Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Ministra de Energía detalló los desafíos del sector eléctrico y anunció la creación de una Unidad de Vigilancia Tecnológica.

 

Susana Jiménez participó en un conversatorio organizado por Transelec acerca de los desafíos de la energía del futuro, donde resaltó que las políticas públicas deben ser capaces de adaptar y acelerar los cambios que se vienen.

Ante más de 300 personas que asistieron al Tercer Ciclo de “Conversaciones que Conectan 2018”, la ministra de Energía, Susana Jiménez, hizo una detallada revisión de la evolución energética que ha experimentado Chile desde la década de los 80’, a la vez que proyectó los desafíos que vienen y los compromisos que impulsa su cartera.

“En nuestro país, el sector energético está atravesando un proceso de cambio vertiginoso. En los últimos 10 años pasamos de la crisis del gas al despliegue de las energías renovables, la aparición de la generación distribuida y la electromovilidad”, señaló la ministra de Energía, Susana Jiménez.

La secretaria de Estado destacó la instancia de diálogo, ya que “permite ver cuáles son los cambios, las tendencias y cómo desde el sector público alineamos nuestra normativa para poder, no solo acelerar la introducción de esos cambios, sino que tener la flexibilidad suficiente para que aquellas tendencias que hoy no son visibles también puedan ser recogidas en beneficio de la calidad de vida de las personas”.

Con tales desafíos a la vista, la ministra Jiménez reiteró el compromiso establecido en la Ruta Energética 2018-2022 de “crear una Unidad de Vigilancia Tecnológica, cuyos análisis permitan prepararnos para los cambios tecnológicos que se avecinan”.

Durante el seminario -en el cual también participaron Gianni Kovacevic, reconocido experto en temáticas de energía, recursos naturales y mercados emergentes, Andrés Kuhlmann, gerente general de Transelec, y Rodrigo Palma, investigador del Centro de Energía de la Universidad de Chile-, se abordaron interrogantes relacionadas con cómo impactará en nuestras vidas la energía del futuro, y de qué forma se adapta la actual regulación a los desafíos de la energía.

En este contexto, Kovacevic comentó que hoy nos movemos desde los combustibles fósiles hacia la electrificación. “Una vez que uno se aleja de los recursos tradicionales, lo que se tiene que hacer es comenzar un nuevo proceso de electrificación. Ese cambio va a ser liderado por las energías renovables. En Chile tienen mucho sol en el norte, tienen litio y cobre que hacen posible la electricidad, y tienen potencial de viento en el sur. La electricidad es el futuro”, afirmó.

En respuesta a lo anterior, la ministra Jiménez afirmó que “tanto el énfasis en la electrificación como en la importancia del cobre son una buena noticia para nuestro país. Tenemos este maravilloso potencial de energía renovable, y somos grandes productores de cobre. Por lo tanto, estas tendencias y estos procesos que estamos viendo en el mundo -por ejemplo, la electromovilidad o la producción de hidrógeno verde-, significan una potencialidad aun mayor para la capacidad y recursos que tenemos en Chile”.

Por su parte, Rodrigo Palma, comentó que “Chile tiene una gran oportunidad en cuanto al desarrollo de las energías renovables, especialmente la solar, por lo que hay que aprovechar esta ventana, ya que nuestro país se puede convertir en un actor solar relevante en el mundo y crear así una nueva industria local”. Y agregó, que “para ello contamos con gente capacitada en el ámbito industrial, tenemos instituciones robustas en el mundo público; es decir, tenemos todo para hacer la revolución solar chilena".

Diputada Camila Flores valora el acuerdo del Plan Integral del Río Aconcagua.

 

Tras participar de una reunión con el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine y las Juntas de Vigilancia del Río Aconcagua, la diputada de Renovación Nacional Camila Flores, destacó el plan de trabajo que busca implementar un desarrollo y explotación sustentable de la cuenca del principal río de la Región de Valparaíso.

El acuerdo requirió del trabajo conjunto de los representantes de las cuatro Juntas de Vigilancia del río y el Ministerio de Obras Públicas, y busca abordar la problemática de la escasez hídrica, con un plan que considera acciones inmediatas y también un paquete de medidas a mediano y largo plazo.

Para la diputada por el distrito 6, Camila Flores, “este plan integral viene a entregar una respuesta concreta a las necesidades en materia hídrica del Valle de Aconcagua, y en ese sentido, quiero destacar el liderazgo del ministro Fontaine, el compromiso del senador Francisco Chahuán y la participación de los dirigentes de las Juntas de Vigilancias”.

Para la temporada 2018 – 2019, el paquete de medidas contempla la habilitación y puesta en marcha inmediata de los pozos de Curimón, Panquehue y Llay Llay, junto a obras de conducción que hagan más eficaz el uso de las aguas obtenidas.

La diputada Flores también destacó la construcción de nuevos pozos profundos en Llay LLay, señalando que “me parece de todo sentido avanzar en la construcción de estos pozos y el desarrollo de todos los estudios de delimitación de los acuíferos y sectores hidrogeológicos de aprovechamiento del Río Aconcagua, porque van a permitir obtener de manera eficiente, responsable y sobre todo sustentable, el recurso hídrico común que nos entrega el río en el Valle de Aconcagua”.

El plan integral del Río Aconcagua, considera también la elaboración de estudios para construir piscinas de infiltración de los acuíferos y la instalación de estaciones de medición telemétricas para el monitoreo del caudal del río y los niveles de extracción de los pozos y la entrega de incentivos a la tecnificación asociada al riego.

Finalmente, Camila Flores agregó que “las mesas técnicas que se van a conformar con la Dirección General de Aguas, la Dirección de Obras Hidráulicas y un representante de cada sección, van a permitir un análisis serio, tendiente a proyectar un trabajo a largo plazo en un tema tan sensible para nuestra región”.

Experto exige reformulación de la Jornada Escolar Completa tras informe de la OCDE.

 

El especialista en educación y académico de la Universidad de Santiago, Dr. Jaime Retamal, afirma que el documento, que concluye que los estudiantes de básica de Chile son los que más tiempo pasan en las escuelas, motiva una discusión inmediata en el Congreso sobre los resultados de la JEC. De acuerdo a la prueba PISA, los connacionales están por debajo de la media de países desarrollados y con una brecha de aprendizajes de tres años en comparación a Singapur. “Llegó la hora de evaluar la Jornada Escolar Completa y, en general, repensar el uso del tiempo escolar”, sostiene.

Los escolares chilenos de primero a sexto básico pasan dos meses más en clases que sus pares de otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Así lo concluye el informe ‘Education at a Glance 2018’, que evalúa la inversión realizada a nivel preescolar.

Para el experto en educación y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Jaime Retamal, el dato que entrega el organismo internacional revela que tanto chilenos como daneses son los que más tiempo pasan en el aula, lo que hace urgente una discusión en el Congreso sobre el uso del tiempo escolar en los establecimientos de educación primaria del país.

“Llegó la hora de evaluar la Jornada Escolar Completa (JEC) y, en general, repensar el uso del tiempo escolar”, afirma el doctor en ciencias de la educación. “Debiera discutirse y evaluarse en el Congreso, teniendo a la mano indicadores para medir el verdadero impacto de esta y reformularla, así como la normativa que regula las seis horas de libre disposición y la ley de aseguramiento de la calidad, a fin de pensar sistémicamente el uso del tiempo escolar”, insiste.

De acuerdo al informe de la OCDE, los estudiantes chilenos están 1.039 horas en clases al año y 6.233 horas en seis, en contraste con el promedio anual de la OCDE, de 799 y en un sexenio, de 4.620. Es decir, los connacionales están 67 días más que sus pares en el colegio, en circunstancias que en la última PISA se situaron por debajo de la media de las naciones desarrolladas y con una brecha de aprendizajes de tres años en comparación a Singapur.

“Los escolares que pasan menos tiempo en los establecimientos escolares de toda la OCDE son de Finlandia. Es sumamente interesante hacer esa comparación, porque descubrimos de inmediato que el problema del tiempo escolar nunca ha sido pensado”, afirma el académico del Departamento de Educación del plantel estatal, en alusión a los buenos indicadores que ostenta el país europeo en materia educativa.

“El problema es cómo usamos el tiempo para favorecer los aprendizajes de los estudiantes y cómo hacemos para que el tiempo escolar sea efectivamente significativo para ellos”, subraya el experto en gestión de la calidad educativa. “La JEC no ha dado los resultados que se esperaban y padres, directores, profesores y estudiantes reclaman constantemente que el tiempo lo usan para prepararse para pruebas estandarizadas. Eso es muy negativo, porque nos dice que el sistema sigue entendiendo calidad educacional como el resultado de una prueba de estas características”, critica.

Finalmente, el especialista en clima y convivencia escolar recalca que países como Estados Unidos, España, Francia han impulsado reformas para intervenir el tiempo y el ritmo de los estudiantes, a fin de favorecer sus aprendizajes, lo que contrasta con la experiencia nacional, donde se ha producido una acumulación cuantitativa de tiempo.

“Las escuelas deben replantearse el uso del tiempo y cómo se usa: si para reforzar una asignatura determinada o para producir otros aprendizajes; si utilizamos ese tiempo para producir resultados, prepararnos para la PSU o descubrir otras realidades y hacer acciones, como visitas guiadas”, concluye.

METRO Valparaíso se suma a la campaña “Deja tu auto en casa,yo te llevo”.

 

En estas Fiestas Patrias.

Campaña del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones está enfocada en la

prevención y el autocuidado.
Con una invitación a usar el Metro en Fiestas Patrias, la empresa se
sumó a la campaña del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones “Deja el auto en casa, Yo
te llevo”.
En este sentido, la empresa informó que durante los días de festejo operará con sus horarios
habituales de fin de semana y festivo, con un monitoreo permanente al comportamiento de la
demanda de manera de activar aumentos de capacidad en caso de ser necesario.
Además, se reforzará la vigilancia en los servicios e instalaciones con el fin de mantener una buena
experiencia de viaje, en un servicio seguro y confiable.
“Queremos invitar a las familias a subirse al Metro en estas fiestas. Para ir a la playa o al campo, es
la mejor alternativa: un medio sustentable, seguro, para olvidarse de tacos y de estacionamientos;
para disfrutar del paisaje y los panoramas. Por eso, deja el auto en casa, Yo te llevo” invitó el
gerente comercial y Servicio al Cliente de Metro Valparaíso, Álvaro Retamales.
Al respecto, destacó el panorama de paseos en Lancha desde el Muelle Prat, con descuentos
exclusivos para los pasajeros de Metro Valparaíso que llegan en tren hasta la Estación Puerto.
Además, Retamales recordó que desde las estaciones de Metro se puede llegar a muchos eventos
y programas entretenidos como el Circo y el Puerto Deportivo en Estación Barón; la playa y
restaurantes de la caleta en Estación Portales; el acceso a la capital del folclor, desde la Estación
Limache, combinando con los buses integrados; entre otros.

“Deja el auto en casa, Yo te llevo”
Con motivo de esta campaña, el Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Gérard Oliger, llegó
hasta la Estación Puerto, donde junto a los maquinistas de Metro Valparaíso invitó a la ciudadanía
a tener una actitud responsable durante las fiestas.
“Si va a tomar, deje el auto en la casa y prefiera otros medios para trasladarse, especialmente el
transporte público. Disfrutemos estas fiestas en familia y no dejemos que conductas
irresponsables empañen las celebraciones”, expresó el Seremi.

Subsecretario de Energía participa en fiscalización de instalaciones en fondas de la Región de O'Higgins.

 

Horas previas a la inauguración de las Fiestas Patrias 2018, Ricardo Irarrázabal acompañó a un grupo de autoridades locales en la fiscalización a las instalaciones de gas y electricidad en fondas y ramadas de la región.

El subsecretario de Energía, Ricardo Irarrázabal, junto a la gobernadora de la Provincia de Cachapoal, Ivonne Mangelsdorff; el seremi de Energía, Pedro Pablo Ogaz, y el director regional de la SEC, Ricardo Miranda, encabezaron una fiscalización técnica en dos de los grandes enclaves dieciocheros de la Región de O’Higgins: la Medialuna Monumental de Rancagua y el Cerro San Juan de Machalí.

Durante las visitas inspectivas, en las que fueron acompañados por los alcaldes de Rancagua, Eduardo Soto, y de Machalí, José Miguel Urrutia, se pudo corroborar que las instalaciones eléctricas y de gas en las distintas fondas y ramadas cumplen la normativa vigente para recibir con seguridad al público en la celebración de las Fiestas Patrias.

El subsecretario Ricardo Irarrázabal sostuvo que “como Gobierno hemos adoptado todas las medidas necesarias para que nada empañe los festejos en estas Fiestas Patrias. Por medio de la SEC hemos estado fiscalizando, primero en una etapa documental y ahora en terreno, que todas las fondas y ramadas que atienden público cuenten con todos los permisos necesarios, y que técnicamente sus instalaciones den total seguridad a los visitantes”

Los fiscalizadores de la SEC revisaron tableros eléctricos, las protecciones diferenciales, el cableado instalado y otros elementos del sistema eléctrico mientras que los inspectores de gas estuvieron monitoreando que no existan fugas de gas, a fin de verificar que cada local cumpla con todos los requisitos para poder funcionar y evitar así poner en riesgo al público y a los propios locatarios.

El subsecretario afirmó también que la SEC trabajará durante estas fechas y desplegará todo su capital técnico y humano, para que los asistentes a las fondas a lo largo de todo el país puedan tener una celebración tranquila y segura.

“Por medio de la Superintendencia de Electricidad y Combustible fiscalizaremos cerca de 1.600 fondas y ramadas en todo el país, realizando inspecciones eléctricas y de gas, con los recursos humanos y profesionales desplegados en terreno, por lo que llamamos a los fonderos a presentar sus instalaciones eléctricas y de gas en el marco de lo establecido para poder funcionar como es debido”, dijo la autoridad.

Irarrázabal aprovechó la ocasión de hacer un llamado a las empresas de distribución eléctrica: “Queremos pedirles a las distribuidoras que redoblen sus esfuerzos durante estos días para poder asegurar a todas las familias un suministro eléctrico continuo durante estos días de celebración considerando el aumento del consumo a nivel nacional”.

Por su parte, el Seremi de Energía, Pedro Pablo Ogaz, señaló que “para el Ministerio de Energía es muy importante que estas Fiestas Patrias sean celebraciones tranquilas y sobre todo seguras para las miles de familias que van a concurrir a todas las ramadas y fondas que están desplegadas en nuestra Región de O´Higgins. Por lo tanto hemos fiscalizado que los locales cumplan con la normativa legal vigente entregando garantías de seguridad”.

La autoridad regional agregó “hemos solicitado a CGE un Plan de Contingencia que permita a la empresa estar preparada para esta festividad, permtiendo así un suministro eléctrico seguro y continuo en todas las comunas de la Región de O´Higgins”.