Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Actividades lúdicas de relevo en espacios reducidos podrían ayudar a mejorar la
condición cardiorrespiratoria, por ejemplo.

En el marco del Seminario de Ejercicio y Actividad Física para la Salud y el
Aprendizaje realizado en la Universidad de Playa Ancha, el académico de la Facultad
de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de esta casa de estudios, Dr. Tomás
Reyes, se refirió al aporte que genera en la condición física de niños y adolescentes, la
realización de ejercicio físico de intensidad moderada y vigorosa.
Mediante estudio realizado entre los años 2016 y 2019, en una población de entre 5 y
18 años de edad, el Dr. Reyes recogió datos que fundamentan por qué determinados
estímulos físicos pueden aplicarse en las clases de educación física para favorecer a
este grupo etáreo.
Mejoras en la capacidad cardiorrespiratoria, posibilidad de cambios en la composición
corporal, y aporte al disfrute con este tipo de actividades más que con otras de tipo más
continuas, serían parte de los beneficios de realizar ejercicio físico de intensidad
moderada y vigorosa. Respecto de los beneficios en el ámbito cognitivo y en las
funciones ejecutivas, será tema de un próximo estudio según informó el Dr. Reyes.
“La idea es hacer actividades lúdicas en la clase, pero que incrementen la
intensidad de acuerdo a los estándares internacionales. Y, básicamente, la
intervención clave es realizar ejercicios en espacios reducidos con implementos,
donde los niños además de mantener una intensidad elevada también realicen el
desarrollo de sus habilidades motoras, junto a actividades de relevo. Son
actividades que se hacen, pero lo que estamos proponiendo es que se hagan de
manera más estructurada, para así obtener beneficios como fueron los hallazgos
de los estudios, respecto de la condición cardiorrespiratoria y algunos efectos en
la composición corporal”, sostuvo el académico.
Se trata de realizar actividades de relevo, así como actividades lineales de 20 metros
en las que los niños van haciendo una especie de competencia, luego pasan a una
segunda fase de actividades en espacios reducidos con implementos, según la
propuesta del académico.

“Profesores estamos al debe”
Considerando que el Consejo Nacional de Educación (CNED) modificó el plan curricular
para III y IV medio, dejando el ramo de Educación Física como ramo optativo, el
profesional de la Unidad de Actividad Física Escolar del Ministerio de Educación,
Patricio Venegas, expresó que los profesores de educación física tienen la misión de
reencantar a los estudiantes.
“En ese sentido todos los que estamos ligados a la educación física y al deporte,
tenemos la tremenda misión de reencantar a muchos estudiantes, porque hoy en
día el escenario es muy claro: los jóvenes salen de los liceos y colegios y en
forma progresiva se van alejando de la actividad física con indicadores a nivel
nacional. Ente el ochenta y noventa por ciento de estos jóvenes que salen, pasan
a ser personas inactivas físicamente, por lo tanto la labor de los profesores de
educación física está al debe. Tenemos que reencantar, independiente si es
electivo o no (el ramo de educación física) para que las personas sigan o
empiecen a hacer actividad física, porque a toda edad la inactividad física está en
un porcentaje muy alto”, afirmó el funcionario del MINEDUC.
El seminario, organizado por la Dirección de Deportes y Recreación de la UPLA,
consideró exposiciones de los académicos Dr. Álvaro Huerta Ojeda: “Fuerza prensil
como factor predictor de ansiedad en estudiantes universitarios”; Mg. Juan Pablo
Zabala Crichton: “Comportamiento sedentario y su asociación con volúmenes
regionales cerebrales de materia gris y la inteligencia. Proyecto Active Brains; y el Dr.
Carlos Cristi Montero: Proyecto Cogni-Acción: Actividad Física como mediador del
rendimiento cognitivo en escolares.