Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Se acerca el 27 de mayo, fecha en que se realiza una de las jornadas más esperadas por
el comercio, CyberDay. Empresas afiliadas a este evento y otras que no lo están
aprovechan la instancia para aumentar sus ventas por el tráfico masivo de usuarios en
internet. Este contexto también es propicio para que se ofrezcan desde ofertas de viajes,
electrónica, ropa, en fin todo lo que se pueda comercializar incluso, intervenciones
quirúrgicas de cirugía plástica y procedimientos de medicina cosmética.
En Chile se estima que no más de un 30% de las cirugías estéticas realizadas son
efectuadas por cirujanos plásticos acreditados en la superintendencia de salud y en recintos
clínicos seguros; en los procedimientos de medicina cosmética, como toxina botulínica y
rellenos faciales, entre otros, el porcentaje de prestaciones efectuadas por especialistas
certificados es aún más bajo.
Esta situación de ofertas comerciales y falta de reglamentación para asegurar a los
pacientes seguridad en las prestaciones médicas ya mencionadas, genera un riesgo
importante para la población. Muchas personas que desean mejorar su aspecto físico, se
dejan llevar por estos precios que se muestran en internet y redes sociales sin tomar en
consideración que los bajos costos inciden en medidas sanitarias, infraestructura adecuada
y elementos de seguridad, lo que puede llegar a poner en riesgo sus vidas o tener graves
complicaciones.
Es urgente que se desarrolle una regulación mediante una reglamentación moderna,
efectiva y basada en ciencia médica. También es muy importante educar a los pacientes,
para que se informen y que no sigan siendo engañados por “ofertones” de falsos
especialistas.
Dr. Claudio Thomas Bas
Presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica