Nutricionista destaca nuevo etiquetado de bebidas alcohólicas para grupos de riesgo.

María Nathaly Sepúlveda, docente UST Viña del Mar advierte que el consumo de
este producto trae graves consecuencias para mujeres embarazadas como abortos
espontáneos y malformaciones. En el caso de los menores de edad, podría provocar
daños en las células cerebrales e incluso una intoxicación.

A contar del pasado 7 de julio comenzó a regir en Chile la nueva Ley de Etiquetado de
Alcoholes que establece una rotulación con advertencias para grupos de riesgo y registrará las
calorías de cada producto.
De acuerdo con cifras de Senda, una de cada diez muertes en el país es atribuible al consumo
de alcohol. En el caso de menores de edad, esta misma institución señala que el 80% de los
mayores de 12 años reconoce haber consumido alcohol en su vida, mientras que el 62,8% de
los escolares que bebieron alcohol reconocieron que tuvieron una borrachera.
La nueva normativa es parte de la Ley 21.363 que establece normas específicas para la
comercialización y publicidad de bebidas alcohólicas con el fin de regular su venta y
producción, así como imponer restricciones en su publicidad.
¿Cuáles son los alcances de esta nueva regulación? María Nathaly Sepúlveda, nutricionista y
académica de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Santo Tomás Viña del Mar
destaca tres puntos: las advertencias en la rotulación de las cajas y botellas, la inclusión de las
calorías por mililitros (ml) de alcohol y la restricción en la publicidad.
“Toda bebida alcohólica que tenga una graduación igual o mayor a 0,5° y que esté destinada a
la comercialización en Chile va a tener en el envase que contenga una advertencia que puede
ser el consumo durante el embarazo, la limitación en la capacidad de conducir, el consumo en
menores de 18 años que está prohibido o el daño que produce a la salud el consumo nocivo de
alcohol”, explica la profesional.
Además, las botellas de graduación igual o mayor a 0,5° tendrá un rotulado para las calorías
que “tiene que estar expresado en calorías por cada 100 ml de producto. Por ejemplo, 100 ml
de whisky son 240 calorías. Por otra parte, el vino tiene menos calorías por ml son unas 85 o
84 calorías, dependiendo si es vino tinto o vino blanco”.
Respecto a la publicidad, habrá horarios donde no se podrá mostrar productos alcohólicos: en
televisión está prohibido desde las 6 AM hasta las 22 PM, mientras que en radio desde las 4
AM hasta las 6 PM.
Consecuencias para la salud
Una de las mayores razones de esta nueva normativa es evitar los riesgos a la salud en los
grupos de riesgo como embarazadas y menores de edad.
“Cuando una mujer embarazada consume alcohol puede aumentar la muerte prenatal, el
aborto espontáneo, el nacimiento prematuro, el retraso del crecimiento intrauterino o
provocar el síndrome fetal alcohólico que produce cambios en la morfología de la cara del
bebé”, indica Sepúlveda.
El otro grupo de riesgo son los menores de edad. “Si consumen alcohol a edades muy
tempranas eso provoca un daño en las células cerebrales, genera problemas de
comportamiento, daños en la memoria, mal rendimiento en el colegio, mayor depresión,
ansiedad, incluso podría provocar una intoxicación alcohólica, por ejemplo, consumir cuatro
tragos en un período de dos horas”.
Chile es un país donde se consume altas cantidad de alcohol. La académica UST señala que
también es un precedente en el caso de enfermedades como el cáncer. “El consumo excesivo
de alcohol podría provocar cáncer de mamas, cáncer de esófago, de laringe, de faringe, de
colon, de recto o hígado”.