Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

En una alianza estratégica, la Sociedad Chilena de Pediatría, la Universidad de Valparaíso y los servicios pediátricos de los hospitales Carlos van Buren y de otros centros asistenciales, han desarrollado un programa de videoconferencias para mantener su rol de entregar información y realizar formación continua de los pediatras de la zona. Ambos servicios clínicos han compartido sus reuniones y la Universidad ha abierto sus actividades docentes de postgrado a los profesionales que estén interesados.

Respecto de estas actividades, el jefe del Servicio de Pediatría de nuestro hospital, Dr. Christian Smith señaló “ha sido un buen desafío el mantener nuestra actividad docente en los tiempos de pandemia, pero se hace indispensable entregar información con buena evidencia científica, para evitar los riesgos de desinformación y malas prácticas del estamento médico. El hospital tiene también como función innata ser el referente para el desarrollo de las diferentes especialidades médicas en la comunidad en que está inserto. Ha sido una experiencia muy exitosa, que ha acaparado la atención de todos los servicios pediátricos públicos y privados, con audiencias que han llegado a más de 120 computadores en línea”.

Igualmente, el médico indicó que “las temáticas han sido variadas, en un principio estuvieron más enfocadas a conocer diferentes aspectos científicos, sociales y éticos relativos al COVID-19. También se han tocado temas más técnicos como sedo analgesia, ventilación mecánica, reanimación y actualizaciones en diferentes patologías. Tratamos de ayudarnos de la tecnología para mejorar la seguridad de nuestros pacientes, realizando entrega de turnos virtuales con todo el personal médico, como una instancia docente y de control de calidad de nuestras prestaciones”.

Además, gracias a la iniciativa de la Jefa de la Unidad de Pacientes Críticos Pediátricos, Dra. Adriana Diettes, se han realizado simulaciones de atención de reanimaciones e intubaciones con médicos residentes y becarios, con énfasis en cuidar las medidas de protección del personal durante los procedimientos. En tiempos especiales, hay que buscar innovar para mantener la mayor parte de las actividades propias de un servicio clínico y no perder la motivación para una mejora continua”