Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Comité de Emergencia se creó en el marco de la contingencia
actual para apoyar a quienes resultan heridos o con algún tipo de
efecto tras las manifestaciones. Funciona en la Facultad de Ciencias de
la Salud, en calle Independencia.

Entregar atención de salud y psicológica a las personas que resulten afectadas en
las marchas y protestas que se desarrollan en Valparaíso durante estos días, es el
objetivo del trabajo coordinado que un grupo de estudiantes de diversas carreras
y profesores de la Universidad de Playa Ancha (UPLA) realiza en el edificio ubicado
en Independencia 2002, donde funciona la Facultad de Ciencias de la Salud.
La labor, voluntaria y gratuita, nació de la comunidad estudiantil y cuenta con el
respaldo de la Federación de Estudiantes de esta casa de estudios, que encabeza
Francisca Padilla.

ENFERMERÍA Y PSICOLOGÍA

Al respecto, la dirigenta explicó que esta labor de apoyo se inició el lunes 20 de
octubre y cuenta con la colaboración directa de estudiantes de la Facultad de
Ciencias de la Salud (Enfermería) y de la Facultad de Ciencias Sociales
(Psicología).
Padilla sostuvo que en este espacio reciben y atienden a todas las personas que
llegan lesionadas o heridas producto de las manifestaciones, o que se sientan
violentadas en sus derechos como personas.
“Se atiende a personas que vengan heridas dentro del contexto de
manifestaciones que lleguen acá para poder atenderse. También tenemos
atención psicológica para los y las afectadas respecto a toda la
contingencia nacional que hemos vivido. En paralelo, se está armando
una red de los derechos humanos que tiene que ver con la atención de las
denuncias de las personas que llegan violentadas en la calle”, dijo la
dirigenta, quien agregó que a esta labor se han sumado estudiantes de otras
universidades locales.

CABILDOS ABIERTOS

Francisca Padilla agregó que, a través de los estudiantes, la Universidad de Playa
Ancha abrió sus puertas para que distintas organizaciones comunitarias cuenten
con un espacio de reflexión y organización, lo que se tradujo en cabildos abiertos
que funcionan en distintas jornadas.
“La Universidad de Playa Ancha se abrió para poder formar tejido social,
para que puedan venir organizaciones o juntas de vecinos, centros de
madres y cualquier organización tradicional o no tradicional para poder
organizarse en el espacio y también estamos haciendo cabildos abiertos
de la comunidad, para recibir quejas, demandas y denuncias de la
comunidad y poder ayudar como estudiantes en este proceso de estallido
social que estamos viviendo”.

ACCESO RESTRINGIDO

La dirigente destacó, además, como uno de los puntos fundamentales lo riguroso
y estricto que ha funcionado el sistema al interior de la Facultad de Ciencias de la
Salud, en coordinación con autoridades de la casa de estudios.
En este sentido, manifestó por ejemplo que operan con un sistema de control de
acceso restringido, de identificación detallada persona a persona y muy seguro. Lo
anterior, a fin de resguardar a las personas que llegan en busca de ayuda o que
participan en las distintas instancias que organiza este comité de emergencia
estudiantil.