Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Para muchas personas han sido días de aislamiento y angustia, por lo que
resultaría ser normal presentar problemas para dormir. Evelyn Benavides,
neuróloga de Clínica Bupa Santiago y especialista en Medicina del Sueño, entregó
directrices sobre esto.

Santiago, marzo de 2020–. La incertidumbre, la información sin límites, el exceso
de redes sociales y la poca actividad física, es la realidad de muchas personas desde que
comenzó la recomendación de quedarse en los hogares para evitar el aumento de
contagios por Covid–19.
Esta suma de factores puede estar teniendo repercusiones en la calidad de sueño
de varios, ante lo que la neuróloga de Clínica Bupa Santiago y especialista en Medicina
del Sueño, Evelyn Benavides, explicó que es normal que ocurra, entregando directrices
sobre qué se puede hacer al respecto.
“Todo esto, sumado a los cambios en los horarios, puede aumentar el riesgo de
trastornos de sueño, como por ejemplo insomnio, baja en el ánimo, irritabilidad, aumento
en el peso corporal y riesgo cardiovascular. Estos efectos pueden darse en distintas
edades; sin embargo, en los niños se ve más irritabilidad, mientras que en los adultos es
más esperable el insomnio, la baja en la vitalidad y en el ánimo”, explicó la especialista.
Qué hacer frente a estos efectos
La doctora Benavides afirmó que es muy importante mantener horarios más o
menos fijos; despertar –ojalá– antes de las 9 am, levantarse y vestirse, idealmente no
usar el dormitorio como centro de actividades, tener horarios ordenados de comida, evitar
el uso de bebidas alcohólicas como mecanismo para dormir, mantener –en lo posible–
actividad física, y hacer actividades relajantes como meditación, escuchar música o
practicar algún hobby.
“Asimismo, es clave mantener hábitos saludables y tolerancia con quienes
vivimos, evitar la sobreexposición a las noticias y comentarios en redes sociales,
exponernos en lo posible a la luz del sol y evitar la automedicación” agregó la experta.

En caso de que se quiera optar por una consulta médica, la neuróloga de Clínica
Bupa Santiago recomendó que lo ideal es contactar al médico tratante por correo
electrónico, y evitar acudir a las urgencias o centros de salud en forma innecesaria.