Hospitales seguros para una atención médica de calidad.

Por Dario Mojica, Director de Ingeniería Video Seguridad & Control de acceso, Motorola Solutions
Latinoamérica
A pesar de la volatilidad mundial y los diversos factores macroeconómicos de los
últimos tres años, varias clínicas y hospitales en Latinoamérica han logrado crecer
de manera constante, incorporando tecnología de última generación y desarrollando
la infraestructura adecuada para ofrecer servicios médicos de calidad, siempre con
el paciente como eje central de su operación. De allí que, según el más reciente
ranking de Global Health Intelligence, la penetración de tecnologías como los
electrocardiógrafos alcanzara un 86% en la categoría de equipos básicos, seguido
por los equipos de ultrasonido con 78%, entre otros. Esta creciente adopción de
tecnología en los hospitales no sólo se ha dado a nivel médico, sino en lo que
respecta a su seguridad.
La seguridad tiene un impacto directo en la productividad y eficiencia médica.
Cuando los hospitales ofrecen condiciones óptimas de seguridad a su personal, se
reducen las incidencias y esto ayuda a evitar interrupciones en la atención médica
que requieren los pacientes.
Sin embargo, los pacientes no son el único foco de protección, sino también los
acompañantes, el personal médico, las instalaciones y los bienes esenciales del
hospital. Aquí es donde la tecnología emerge como un factor clave para construir
hospitales más seguros.
Por ejemplo, los sistemas de radiocomunicación permiten una comunicación fluida y
segura entre los diferentes actores involucrados en la seguridad hospitalaria, ya que
permiten comunicaciones claras en entornos ruidosos y están siempre disponibles
para reportar cualquier incidente. Las capacidades de los radios son amplificadas
por la solución WAVE PTX que permite que los radios se comuniquen con celulares y
otros dispositivos de manera transparente, añadiendo diferentes aplicaciones como
el video streaming y la transmisión de datos. Esto puede ser de gran ayuda por
ejemplo cuando la ambulancia va en camino hacia el hospital con un paciente de
gravedad; el paramédico puede comunicarse al celular del doctor, mostrarle por
video streaming la situación del paciente y compartir indicadores/datos, permitiendo
darle instrucciones más precisas y anticiparse al plan de acción a seguir, antes de
que el paciente llegue físicamente al hospital.
De esta manera, los especialistas pueden guiar en tiempo real y sin interrupciones a
todo el personal involucrado en la operación hospitalaria en cualquier situación
médica de urgencia en donde ellos no estén presentes.

Por su parte, los sistemas de video seguridad y de control de acceso también tienen
mucho que aportar al concepto de hospitales seguros. Actualmente los
administradores hospitalarios pueden ser alertados sobre niveles deficientes de
calidad del aire, una amplia gama de contaminantes ambientales y problemas de
seguridad, lo que ayuda a los administradores a cumplir con las normas, ahorrar en
costos de energía y mejorar la calidad de vida general de los pacientes. A su vez, los
centros médicos pueden ser equipados con sistemas que incluyen aplicaciones
como reconocimiento de placas y búsqueda por apariencia. Todo esto ayuda a
anticipar y responder efectivamente ante posibles amenazas, dando visibilidad
completa tanto afuera como adentro del hospital, permitiendo que el personal de
seguridad privada pueda proteger las personas, propiedad y activos hospitalarios de
manera eficiente. Y es que según el estudio “Consenso por el cambio” de Motorola
Solutions, más del 60% de las personas aseguran sentir mayor sensación de
seguridad en sociedad cuando se utilizan tecnologías avanzadas de video.
Todas estas tecnologías que incluyen comunicaciones y video seguridad no operan
por separado, hoy es posible integrarlas permitiendo por ejemplo que al radio del
guardia de seguridad llegue una alerta de una cámara de video seguridad
notificando el ingreso de una persona sospechosa en una zona de acceso prohibido.
Es así como la tecnología permite dotar al hospital de un ecosistema de seguridad
que permita brindar al personal y a la operación la tranquilidad de estar protegidos y
tener una atención sin contratiempos.

Las opiniones vertidas en esta columna, son de exclusiva responsabilidad de quien las emite, y no necesariamente, representan el pensamiento, y la línea editorial de Marga Marga Online.cl