Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Kinesióloga de la Universidad de Playa Ancha entrega algunas
recomendaciones para disminuir los riesgos de contagios en casa,
donde la ventilación es clave.

Los niños de 0 a 5 años y las personas de la tercera edad están más expuestas a
sufrir enfermedades respiratorias en invierno. En el primer caso, ello ocurre
porque su sistema y órganos aún están en crecimiento y desarrollo; mientras que
los adultos mayores también son más propensos porque van perdiendo sus
funciones y, además, un porcentaje importante presenta comorbilidades (otras
enfermedades asociadas).
Así lo explica la académica de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad
de Playa Ancha (UPLA), Carla Sanguinetti Carvajal, quien precisa que en invierno
la carga viral es más alta, porque hay factores como la humedad o la temperatura
del ambiente que se ven alterados.
“El sistema respiratorio para que funcione correctamente, necesita de
cierta temperatura y humedad del aire que respiramos. En el caso de los
meses fríos, normalmente estamos inspirando aire que es mucho más
helado y más seco. Entonces, el sistema respiratorio le tiene que entregar
mayor cantidad de humedad y también temperatura. Cuando esto no
ocurre y la diferencia de temperatura es muy grande, normalmente, a
nivel celular, el sistema respiratorio no funciona de manera óptima y esto
sumado a una carga viral más alta propia de los meses de invierno, hace
más proclive a la persona a enfermarse”, comenta.
En relación a las enfermedades respiratorias más frecuentes en invierno, destaca
la influenza y la neumonía (en el caso de los adultos mayores), y la bronquitis
aguda obstructiva y el virus respiratorio sincicial, en los niños.

EFECTO COVID-19

La profesional explica que, a raíz de la pandemia y de las cuarentenas que se han
aplicado en nuestro país a causa de la pandemia, desde el año pasado los índices
de contagio del virus sincicial y la influenza han sido muy menores. Ello se
relaciona con que los niños no fueron al jardín infantil o colegio y que la campaña
para la vacuna contra la influenza fue exitosa, fenómeno que se repetiría este
año. Sin embargo, como la presencia del virus SARS COV-2 está tan alta, sugiere

evitar recibir visitas en casa, o bien hacerlo respetando el aforo y aplicando
medidas de autocuidado.
“En el caso del Covid-19, lo ideal es no recibir gente en la casa, pero si se
va a recibir, dentro del aforo permitido, ojalá que sea en un lugar abierto,
como un patio. En el caso de un lugar cerrado, se deben mantener las
medidas de prevención como la mascarilla y ojalá el distanciamiento
social ya que se desconocen los contactos a que han estado expuestos los
visitantes”, dice la kinesióloga.

RECOMENDACIONES

Ahora, considerando que parte de la población está en confinamiento o, al menos
está saliendo menos, ¿qué medidas de prevención debemos adoptar para evitar
enfermedades respiratorias? Carla Sanguinetti Carvajal plantea algunas
recomendaciones básicas:

1.- Ventilar los ambientes, aunque haga frío (ojalá que se produzca algo de
corriente).
2.- Encendido y apagado de estufas a gas o parafina debe hacerse fuera del lugar
que se busca calefaccionar.
3.- No fumar dentro de la casa (evitar contaminación domiciliaria)
4.- Aspirar las alfombras seguido.
5.- Si barre, humedecer los pisos para evitar el polvo en suspensión.