Hospital de Quilpué avanza en atención integral de pacientes con cáncer en etapa avanzada.

 

En el marco del Día Mundial Contra del Cáncer, el equipo del Programa

Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos dio a conocer sus nuevas estrategias

La atención de pacientes con cáncer es un área que lleva años

desarrollándose en el Hospital de Quilpué, y en el marco de la

conmemoración del Día Mundial contra esta enfermedad, el Programa Alivio

del Dolor y Cuidados Paliativos, dio a conocer algunas de las estrategias que

han sido generadas este 2015 en pos de una atención integral de pacientes

y sus familias.

Así lo comentó la encargada del Policlínico del Dolor y Cuidados Paliativos

del Hospital, la kinesióloga Sandra Vera, quien comentó que el trabajo en

equipo, las nuevas herramientas de comunicación y una constante

retrospección del trabajo que se está desarrollando, han sido fundamentales

para mejorar la atención de pacientes con cáncer en etapa avanzada o

terminal.

“Estamos enfocando nuestros mayores esfuerzos en brindar una mejor

atención a los pacientes que tienen un cáncer en etapa avanzada o terminal

y a sus familias. Para esto hemos generado algunas estrategias para

mejorar el trabajo en equipo, como son las reuniones administrativas y de

presentación de casos clínicos, para que todo el equipo conozca a los

pacientes nuevos y los profesionales aporten desde sus propias miradas

para generar una mirada integradora en la atención”.

El equipo de Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos ha generado espacios de

autocuidado bimensuales, destinados a la reflexión y análisis de las

prácticas profesionales del equipo con el objetivo de potenciar aquellas que

favorezcan el óptimo desarrollo del trabajo y generar acciones que permitan

enfrentar las dificultades que no permitan el desarrollo del equipo.

“Utilizamos vías formales e informales de comunicación como redes

sociales, lo que ha permitido entregar información relevante de los

pacientes en forma simultánea y coordinar acciones. También se gestionó la

posibilidad de entregar en comodato catres clínicos a los pacientes que

estén postrados para facilitar su manejo en casa”.

“Todo esto ha sido valorado positivamente por los pacientes, sus familias y

el equipo humano ya que se ha logrado mayor comunicación y confianza,

para brindar atenciones más oportunas, mayor rapidez para coordinar las

intervenciones en un paciente descompensado y fortalecer la mirada

interdisciplinaria” explicó Sandra Vera.

Dentro de los desafíos futuros se encuentran obtener mayores horas de

algunos profesionales, mayor capacitación específica del equipo y mejorar la

coordinación dentro de la red, tanto con APS como atención terciaria.

Deja una respuesta