Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Áreas especiales de Atención, refuerzos médicos en unidades críticas, restricción de visitas y de
desplazamiento al interior del recinto son algunas de las disposiciones.

A través de una serie de medidas preventivas se reforzará el plan de contingencia adoptado
por el Hospital de Quilpué, del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, para enfrentar la
emergencia sanitaria del COVID-19, de tal manera de atender a la población que requiera
atención con todos los recursos humanos, físicos y logísticos disponibles.
Las medidas fueron dadas a conocer por el Director del Hospital de Quilpué, Alejandro Alarcón
Landerretche, quien se refirió a importantes modificaciones internas, adecuación de flujos de
atención, refuerzo de recurso humano, adquisición de insumos que se están implementando
en el recinto hospitalario.

ÁREA CLÍNICA

“Esta contingencia sanitaria se está abordando desde varios puntos de vista para tener una
solución integral. En el área clínica, estamos reestructurando y habilitando más áreas de
atención para poder hacer frente a una posible sobre demanda de casos de COVID 19, ya sea
casos de poca complejidad y también incrementando algunas áreas UCI para poder enfrentar
los más complejos” expresó el Director del Hospital, Alejandro Alarcón.
Durante esta emergencia los pabellones quirúrgicos estarán enfocados a todas las cirugías de
urgencias, cirugías de pacientes hospitalizados y cirugías de prioridad clínica como los
cánceres. Eso significa suspender todas las atenciones electivas, tanto de intervenciones
quirúrgicas como también la atención ambulatoria, procedimientos y controles salvo en casos
específicos que responden a criterios clínicos.
Lo anterior dará mayores facilidades para reforzar la atención médica de especialistas en la
Unidad de Emergencia y Unidades Críticas, en Servicios Clínicos con los pacientes
hospitalizados, y apoyo a Hospitalización Domiciliaria cuando esto se requiera.

RECURSOS E INSUMOS

“Desde el punto de vista de los recursos el Hospital tiene los stocks necesarios si aparecen
casos positivos de coronavirus para poder hacer frente a la emergencia y también está
priorizando los recursos para solventar las áreas de mayor exigencia y estar preparados desde
el punto de vista clínico, que no falte ningún insumo en caso de ser necesario”, expresó el
Director Alejandro Alarcón.

RESTRICCIÓN DE VISITAS

Otras de las medidas adoptadas fue bloquear y restringir los desplazamientos innecesarios
dentro del establecimiento de manera que funcionarios no se transformen en un vector de
contagio, sino que la mayoría del tiempo se mantengan en sus puestos de trabajo. Así también
se dispuso de sistema de teletrabajo en algunas unidades administrativas y se restringieron las
visitas a pacientes hospitalizados, autorizando a una persona por paciente en forma diaria
durante una hora, a excepción de Pediatría y Neonatología.

“Otra de las medidas preventivas implementadas fue reforzar la campaña de vacunación de
nuestros funcionarios, intensificar las acciones de capacitación de IAAS, como el correcto
lavado de manos, el uso adecuado de EPP (Elementos de Protección Personal), entre otras”.
Finalmente, el Director del Hospital de Quilpué hizo un reconocimiento a toda la comunidad
funcionaria, comentando que “ha habido un tremendo trabajo por parte de todo el equipo del
hospital, la jefatura, todos los funcionarios están colaborando y también los gremios han
hecho un gran aporte en término de coordinar y aunar esfuerzos para poder controlar esta
emergencia”, finalizó.