Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

En el marco del Mes mundial de esta patología.
Las personas entre 45 y 65 años concentran el mayor porcentaje de diabetes, grupo que
pertenece a la fuerza de trabajo.
Una de las medidas más importantes para controlar esta patología, es llevar una
alimentación saludable.
En el marco de una nueva conmemoración del Mes Mundial de la Diabetes, durante noviembre, la
preocupación en Chile en torno a esta condición sigue en aumento. Esto, porque a la última
Encuesta de Salud en Chile (2016-2017), en los últimos 6 años la prevalencia de esta enfermedad
creció en un 3,1%, lo que significa que en nuestro país más de 1.800.000 personas padecen de
diabetes.
La diabetes es una enfermedad que se produce cuando se procesa mal el azúcar y, por lo tanto,
ésta se eleva a niveles sanguíneos. El causante de esta situación es una insuficiencia en la acción o
secreción de la hormona Insulina, cuya función es permitir que la glucosa o azúcar contenida en
los alimentos sea aprovechada como energía por el organismo.
“Si no es tratada a tiempo, la diabetes puede interferir negativamente la rutina diaria y aquejar las
exigencias de la jornada laboral. El mayor porcentaje de personas con diabetes se concentra entre
los 45 y 65 años. Este grupo etario pertenece a la fuerza trabajadora y puede ver afectada
severamente su productividad laboral, debido a las descompensaciones en las glicemias que
pueden provocar un daño en su salud, sumando al aumento de la sensación de cansancio y
somnolencia”, explica Bárbara Flores, jefa del Departamento de Nutrición de Edenred,
multinacional experta en la entrega de soluciones laborales.
Asimismo, la nutricionista asegura que lo anterior “se debe a que muchas veces las personas
durante la jornada laboral no se alimentan correctamente por una elección incorrecta e incluso se
saltan tiempos de comida como el almuerzo. Por lo mismo, un consejo fundamental es realizar
todas las comidas y colaciones en horarios similares, cuidando la selección de las preparaciones
por alternativas más saludables y no dejar pasar grandes espacios de tiempo sin comer, ya que así
mantenemos controlados los niveles de azúcar en la sangre”.
Alimentación saludable

Año a año el número de chilenos que sufren esta enfermedad crece, por lo que se han planteado
nuevos desafíos en la industria de la alimentación, contexto bajo el que los restaurantes han
incorporado en sus menús preparaciones equilibradas en relación con los carbohidratos y libres de
azúcar adherida.
Esta realidad concuerda con el “Estudio de Precios Ticket Restaurant 2019” elaborado por
Edenred, el cual reveló que 83% de los restaurantes en Chile ofrecen un menú saludable. Bajo
este contexto, la oferta se divide de la siguiente forma: 70% en alternativas vegetarianas, 53%
hipocalórico, 34% ensaladas y 26% vegano. “Las personas con diabetes deben llevar una dieta
equilibrada y asimismo un estricto control en la ingesta de sus alimentos e hidratos de carbono.
Esta sencilla medida les permite estar más activos y con mayor capacidad de rendir en el trabajo,
ya que se mantiene el cerebro en óptimas condiciones”, enfatiza Bárbara Flores.
Otros consejos para tener en cuenta y tener un buen control de la diabetes en el espacio de
trabajo son: llevar siempre nuestro equipo de control médico para chequear los índices de
glicemia, jamás olvidar los medicamentos y aprender a manejar los momentos de estrés con
pausas de descanso.

Finalmente, la experta en nutrición de Edenred añade que “los espacios laborales son lugares que
se deben aprovechar para generar intervenciones que sensibilicen la salud, a través de programas
de calidad de vida, donde exista educación tanto para un grupo de personas sanas o con diabetes,
ya que esto permite tomar conciencia en el autocuidado y además traspasar la información a
nuestro entorno”.