Menu

 

 

 

 

A+ A A-

El programa de ayudas técnicas del Hospital de La Calera entrega estos implementos a los pacientes con alguna patología que requiera de este apoyo, con el objetivo de mejorar su condición y calidad de vida.

El Hospital Dr. Mario Sánchez de La Calera es el encargado de distribuir en las comunas de Quillota, La Calera, La Cruz, Nogales y el Melón de las ayudas técnicas que puedan requerir los pacientes mayores de 65, que necesiten de un bastón, silla de ruedas, andador u otro implemento que mejore su calidad de vida.

La Encargada de las Ayudas Técnicas del Hospital Dr. Mario Sánchez de La Calera, la kinesióloga Macarena Soto, señaló que “estamos tratando de ampliar la promoción de estas ayudas, porque a veces la gente cree que se entregan según su patología, sin embargo, cualquier persona mayor de 65 años que necesite esta ayuda puede solicitarla”.

Según lo explicado por Macarena Soto “el bastón, el andador fijo o burrito, el andador de paseo, la silla de ruedas, el cojín y el colchón anti escaras, son todas ayudas técnicas que nosotros tenemos que entregar a los pacientes, ya que están contempladas dentro de las Garantías Explicitas de Salud, GES, y no tienen ningún costo para el paciente, sin embargo, se debe aclarar que los pacientes pueden acceder sólo a una de estas ayudas por año calendario”.

¿Cómo acceder a las ayudas técnicas?

Para acceder a las ayudas técnicas que entrega el Hospital de La Calera y los otros recintos asistenciales de la Red Asistencial del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, lo pacientes deben ser derivados por un médico que indique su condición y la necesidad del tipo de ayuda.

Macarena Soto indicó que “los pacientes además pueden ser derivados por una enfermera, kinesiólogo, nutricionista o asistente social, que considere que la persona necesita de esta ayuda, en ese caso, se realiza la evaluación en el hospital y se le entrega la ayuda técnica correspondiente, además se le informa del plazo de entrega, por ejemplo los bastones deben ser entregados en un plazo de 20 días desde que el médico o el kinesiólogo estima que la persona lo necesita, y en ese sentido no hemos tenido ningún problema, hemos cumplido con los plazos, tanto a nivel de entrega a usuarios en el hospital como con la distribución a nivel del resto de la red”.

Sobre si es necesario devolver las ayudas técnicas, la Kinesióloga Macarena Soto, explica que “las ayudas técnicas son para los pacientes y no es necesario que sean devueltas, sin embargo, en algunos casos que las personas desean devolver estos implementos que están en buenas condiciones nosotros las podemos utilizar y entregar a los pacientes menores de 65 años que padecen de cáncer y que pertenecen a los programas paliativos del dolor que ejecutan los hospitales”.