Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Durante años el maquillarse y la utilización de cremas han sido uno de los rituales de belleza preferidos por las mujeres y por qué no decirlo, también de algunos hombres. Sin embargo, según datos entregados por el Quinto Reporte del Estado del Medio Ambiente (residuos) del Ministerio del Medio Ambiente de Chile, cada persona genera al día 1,2 kilos de basura domiciliaria (440 kg per cápita anual) y la Organización Mundial de Naciones Unidas (ONU) estima que en 30 años habrá más plástico que peces en los océanos.

Frente a este escenario, es que marcas de belleza están generando un cambio hacia un consumo más consciente entre las que destaca la empresa de cosméticos brasileña, Natura, que lleva más de 37 años utilizando repuestos para sus productos, promoviendo el cuidado por el medio ambiente, la reducción de materias primas en su fabricación y también la reducción del costo de una forma ecológica que beneficia también a los(as) consumidores.

“Nuestros productos tienen repuestos, el planeta no. Como empresa de belleza hemos adoptamos el compromiso de aportar para un mundo más bonito, apostando por más belleza y menos residuos para el planeta. Es por ello, que la mayoría de nuestros repuestos contienen un 89% menos de plástico que el envase original, y promover su consumo, también ha sido un trabajo de todos estos años para generar mayor consciencia ambiental entre nuestras consultoras y consultores, como también, entre los mismos consumidores de la marca”, comentó la Gerenta de Sustentabilidad y Asuntos Corporativos de Natura Chile, Lucía Martínez.

Además, Martínez explicó que un producto de Natura está pensando en cumplir con las 3R de manejos de residuos: reducir, reutilizar y reciclar; reduciendo la masa de embalaje en hasta un 70% en comparación con el producto regular.

La empresa de origen brasileño no solo lleva más de 37 años utilizando repuestos fusionando la naturaleza y tecnología para la producción sustentable; sino que también, desde el año 2006 la marca no realiza pruebas en animales desarrollando más de 67 metodologías alternativas para la evaluación de seguridad de sus productos.