Joven de 26 años se colgó mientras su pareja dormía.

Una depresión no tratada sería la razón por la que el joven identificado con las iniciales Y.E.D., de 26 años, atentara en contra de su vida la madrugada de ayer en Quilpué.

El muchacho, que se desempeñaba como copero en el conocido local nocturno porteño La Piedra Feliz desde hace 6 meses, no fue a trabajar el domingo pasado debido a que tenía fuertes dolores de espaldas, por lo que se excusó ante sus jefes.

DEJO QUE SE DURMIERA

Su pareja, con quién convivía en una casa ubicada en la calle Rubén Darío, en el sector de Retiro en Quilpué y que también trabaja en el local nocturno, tampoco acudió a sus labores debido a que se quedaría en el hogar que compartían cuidándolo.

Pasadas las 4 de la madrugada y aprovechando que su pareja dormía, el joven se dirigió a una habitación continua, donde se encerró con llave.

Fue en ese lugar donde el muchacho atentó en contra de su vida, colgándose en una viga y pereciendo en el lugar.

A eso de las 13 horas de ayer y al percatarse que su pareja no se encontraba en su habitación, la novia de la víctima comenzó a buscarlo y se percató que una de las habitaciones del inmueble permanecía cerrada con llave. A través de una ventana, la muchacha vio el cuerpo colgado del joven y al no poder abrir la puerta, fue en busca de un amigo para que la derribara. Luego de ello, los muchachos descolgaron el cuerpo del joven y llamaron a la Policía de Investigaciones y a la Brigada de Homicidios, quiénes llegaron al lugar.

Se determinó que el fallecido arrastraba desde hace un tiempo una depresión no tratada psicológica ni psiquiátricamente. Pasadas las 17 horas, el cuerpo del joven fue trasladado por personal del Servicio Médico Legal, para que se le practicara la autopsia correspondiente.

Deja una respuesta