al respecto, Kassels indica que “no se puede predecir algo que no ha sucedido. No hay ningún estudio ni nada que indique que puedan ser amenazantes para el ser humano. Las cantidades de insecticidas que se introducen al interior de las semillas para combatir plagas, por ejemplo, son tan bajas que resultan ser inocuas para la salud”.

La Dra. Stange coincide con Kassels, e incluso señala que casi todo lo que se consume es transgénico y que no se ha comprobado que exista daño a mediano o largo plazo, ni que incida en el desarrollo de ciertas enfermedades. “Los ácidos del estómago –enfatiza- son tan fuertes que destruyen todo, incluso a nivel molecular”.

Cristián Sauvageot, representante de la organización “Chile sin Transgénicos” opina lo contrario. Según él, no se ha podido comprobar el daño que causan los transgénicos en los seres humanos debido a que las empresas transnacionales dueñas de las semillas no ceden el material para realizar los estudios que comprueben si existe riesgo para la salud de las personas. “Lo grave de esto –indicó- es el manejo oscuro de la información y todo el andamiaje de influencias y lobby que se articula para controlar el mercado y las investigaciones científicas”.

Desinformación

En nuestro país este tipo de cultivo está prohibido para su comercialización en el mercado interno. Se permite, eso sí, la producción de semillas para exportación, pero no se sabe aún la ubicación de los predios donde se acopian. Esta situación, a juicio de Francisco Aguirre, investigador e Ingeniero Agrónomo con mención en Economía Agraria de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Chile, y miembro de Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural-, es extremadamente grave y atenta contra el derecho de otros productores de mantener ciertos estándares de calidad de sus productos. “Los agricultores orgánicos –señala- deben cuidar y garantizar la limpieza y la no contaminación vía polinización de sus productos. Al no ser pública su ubicación, los cultivos transgénicos podrían estar cerca o al lado de siembras orgánicas, lo cual afectaría enormemente a estos productores”. Esto, junto a la falta de información en el etiquetado de los productos terminados que ingresan al país, son las que a juicio del investigador necesitan mayor control y regulación.

“Casi el 100 por ciento de la soya que se produce mundialmente es transgénica –señala Sauvageot – Por lo tanto, todos aquellos alimentos que contengan soya o derivados de la soya, como la lecitina de soya de los chocolates, seguramente son transgénicos. Lo mismo sucede con el maíz que contienen los cereales”. Francisco Aguirre coincide en que existe una enorme desinformación. “Casi todo lo que comemos es transgénico –indica-. Es necesario que haya transparencia acerca de una realidad que ya está instalada. Es imperioso que los consumidores estén informados para decidir libremente qué comer y qué no”.

Debate pendiente

Otro de los argumentos que “Chile Sin Transgénicos” tiene para oponerse a la liberación de estos cultivos es que causarían la ruina de los agricultores, como ha sucedido en otros países. En un principio, señalan, se vende una semilla que responde a bajas dosis de Roundoup, el herbicida que más se usa en el mundo. Pero a medida que pasan los años la efectividad a este químico que mata malezas desciende. “Es lo mismo que sucede con el uso de antibióticos y la industria farmacéutica –señala Sauvageot- De a poco el cultivo se hace resistente al Roundoup y se empiezan a necesitar dosis más altas para combatir malezas y supermalezas, hasta tal punto que es necesario rociar los campos con aviones, lo que conlleva una enorme contaminación pues este químico mata todo, menos la semilla cultivada. Finalmente o sacan las malezas de a una, lo cual implica un costo mayor de producción, o tienen que volver a comprar la semilla. A esto se suman las malformaciones fetales que ha provocado la exposición excesiva a este líquido en otros países. Y lo que más llama la atención es que el productor mundial de Roundoup es la transnacional Monsanto, la misma que produce las semillas”.

Para Francisco Aguirre los transgénicos se agregan a una situación preexistente donde las prácticas agrícolas de salubridad y seguridad en el manejo ya dejan mucho que desear. Aparte de esto, señala, los agricultores han comprado la semilla siempre, y lo seguirán haciendo. “Su privatización no es ninguna novedad –indicó-. El conflicto radica en la cantidad de manos en las que se concentra el negocio y qué es lo que hacen las transnacionales para hacerse del control del mercado. Y esto sí que es un problema, pues las estrategias para conseguirlo pueden llegar a ser bastante maquiavélicas, por decir lo menos”.

Frente a este panorama, llama la atención el excesivo secretismo que rodea al establecimiento definitivo de la industria de semillas transgénicas en nuestro país. A esto se suma la escasa información publicada en los medios de comunicación, sobre todo frente a una normativa que regulará temas de alto interés público como lo son la nutrición y la calidad de lo que comemos. La polémica se encuentra confinada en las redes sociales como Facebook, donde el debate recién comienza, pero que podría ser el primer el primer cedazo ciudadano por el que pasen los transgénicos en Chile y una nueva concentración de los recursos naturales en pocas manos.