Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Expertos recomiendan aumentar la ingesta de menú saludable basado en el
consumo de verduras y frutas de la estación, más cereales y legumbres.
Hoy en día el 83% de los restaurantes cuenta con este tipo oferta alimenticia para los
colaboradores, según estudio de Edenred.
Para muchos trabajar en la oficina durante el período estival, es una realidad. Este contexto se da
principalmente entre quienes cumplen sus primeros días de contrato o deciden tomar vacaciones
durante temporada baja. Pese a que la gran mayoría cree que la disminución de la productividad
de los trabajadores en verano se debe al alza de las temperaturas, que pueden generar una
sensación de somnolencia, lo cierto es que hay un factor de gran relevancia: la alimentación.
Y es que en verano nuestra rutina alimenticia se puede ver bastante alterada ya que muchos
privilegian el consumo de productos como helados, jugos de fruta embotellados y bebidas
gaseosas, que nos entregan frescor, pero a través de un alto contenido de azúcar.
Según cifras de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), llevar una alimentación no
adecuada puede causar pérdidas de hasta 20 por ciento en la productividad laboral. “Una dieta
poco saludable, basada en el consumo de productos “rápidos” pero con alto contenido calórico,
afecta negativamente la productividad, ya que no estamos recibiendo adecuadamente la energía
suficiente para desempeñar de forma correcta nuestras funciones diarias”, explica Bárbara Flores,
jefa del departamento de nutrición de Edenred, expertos en la entrega de soluciones laborales.
“Tener una dieta saludable que incorpore gran variedad de cereales integrales, legumbres,
verduras y frutas propias que se dan en la estación de verano, trae múltiples beneficios para
nuestra rutina de trabajo diaria, ya que se eleva el rendimiento al incrementar la ingesta de
productos con un adecuado aporte de energía y nutrientes. A lo anterior se suma que el tener una
dieta balanceada, reduce el ausentismo ocasionado por enfermedades provocadas por una mala
alimentación”, comenta la profesional de Edenred.
Es importante tener en cuenta que actualmente la oferta de menú saludable está en alza, así lo
demuestra el “Estudio de Precios Ticket Restaurant 2019” elaborado por Edenred, el cual reveló
que 83% de los restaurantes en Chile ofrecen un menú saludable. Bajo este contexto, la oferta se
divide de la siguiente forma: 70% en alternativas vegetarianas, 53% hipocalórico, 34% ensaladas
y 26% vegano.

Preocupación del empleador
Las empresas juegan un rol fundamental a la hora de motivar y poner en práctica el consumo de
una dieta balanceada en sus trabajadores. Es así como resulta importante que estas cuenten con
talleres y cursos de nutrición para sus colaboradores o tener la opción de que aquellos que
quieran mejorar su salud, puedan acceder a una asesoría nutricional. También se pueden realizar
sencillas acciones como contar con mayores dispensadores de agua en el espacio de trabajo o
tener lugares correctamente habilitados para que los trabajadores puedan almorzar.
“Lo ideal es que las empresas faciliten el acceso a una alimentación saludable, sobre todo
considerando que los colaboradores estiman que recibir el beneficio de alimentación es uno de los
incentivos más importantes que debe entregar el empleador”, finaliza la experta de Edenred”.