Quilpueínas están ad portas de completar Programa Internacional para Emprendedoras.

En el tercer piso del edificio consistorial en Quilpué se realizó la presentación del pitch final de diversos emprendimientos liderados por mujeres de la comuna, en el marco del programa estadounidense Academia para Mujeres Emprendedoras (AWE, por sus siglas en inglés), realizado en conjunto por el Municipio Abierto y la fundación Mujeres del Pacífico.

El coordinador de Fomento Productivo de la Dirección de Desarrollo Económico de la Municipalidad de Quilpué, Roberto Bustos, comentó que este es “un programa financiado a través de la embajada de Estados Unidos, que busca el fortalecimiento a emprendedoras”.

“En este caso, es una de las pocas que se ejecuta junto con una municipalidad”, agregó, señalando además que “es un programa que ha durado desde marzo, donde se han realizado talleres online junto a las emprendedoras, donde se han visto diferentes temáticas: modelos de negocios, cómo mejorar aspectos relacionados al marketing digital, preparación para postulación a fondos concursables, preparación para formalización, etcétera”, indicó el profesional.

Las participantes

Entre las participantes, se encuentra Carolina Cerón, quien posee un emprendimiento llamado “Hoy empresas”, que busca entregar reconocimiento en redes sociales a través de la gestión de estas, diseño gráfico y edición de video. “He sentido mucho el apoyo del curso, he ido aprendiendo y por otro lado, con las herramientas que ellos nos dieron, también implica ordenarnos un poco en cuanto al emprendimiento y lo que tenemos que hacer de ahora en adelante.

Katherine Fernández, por su parte, tiene como emprendimiento a Kimün Vet, el cual busca solventar la necesidad de capacitaciones postítulos para técnicos veterinarios. “El acompañamiento fue bastante bueno, ya que la mayoría de las emprendedoras están moviéndose constantemente a través de lo que requiere su emprendimiento, por lo que hacerlo online da el plus de poder conectarse en cualquier parte (…). El apoyo fue bastante bueno”.

Finalmente, Joanna Castillo tiene un emprendimiento de tejido amigurumi en la plaza Rengifo en el centro de Quilpué, destacando que esta “fue una oportunidad que nos dio la municipalidad (…), el desafío era aprender a manejar el computador, y yo creo que le perdí el miedo, ya sé que si aprieto algún botón extra, no se va a borrar todo lo que escribí”.

A la iniciativa acudieron cerca de 27 personas, las que ya finalizaron todos los cursos y se encuentran en la última fase del programa, preparándose para su finalización el próximo 26 de julio.