Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El verano es sinónimo de vacaciones y de visitar distintos lugares, por lo mismo, la idea es pasarlo bien y evitar posibles contratiempos que puedan opacar un momento tan esperado. El jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos, de Clínica RedSalud Vitacura, Dr. Javier Gárate, entrega recomendaciones y aborda la importancia de vacunarse anticipadamente.

Una de las precauciones a tener presente antes de viajar al extranjero son las vacunas, que varían según el destino y la edad de la persona. Por tanto, la primera recomendación antes de partir, es informarse sobre los virus que hay en la zona que se visitará, ya que no es lo mismo ir a Río de Janeiro que ir al continente africano.

Para ello existen mapas disponibles de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en internet que muestran cuáles son las enfermedades más prevalentes en cada país. Una vez que se toma conocimiento de esto, es importante acudir a un infectólogo o médico internista, para que realice una orden de vacunación según el lugar donde la persona viaje.

Según explica el internista cardiólogo y jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos de Clínica RedSalud Vitacura, Dr. Javier Gárate, es clave la anticipación para vacunarse. Por ello se recomienda ir 10 días antes del viaje, para que puedan adquirir inmunidad. En caso de no poder hacerlo en ese plazo, de todas maneras sirve colocarse la vacuna. Sin embargo, si una persona presenta síntomas como fiebre o algún malestar general, se sugiere no hacerlo, ya que puede presentar efectos adversos.

“Deben tomar precauciones las mujeres embarazadas durante el primer trimestre, quienes usan o están en tratamientos inmunosupresores (corticoides), esteroides y enfermos con VIH no controlado. En el caso de los mayores de 65 años, se recomienda no vacunarse, ya que pueden desarrollar efectos adversos (síntomas similares a la enfermedad que se está previniendo), además hay estudios que demuestran que pueden desarrollar patologías, debido a que su inmunidad es más débil, por lo que sólo deben usar repelentes”, explica el especialista.

En el caso de no alcanzar a vacunarse, el especialista de Clínica RedSalud Vitacura insiste en el uso de repelentes efectivos, que funcionen contra la mayoría de los mosquitos que contraen enfermedades como el zika y el dengue. Los mejores son los repelentes que combinen eucaliptus limón o aquellos que dentro de sus componentes contengan el ingrediente DEET (de fácil visualización en el envase) ya que, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Nuevo México, los insectos les tienen un mayor rechazo.

También se sugiere usar vestimenta blanca y pantalones largos, porque los mosquitos vuelan bajo y suelen picar la zona de los tobillos y piernas. El experto agrega que lo ideal es no usar perfumes y evitar salir en las tardes o atardeceres, porque es la hora de mayor riesgo de picaduras.

Hay que tener especial cuidado con los síntomas de enfermedades como el dengue, zika y fiebre amarilla, ya que suelen confundirse con estados gripales, donde las principales señales son sentirse decaído, romadizo y dolor de cuerpo, los cuales se incrementan durante los días hasta generar un gran malestar.

“Los síntomas de estas enfermedades se dan de 5 a 7 días posteriores a la picadura, mientras que la fase más grave ocurre al décimo día. Hay que tener cuidado, porque las picadas no suelen sentirse y es poco probable que el paciente sepa que ha sido infectado. Por eso si alguien va a la selva en Colombia sin protección y padece síntomas de gripe, debe acudir inmediatamente a un centro asistencial y no esperar que se agrave el cuadro”, destaca explica el jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos de Clínica RedSalud Vitacura.