Menu

 

 

 

 

A+ A A-

“Avances y desafíos del Turismo Inclusivo”.

 

En la actualidad la llamada “igualdad de oportunidades” para el disfrute y realización de turismo,

se define como “turismo inclusivo” a nivel nacional y “turismo accesible” a nivel internacional

según la Organización Mundial de Turismo (OMT). Estas dos formas son equivalentes, las cuales

están orientadas a incorporar en toda la cadena de valor, vale decir; entornos, bienes, productos,

transporte, procesos, servicios y actividades turísticas con infraestructura habilitante, criterios

que se traduzcan en acciones concretas de accesibilidad universal, destinados a personas que

presentan algún tipo de discapacidad, con el objetivo de otorgar la posibilidad de que todos

puedan acceder, disfrutar y compartir los productos y servicios turísticos, y de esta manera

generar procesos de “inclusión” a personas que se presentan con distintas capacidades

(OMT,2016). Este proceso de evolución de la actividad turística, debería permitir generar un

incremento en los visitantes y/o usuarios, aumentando la rentabilidad, sostenibilidad y

“competitividad” del destino, ya que los destinos turísticos que han tenido la capacidad y han

apostado por incorporar estas acciones, se han “diferenciado” de otros, atendiendo a esta

demanda creciente y constante, lo que en definitiva, pueden determinar en una medida

importante el éxito de un destino en el largo plazo.

A nivel internacional el turismo accesible comienza a desarrollarse en los años ochenta, a partir

del trabajo desarrollado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), generando

declaraciones, resoluciones y diversas recomendaciones en esta materia, las cuales plantean la

relevancia que tiene la accesibilidad como un componente insustituible de cualquier política de

turismo sostenible y responsable, considerando que el 15% de la población a nivel mundial

según la Organización Mundial de la Salud (OMS) presenta algún tipo de discapacidad. A esto hay

que agregar el reconocimiento y adopción por parte de las naciones unidas durante el año 2006,

generando una resolución vinculada a los derechos de las personas en esta materia.

También podemos observar a España como pais pionero en esta materia, el cual cuenta con una

legislación, específicamente la Ley 51/2003, de igualdad de oportunidades, no discriminación y

accesibilidad universal de las personas con discapacidad conocida como (LIONDAU), la cual

determina las acciones y pautas a seguir para lograr la igualdad de oportunidades de las personas

con discapacidad.

A nivel nacional se han realizado acciones concretas durante la última decada, entre las cuales

podemos mencionar; el trabajo que empezó a desarrollar CONAF en la implementación y mejoras

en la accesibilidad en Áreas Silvestres Protegidas (2013), la inauguración de Paneles informativos

con lectura Braille y sendero accesible Parque Nacional Alerce Costero (2013), las diversas

capacitaciones y talleres ejecutadas por SERNATUR a diversos actores publico/privados en

temáticas vinculadas a la accesibilidad del turismo (2013-2016), el Programa social “ Vacaciones

Tercera Edad” y su orientación inclusiva al segmento de los adultos mayores (2001), lanzamiento

de la Guía de Alojamientos Turísticos Accesibles para personas con discapacidad a cargo de

SENADIS y SERNATUR (2014), la incorporación del sistema Braille en los servicios de alimentación

de la Región de Aysén (2014), el mejoramiento de infraestructura inclusiva en el de Parque

Ecuador en Concepción(2014), la Inauguración de la primera playa accesible en Coronel y Lota –

Bío Bío (2014), entre otras.

Otro avance es lo que se conoce como el “Sello Chile Inclusivo” que fue desarrollado en el marco

de la cooperación Chile–Unión Europea, gestionado por la Agencia de Cooperación Internacional

de Chile, AGCI. Este sello es un reconocimiento por parte del gobierno de Chile y otorgado por el

Servicio Nacional de la Discapacidad (SENADIS), a organizaciones públicas, organizaciones privadas

(grandes, medianas, micro y pequeñas empresas) y espacios públicos. Este reconocimiento se

realiza a través de un proceso de autoevaluación, siendo el SENADIS la institución encargada en

generar la evaluación técnica y verificar a partir de un comité interno institucional y del Consejo

Consultivo de Discapacidad. En definitiva, esta es una distinción de carácter público que acredita

las acciones e iniciativas que han realizado en el ámbito de inclusión social de personas con

discapacidad, mejorando por un lado la imagen corporativa de la institución/empresa, y por otro,

otorgándoles más posibilidades que prestar servicios al Estado, ya que se reconocerá como un

indicador que influirá en la ponderación en ChileCompra.

Junto a ello es importante señalar el reconocimiento de diversas áreas de intervención que son

indispensables a la hora de pensar en avanzar en esta materia, como por ejemplo, la planificación;

la cual va a depender de la capacidad de trabajar colectiva y coordinadamente entre actores

públicos, privados y la sociedad civil en post del turismo accesible, generar cambios en el ámbito

legislativo en materia de igualdad y no discriminación, elaborar investigaciones de carácter

evaluativo a partir de una serie de indicadores identificados y realizar instancias de sensibilización

(OMT,2016). Es pertinente mencionar en este punto el rol de los Municipios para la generación de

acciones sobre esta materia, el cual debería tener la capacidad de establecer las directrices del

desarrollo turístico en un territorio acotado “lo local” con la participación activa de los otros

actores que intervienen, definiendo objetivos, políticas, estrategias y acciones concretas, que

orienten y guíen los ámbitos vinculados a la “igualdad de oportunidades”, a la inversión

socioeconómica, al ordenamiento y uso de los recursos culturales y naturales utilizables para este

fin.

Finalmente, este es un desafío y evolución en el cual se debe trabajar, donde lo fundamental es

continuar ahondando en la implementación de prácticas que potencien el desarrollo del turismo

inclusivo en las diversas actividades, servicios y atractivos turísticos, siendo parte fundamental de

un modelo sustentable, y que permita hacer frente a las oportunidades y desafíos que este sector

tiene en la actualidad en materia de igualdad de oportunidades, considerándolo como un

componente estratégico para el desarrollo socioeconómico-local e insustituible para el desarrollo

de esta actividad.

Para mayor información y bases de postulación visite el sitio web www.senadis.gob.cl -

www.sellochileinclusivo.cl www.sernatur.cl

 

Por Javier Rodríguez Valenzuela.

Socioeconomista e investigador del Centro de Investigación en Turismo y Patrimonio

Línea Turismo y Sostenibilidad.

Buscan que etnia Rapa Nui sea protagonista del desarrollo de su isla a través del turismo.

 

UNAB trabaja con Aldea Educativa.

Recientemente, se firmó un histórico acuerdo entre Conaf y la comunidad Ma’U Henua, que representa al consejo de clanes, para la coadministración del Parque Nacional Rapa Nui. Lo anterior, es un ejemplo concreto del trabajo que se está realizando con miras a propiciar que la comunidad Rapa Nui se haga cargo del destino y desarrollo de su territorio.

Además, si bien con este cuerdo se alcanza un anhelo de la comunidad Rapa Nui, impone el desafío de gestionar eficientemente el manejo del parque y desarrollar el turismo sostenible sobre una superficie que supera las 7 mil hectáreas y que abarca más del 40% de la superficie de la Isla de Pascua.

En este contexto, surge la necesidad de formar técnicos y profesionales de la etnia, en todos los ámbitos del conocimiento, para que puedan encabezar este proceso de cambio hacia un desarrollo sostenible.

Aldea Educativa

Para ello, el trabajo que se desarrolla en la Aldea Educativa “Ho a o te Mana” es fundamental. Este establecimiento educacional intercultural bilingüe, creado al alero de la UNESCO, el Ministerio de Educación y la Municipalidad de Isla de Pascua; está emplazado en el extinto leprosario, en un entorno natural privilegiado, y que posee una arquitectura que armoniza con el paisaje característico de Rapa Nui.

A la Aldea concurren a diario 268 jóvenes de la etnia Rapa Nui, con el objetivo de convertirse en los futuros actores del desarrollo económico, social y ambiental de la Isla. La especialización en turismo es una de las líneas formativas y donde el establecimiento ha estado innovando en la formación de sus estudiantes, considerando que la isla se encuentra altamente impactada por un turismo masivo y donde resulta imperativo avanzar hacia un modelo sostenible.

En ese contexto, la Universidad Andrés Bello, a través de su Campus Quintay, la carrera de Ecoturismo y el Gobierno Regional, han ejecutado programas de perfeccionamiento dirigidos a los profesores de la Aldea Educativa, para entregar las nuevas tendencias en turismo sostenible y como éstas pueden ser incorporadas a la realidad territorial, ya sea como normativas y políticas o más directamente a través de la generación de nuevas ofertas de productos turísticos

“La estrategia de trabajo es aportar de manera concreta a la formación de los jóvenes de Rapa Nui y contribuir al cambio del actual modelo de turismo. Para ello, hemos querido amplificar nuestro impacto, entregando nuevos conocimientos a los profesores de la Aldea Educativa. Son ellos los que están formando a los futuros protagonistas de la Isla y necesitan además de su férreo compromiso, nuevas herramientas en el aula y contenidos relacionados con los desafíos del territorio. Esta iniciativa de perfeccionamiento no termina aquí, dado que la Universidad posee la carrera de Ecoturismo en Viña del Mar y opciones de magíster en turismo”, señaló Diego Ramírez, director del Campus Quintay.

“Esta oportunidad nos permitió observar de cerca la extraordinaria labor de los profesores en la Aldea Rapa Nui y recoger su necesidad de perfeccionamiento en ámbitos específicos como el turismo, la agronomía, los idiomas o el aprendizaje activo. Históricamente, para los docentes de la Isla han sido escasas las oportunidades para tomar un programa de diplomado o magister, sin tener que realizar abrumadores esfuerzos económicos y familiares. Sin embargo, nuevas opciones para programas a distancia y semi-presenciales son posibles con la progresiva mejora de las conexiones de internet en la Isla. Recientemente, realizamos uno de cinco módulos a distancia y su resultado fue muy alentador”, señalo Ramírez.

Turismo Cultural en el Valle de Aconcagua: Desarrollo Sustentable del Patrimonio para las Comunidades Locales.

 

“No existe turismo sin cultura” señalaban Hunziker y Krapf 1 . Categórica expresión

nos revela que detrás de toda actividad turística subyace un componente cultural

–con todas las complejidades que conlleva dicho término–, que pone al ser

humano en el centro de la cuestión, como productor, medio y objeto del turismo.

Pero si bien todo turismo tiene esta matriz cultural, es también cierto que la

denominación “turismo cultural” adquiere ciudadanía propia como un forma de

turismo de intereses especiales que releva los aspectos históricos, artísticos y

culturales de un lugar.

El interés de quienes visitan sitios patrimoniales, como un inmueble histórico o un

sitio arqueológico, radica en un deseo de conocimiento de otras culturas y

personas, o bien un encuentro con las propias raíces. Así, el turismo cultural,

enriquece al viajero con conocimientos y experiencias singulares. Viajar a Francia

y visitar el Louvre o la torre Eiffel por ejemplo, son actividades obligadas para

aquellos que quieran vivir lo más representativo de la cultura francesa.

El valle de Aconcagua es una zona llena de historia y cultura, aspectos que

atestiguan el enorme potencial para el desarrollo de la actividad turística. Más de

500 años de historia tiene este valle, una vasta densidad cultural que se extiende

desde los pueblos prehispánicos hasta las importantes personalidades del siglo

XX como Gabriela Mistral o Pedro Aguirre Cerda. Importantes hechos históricos

han sucedido en este espacio, entre ellos, relevante es el cruce del Ejército de los

Andes, que dejó un rico relato histórico y toda una red de monumentos y sitios

patrimoniales. Ejemplos del uso de este patrimonio cultural para la elaboración de

productos turísticos es el Parque Arqueológico Paidahuén que ha implementado

senderos guiados y señalizados para apreciar el arte ruspestre de los petroglifos o

el Tour en la góndola-carril, que rescata la experiencia del viaje en el Ferrocarril

Trasandino.

Un aspecto clave para conocer la cultura local son los museos, de los cuales el

valle posee una abundante oferta: hay museos arqueológicos, religiosos, militares,

ferroviarios, de sitio y generales, que hablan de los pueblos originarios, pasando

por la época colonial, la independencia y el período republicano. El Museo

Arqueológico de Los Andes cuenta con atractivas colecciones; museos religiosos

como el Ex Convento de las Carmelitas Descalzas de Los Andes son

representativos de la vida religiosa y conventual de Aconcagua; hay museos

históricos que hablan de la historia general del valle como el Museo Histórico y

Arqueológico de Aconcagua en San Felipe. Otro, como el Museo de Pedro Aguirre

Cerda en Pocuro, dan cuenta de la vida de personalidades relevantes. Son solo

algunos ejemplos, que hablan de la riqueza histórica y cultural del valle de

Aconcagua.

Como zona agrícola y campesina, Aconcagua puede potenciar el agroturismo

realzando sus antiguos poblados (Pocuro, Curimón, Almendral, Jahuel, Putaendo)

con sus paisajes rurales y arquitectura colonial, sus personajes típicos (tierra de

huasos, arrieros, artesanos, pirquineros y ferroviarios) o su gastronomía tradicional

(productos locales como el charqui o la cazuela nogada). Aquí se desarrollan

diversas fiestas tradicionales como la trilla a Yegua Suelta en San Esteban y Calle

Larga o la Fiesta de la Chaya en distintos puntos del valle. Con este multicolor

abanico cultural es posible diversificar la oferta y ofrecer productos turísticos

atractivos.

Como se ve, el patrimonio cultural es la materia prima de esta forma de turismo,

tanto de sus expresiones materiales como inmateriales, por tanto su conocimiento,

investigación y puesta en valor deben ser prioritarias para el fomento turístico.

Como reconoce el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, el turismo cultural

bien gestionado puede convertirse en una herramienta que permita la

sustentabilidad y la salvaguardia del patrimonio 2 , de modo que la diada turismo-

patrimonio o patrimonio-turismo puede ser una relación virtuosa para gestores

culturales, investigadores, el turismo y la comunidad.

Si bien se han realizado importantes avances, falta aún mucho por desarrollar. Es

necesario implementar nuevos emprendimientos y productos turísticos; algunos

museos deben modernizarse y establecer planes de gestión que integren a la

comunidad; es necesario un plan de evaluación del patrimonio para establecer

prioridades; y también generar asociatividad entre los distintos agentes que

participan en el turismo cultural. Se debe asimismo educar a la comunidad para

que ésta valore su patrimonio local, para que sean ellos quienes en el futuro

protejan y administren sus bienes culturales y, eventualmente, puedan darles un

uso turístico.

En todo caso, toda actividad turística que se desarrolle en torno al patrimonio

cultural debe hacerse de forma sustentable, respetando las costumbres locales,

sin sobrecargar los sitios e integrando a las comunidades locales.

Esto último es relevante, pues se debe desarrollar un turismo enfocado en las

personas, pues son ellos en definitiva los depositarios y transmisores de la cultura.

El turismo debe estar al servicio de las comunidades, y no al revés. No se debe

desarrollar un turismo de postal con destinos asépticos, sino un turismo real y

fluido, generando relatos más auténticos, donde se pueda entender la cultura local

con el contacto con su gente.

Se debe ofrecer, en definitiva, un turismo donde se rescate el valor de lo humano,

cuya diversidad sea el pilar de su riqueza. Solo así el turismo y el patrimonio

cultural alcanzaran un relación donde se retroalimenten de manera armoniosa.

Cristrian Urzúa Aburto,

Investigador Área Patrimonio Histórico Cultural, Línea de Patrimonio,

Centro de Investigación en Turismo y Patrimonio, www.cityp.org

Más de 130 niños participan en Colonias Urbanas en Kingstown School.

 

La iniciativa es desarrollada por estudiantes y jóvenes de la Parroquia Jesucristo Misionero de Reñaca Alto.

Con gran alegría y entusiasmo, más de 130 niños y niñas están participando en las Colonias Urbanas que se están llevando a cabo en el Kingstown School de Viña del Mar desde el lunes 18 hasta el viernes 22 de julio, con el objetivo de brindar un espacio de recreación y compañerismo durante las vacaciones de invierno.

“Es un trabajo que los jóvenes de la Parroquia, más jóvenes de colegios hacen como un servicio a los niños, especialmente a niños que nosotros vamos conociendo, que tienen alguna vulnerabilidad o dificultad familiar. Es una experiencia de pasarlo bien en vacaciones. Hay muchos juegos, hay temas como la amistad, la alegría, la ecología y también hay talleres en las tardes, de acuerdo al gusto de cada niño. Como por ejemplo Gastronomía o Repostería, Deporte, Teatro, Arte. En fin, distintas cosas”, señaló Miguel Ángel Concha, párroco de la Parroquia Jesucristo Misionero de Reñaca Alto.

Asimismo, indicó que es primera vez que las Colonias Urbanas se realizan en invierno, porque normalmente se llevan a cabo en verano, desde hace unos 15 años. “Es una tradición que se va repitiendo a través de los jóvenes que pasan por la Parroquia. Los niños pueden ser de cualquier sector de Reñaca Alto y participan también de Glorias Navales y de Expresos Viña. Las edades son de 4 a 11 años, pero igual aceptamos de 12 y 13. Ellos llegan a las 11 de la mañana y se retiran a las 5 de la tarde”.

Los encargados son aproximadamente 60 jóvenes secundarios y el equipo coordinador está compuesto por universitarios que antiguamente fueron tíos o estudiantes de colegios del sector, quienes ya están en otra etapa de sus vidas, sin embargo, participan activamente en la planificación, debido a la experiencia enriquecedora que los motiva. También colaboran apoderados.

“Yo empecé en Séptimo Básico, como a los 14 años. De ahí hemos ido avanzando hasta ahora. Ya llevo como 6 años en esta labor. Estamos muy agradecidos con don Jaime, por prestarnos su colegio. Ha tenido demasiada disponibilidad. El colegio es precioso y don Jaime el primer día dijo que podíamos usar todo lo que quisiéramos. La verdad es que estamos totalmente agradecidos de Kingstown School y sobre todo con don Jaime”, manifestó Carlos García, integrante del equipo coordinador.

El joven universitario explicó la metodología de trabajo con los niños. “Nosotros trabajamos de dos formas. Primeramente, dentro de la sala: hoy es el día de la amistad, mañana el de la naturaleza, hay un día de los derechos y deberes del niño, etc. Luego de eso, en la tarde, trabajan los distintos talleres para potenciar las diferentes habilidades de los niños. Tenemos Circo, Fútbol, Gimnasia, Cocina, etc. La idea es que el niño escoja un taller a su gusto, según lo que quiere potenciar”.

Cabe señalar que en las Colonias Urbanas de los Sagrados Corazones también colaboran 29 estudiantes del Kingstown School.

“Ya llevo 5 años. Ahora, a los coordinadores egresados de las pastorales juveniles se les ocurrió realizar por primera vez las Colonias Urbanas en invierno. Se trata de un servicio a los niños de escasos recursos. Mi colegio, The Kingstown School, tiene los implementos necesarios para ocuparlo, tiene salas especializadas que son para niños de 4 y 5, la cocina y cosas que en otros colegios en los cuales hemos estado no tienen. El dueño le dijo al Padre que el colegio estaba disponible para lo que él quisiera. Yo le dije que mi colegio tenía toda la infraestructura, las canchas de tenis, todo. Aquí estamos y se dio”, relató contenta la organizadora estudiante de Cuarto Medio del Colegio Kingstown School, Daniela Valenzuela.

En tanto, el sostenedor del establecimiento viñamarino, Jaime Molina, aplaudió la iniciativa, recordando la importancia que tiene para los niños poder disfrutar los días de vacaciones, felicitando la motivación de los jóvenes coordinadores y agradeciendo la oportunidad de apoyar la instancia.

“Estoy muy contento, muy orgulloso de que el Párroco de Reñaca Alto haya pensado en nosotros, en nuestro colegio. Eso también tiene que ver con una presencia activa de alumnas de Cuarto Medio en la comunidad católica de Reñaca Alto. El Padre se acercó, nos pidió un espacio para trabajar estas Colonias Urbanas y con mucho gusto y agrado hemos accedido a facilitar las dependencias, a poner a disposición nuestra gran infraestructura como colegio, canchas, salas de clases, patios, todos los espacios comunes para todos esos niños que no pueden disfrutar de unas vacaciones en familia, puesto que los padres tienen que trabajar. Estamos muy honrados de que gran parte de los coordinadores de estas Colonias Urbanas sean de nuestro colegio. Tenemos alumnos de Tercero y Cuarto Medio que están como coordinadores y eso también nos llena de orgullo, porque nos indica que hay una formación integral de nuestros estudiantes y que el tema valórico está muy presente en nuestro colegio”.

Presentan plan un plan maestro para el desarrollo turístico del parque nacional La Campana.

 

Gobernador Provincial César Barra destacó la iniciativa “porque

vamos generando un destino donde concurran más turistas tanto

nacionales como extranjeros, para generar más oportunidades

de desarrollo y empleo para la provincia de Quillota.

Un Plan Maestro de Desarrollo Turístico para el Parque Nacional La

Campana está desarrollando la Subsecretaría de Turismo dependiente

del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo.

La iniciativa incluye el sector Granizo y Cajón Grande en la comuna de

Olmué y el sector Ocoa en la comuna de Hijuelas y tiene como

objetivo poner en valor los recursos naturales y culturales, para

fortalecer la experiencia turística de los visitantes, apoyar la

conservación de la biodiversidad, generar una oferta de actividades

recreativas, incluyendo a la comunidad local en el desarrollo.

Este plan fue presentado a dirigentes, vecinos y empresarios de la

comuna de Hijuelas y contempla un diagnóstico de la infraestructura

del parque, sus atractivos, la cantidad de visitantes que tiene el parque

nacional, declarado Reserva Mundial de la Biosfera, además de

propuestas para mejorar su condición de atractivo turístico.

Según los especialistas, con un adecuado plan de manejo turístico,

que incluiría inversión pública y un área de concesión a privados, se

podría aumentar la visitantes nacionales y extranjeros que

actualmente tiene el parque nacional.

Katrina Sanguinetti, directora regional del Sernatur, explicó que esta

iniciativa forma parte de los compromisos gubernamentales de poner

en valor y habilitar los parques nacionales de gran valor como en este

caso La Campana

“El objetivo es mejorar su infraestructura habilitante, de modo que se

pueda aumentar el nivel de visitación, es un parque con mucha historia

sobre todo en el tema de la ruta de Darwin y pudiendo ser un

elemento potente para el desarrollo de negocios en su entorno. Olmué

ya cuenta con un nivel de desarrollo y pensamos que Hijuelas puede

ser de una gran potencia. Todo lo que pueda ocurrir dentro del parque

en los sectores que se piensan habilitar para las concesiones, además

de pórticos, estacionamientos, baños, mesones de atención, paneles

de interpretación, miradores, que peritan una muy buena visita y una

muy buena experiencia”, explicó la directora de Sernatur.

Propuesta

En plan maestro se propone que el Parque Nacional La Campana será

reconocido a nivel nacional por su gran valor patrimonial, al poseer el

bosque de palmas chilenas más grande del mundo.

Se contempla ofrecer una red de senderos que permitiría recorrer

bosques de palmas, robles, boldos y peumos, entre otros, mostrando

la diversidad de flora y fauna de la zona central del país,

contemplando desde las cima del cerro La Campana la vista desde la

Cordillera de los Andes hasta el mar.

Para esto se propone contar con infraestructura adecuada,

posibilitando recorridos seguros que pongan en valor la conservación

del lugar y permitiendo la realización de actividades ecoturísticas como

merienda, camping y senderismo, a lo que se agrega que este

entorno, como destino, forma parte de la ruta de Darwin.

Las comunidades aledañas entregarán una oferta complementaria a

las actividades de naturaleza, ofreciendo otros servicios como arriendo

de equipamiento, alojamiento, gastronomía y rutas guiadas.

El Gobernador César Barra, dijo que se trata de una iniciativa que

permitirá potenciar lo que ya realizan algunos empresarios locales en

la comuna de Hijuelas.

“A partir de la riqueza de nuestra naturaleza, queremos involucrar a

los empresarios en el desarrollo de este plan, como se potencia la

conservación por parte de Conaf, como se mejora la infraestructura

con inversión pública y la colaboración privada y así vamos generando

un destino que se potencie y concurran mucho más turistas tanto

nacionales como extranjeros, para generar más oportunidades de

desarrollo y empleo para la comuna de hijuelas y la provincia de

Quillota”, manifestó el gobernador Barra.

“Este estudio es bueno para nosotros, porque nosotros somos

pequeños emprendimientos aledaños al parque nacional y todo lo que

sea potenciarlo y desarrollar el turismo en el parque nacional no viene

bien. Acá hay emprendimientos que ya funcionan con turistas, hay

restaurante, alojamiento, turismo rural, agroturismo, con turistas todo

el año, por eso que se potencie el parque nos cae súper bien”, explicó

Carmen Cuevas, presidenta de la Cámara de Turismo y comercio de

Hijuelas.

DATOS PARQUE NACIONAL

Parque Nacional La Campana

8.000 hectáreas

3 accesos, 3 sectores

71 hectáreas para el uso público

53 km de senderos (38%)